11/02/2009  |  En Rosario del Tala

Denuncian más casos de malformaciones por glifosato

Un periodista del departamento Tala afirmó que denuncian la grave situación desde hace cinco años. Pero no han obtenido respuestas. Por el contrario, aseguró que han recibido amenazas e intimidaciones.
Fotogalería
1 / 1
Denuncian graves problemas de salud en Rosario del Tala por uso de glifosato en los campos de soja.
Foto: Denuncian graves problemas de salud en Rosario del Tala por uso de glifosato en los campos de soja.
En una carta enviada vía correo electrónico a este diario, el periodistade Rosario del Tala Fernando Gervasoni realizó graves denuncias por intoxicaciones con glifosato, que habrían provocado malformaciones, abortos espontáneos y enfermedades respiratorias, entre otros perjuicios.

Refiriéndose a la aparición de síntomas y secuelas concretas de la intoxicación con glifosato, Gervasoni señaló que “tarde o temprano la verdad siempre llega” y se preguntó “donde se van a meter aquellos que por miles de razones salían a desmentir cada cosa que decíamos y contábamos, aquellos que nos descalificaban una y otra vez, aquellos que argumentaban sus resoluciones diciendo que exacerbábamos la información o que queríamos sacar rédito para nuestra emisora, aquellos que en forma cobarde llamaban y amenazaban intentando callarnos, aquellos que nos sacaron el apoyo publicitario para silenciarnos”.

El periodista se lamentó por la cantidad de “casos de aborto espontáneos que se podrían haber evitado si nos hubieran escuchado en el año 2004. Hoy nuestra ciudad es una de las que tienen el más alto porcentaje de casos de cáncer en la provincia”.

Gervasoni recordó “a ese señor que llegó de la Secretaria de la Producción del Gobierno anterior, un tal Julio Medvesich, que nos desafió diciendo que tomar un vaso de glifosato es lo mismo que tomar un vaso de agua. Yo lo desafío a este señor (en alusión al que suscribe) a que lo haga y vea, se dará cuenta que no es lo mismo”.

Víctimas del glifosato
Entre los afectados por el contacto con los agroquímicos hizo referencia a “axel, un caso que nos movilizo a todos” con “malformaciones e insuficiencia renal crónica”, y señaló que para quienes descalificaban las denuncias era mas fácil decir “detrás de qué estarán estos” y prosigue el relato: “Hoy Axel fue operado en varias oportunidades, su padre ex fumigador y banderillero esta viviendo de changas. Solo quería que no le pase a nadie lo que a el le pasó, nunca fue detrás de nada". Pasaron 3 años del caso Axel y su familia se sumo al grupo reflexión rural de Rosario del Tala.

El periodista también hizo mención al “caso de Silvia y esa escuelita rural donde todos se intoxicaron producto que el avión no cortaba la estela cuando pasaba por el establecimiento que estaba rodeado de soja y veneno”.

Fabián Tomáis, otro afectado, “era trabajador de una empresa aérea de fumigación y, a pesar que no se animaba a denunciarlo públicamente, sabía que parte de lo que le estaba pasando con su salud era producto de eso, lamentablemente el tiempo le dio la razón. Hoy Fabián no puede caminar esta prácticamente postrado, pero luchando para que se termine con este genocidio junto a su hija de 13 años”.

Otro caso es el de la familia Simón cuyos miembros “fueron todos intoxicados por un avión con agroquímicos que pasó por encima de su huerta tirando veneno y luego sin saber lo sucedido consumieron verduras. Cada vez que están fumigando cerca de su casa deben encerrarse porque comienzan con problemas respiratorios. La señora de la casa estuvo a punto de perder su bebé y nunca mas podrá quedar embarazada”. Además, siguiendo con las denuncias, Gervasoni aseguró que los integrantes de la familia Simón “recibieron amenazas para que dejaran de hablar por los medios el día que la gente del programa La Liga, estuvo en Tala”.

A Gilda, maestra rural durante casi toda su carrera, “le encontraron un linfoma producto de los venenos, hoy sigue con su tratamiento, también pertenece al grupo reflexión rural Rosario Del Tala”, concluyó el periodista de Radio Dimensión.
© informedigital.com.ar - Todos los derechos reservados