31/07/2009  |  Dicen que es para evitar más muertes

Lanzan una línea telefónica para abortar de manera segura

Pese a que el aborto es ilegal, más de 500 mil mujeres lo realizan cada año en nuestro país. Ahora una red informará sobre el uso de medicamentos para interrumpir embarazos no deseados. El aborto.
Fotogalería
1 / 1
Dicen que es para frenar más muertes.
Foto: Dicen que es para frenar más muertes.
Una línea telefónica para "poner un dique a la muerte de centenares de mujeres que abortan clandestinamente por año en la Argentina". Las recomendaciones de países y organismos especializados para practicar de manera segura la interrupción del embarazo. La democratización efectiva del derecho a la información. Y una red de lesbianas y feministas que articularon -dicen- una "estrategia de sobrevivencia" para todas aquellas mujeres que no tienen capacidad -económica, social, étnica, física- de acceder a las clínicas privadas que abortan en silencio a aquellas que puedan pagar.

"El aborto ilegal y clandestino mata a las mujeres que no tienen información o no pueden acceder a ella", aseguran las activistas que luchan a favor de la legalización de la interrupción del embarazo en Argentina. Es por esto que lanzaron un teféfono celular que comunicará de qué manera utilizar el medicamento misoprostol para abortar de manera segura. El número es el 15 6664 7070 y estará habilitado a partir de este sábado.

El misoprostol es un protector gástrico que comenzó a comercializarse en Argentina a fines de la década del 60. Tras descubrir que provoca contracciones uterinas que inducen a la expulsión del feto es usado como abortivo. Según las activistas que lanzaron la iniciativa telefónica, es "recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un método seguro para abortar hasta las 12 semanas de embarazo sin internación y sin riesgos, con mínimo control médico posterior".

En todo el mundo, las cifras relacionadas a estas prácticas son escalofriantes. La OMS estima que cada ocho minutos muere una mujer en los países desarrollados debido a las prácticas abortivas ilegales. En Argentina se practican unos 500.000 abortos clandestinos por año y mueren una mujer cada tres días, lo que representa más de un tercio de la mortalidad materna anual de nuestro país.

La idea de informar sobre el uso abortivo del misoprostol fue de Woman on Waves (Mujer sobre las olas). La fundación, creada por la doctora holandesa Rebecca Gomperts, viene practicando abortos en aguas internacionales desde 2004 en barcos acondicionados para tal fin. Gomperts encabezó, en diciembre de ese año, en Buenos Aires una conferencia de esclarecimiento sobre el uso de medicamentos para abortar de manera segura.

La difusión del uso del misoprostol fue recogido en la Argentina, en diciembre de 2008, por diversas organizaciones de mujeres lesbianas y feministas. Verónica Marzano, trabajadora social y vocera del proyecto local, le explicó a Criticadigital que la iniciativa "es regional y surge luego de que Woman on Waves articulara líneas de asesoramiento en otros países de la región como Ecuador y Chile". "Ahora llega a la Argentina y la tarea de la fundación fue básicamente hacer la parte del entrenamiento, el asesoriamiento y brindar apoyo para lanzar la línea telefónica", enfatizó.

Consultada por Criticadigital, Rebecca Gomperts contó que su fundación ha estado informando a las mujeres sobre el uso del misoprostol desde 2004 a través de su página web. Y explicó que "basamos nuestra acción en investigaciones hechas por la OMS y otras investigaciones científicas que fueron publicadas en revistas especializadas. En los dos casos se ha demostrado que el misoprostol solo, o en combinación con mifrepristona, es un método muy seguro para inducir un aborto".

Pero no todos piensan como las activistas argentinas y Women on Waves. La Sociedad Argentina de Obstetricia y Ginecología defiende las prácticas preventivas por sobre las abortivas. "El misoprostol es un abortivo ineficiente. Muchas mujeres mueren o quedan seriamente dañadas por utilizarlo", señaló su presidente Jorge Vinacur.

"Cualquiera de los métodos y las tecnologías que se utilizan para el aborto ilegal está relacionada con las muertes maternas por esta causa ", enfatizó Vinacur. Y entre ellas menciona al misoprostol. "No es más que un protector gástrico", dijo. Y señaló que, "en los países que legalizaron el aborto, se usa junto a otro medicamento, que es un anti hormona llamado RU486". "En tales condiciones y bajo supervisión médica funciona bien, pero de ninguna manera por sí solo, sin el RU486 y sin supervisión médica se puede decir que es eficiente", completó.

Ring
La línea funcionará a partir de este viernes y atenderá de lunes a jueves de 9 a 15 horas y viernes, sábados y domingos de 18 a 0 horas. "Brindaremos información sobre cómo abortar con misoprostol", explicó Marzano. "La información que daremos está chequeada. Son recomendaciones de la OMS, la Federación Latinoaméricana de Ginecología, el Consorcio Latinoaméricano contra el Aborto Inseguro y distintas organizaciones internacionales que estudiaron y sistematizaron la utilización de este medicamento para abortar de forma segura".

Pero la atención no estará destinada sólo a informar sobre el método abortivo médico, sino que también las mujeres pondrán encontrar información sobre anticoncepción de emergencia y cómo actuar ante agresiones sexuales. En este sentido, Marzano aclaró que "no recomendaremos el aborto ni tampoco tomamos la decisión por las mujeres. Sólo informamos".

"Las mujeres que no tengan dinero para comunicarse también nos pueden mandar un mensaje y nosotros devolvemos la llamada", agregó Marzano.

Las activistas que pusieron en marcha el proyecto son concientes de que es controvertido. Entre otras razones porque el aborto está penado por el Código Penal con hasta 15 años de prisión tanto a las mujeres que se lo practiquen como a los médicos que accedan a realizarlo.

"Nosotras nos amparamos en el derecho a dar y recibir información y aún en el estado de ilegalidad que tiene el aborto en Argentina, creemos que no pueden morir mujeres por no usar este medicamento. Esto está pensado para aquellas mujeres que no pueden acceder ni a internet, ni a clínicas, ni a este tipo de información. Lo que hacemos a partir de la línea es democratizar el derecho a la información. Nada más", concluyó Marzano.
© informedigital.com.ar - Todos los derechos reservados