21/03/2017  |  

Leche, una industria que se hizo crema (referencia a Baggio en Entre Ríos)

¿Qué tienen en común Nestlé, Saputo, Bongrain y Danone? Son multinacionales que en los últimos años crecieron en adquisiciones en la industria láctea, mientras otras empresas de capital doméstico, con un entorno hostil de costos altos, precios planchados y retenciones a las exportaciones, no podían respirar.

En tiempos del gobierno nacional y popular de Cristina, las multis avanzaron. Cuando Mauricio Macri llegó a la Rosada intentó reparar una crisis de varios años eliminando las retenciones a la exportación. El alivio llegó cuando los precios internacionales ya eran una sombra de lo que supieron ser. Los 5.000 dólares por tonelada de leche en polvo en la década pasada se derrumbaron a los actuales US$ 2.700.

El año pasado los tamberos le apuntaron al Gobierno. Sostenían, por entonces, que recibían valores de quebranto. Los compensaron. El tambo es una actividad intensiva y sacrificada que tiene como justificativo que le ingresa caja todos los días a diferencia de los cultivos que hay que esperarlos seis meses. Pero vinieron las inundaciones, la ola de calor y nada parece alcanzar. La producción se derrumbó a los 9.000 millones de litros anuales cuando existe una capacidad instalada industrial para 15.000 millones de litros.

Basta ver la situación de SanCor, que pasó de recibir 2,3 millones de litros por día, a apenas un millón, en el medio de una tormenta entre el desmanejo y las deudas venezolanas. Como cooperativa, SanCor no paga impuesto a las ganancias, con lo que corre con ventaja respecto a sus competidores.

Sin embargo y en lo que fue un manotón de ahogados, la cooperativa se desprendió de la joya de la corona al venderle a Vicentín la línea de frescos que aglutina yogures, flanes y postres.

Cualquiera que visite sus plantas observará el atraso tecnológico en muchas líneas de producción. Y decisiones estratégicas extrañas como haber puesto muchas fichas a la cadena de la leche en polvo. Más aún, se la critica también a esta líder en quesos por no haber armado una sólida red con el suero, uno de los subproductos lucrativos del queso.

Por lo que trascendió, el Gobierno está muy atento al proceso SanCor en el año electoral. Es que abarca a 16 pueblos y a 4.500 trabajadores. Designaron una comisión de veedores y lograron acercar posiciones con un sindicato inflexible como Atilra.

Argentina conoce empresas y cooperativas pobres con empresarios y gerentes ricos. Pero si se concreta la adquisición de SanCor por parte de la francesa Lactalis, la más grande del mundo, con 17.000 millones de euros de facturación, la industria láctea dejará de hablar en español.

La excepción serán La Serenísima, cada día más de Arcor y Danone, Verónica de la familia Espiñeira, Williner de los Williner y La Sibilia de los Boglione, que se consideran supervivientes. Verónica, por citar un ejemplo, logró un acuerdo privadísimo con sus acreedores para seguir en carrera.

Por cierto, hay otros jugadores de reciente aparición. Un caso es el de Baggio en Entre Ríos. Perteneciente a Aníbal Baggio, la marca es famosa por los jugos de fruta y acaba de irrumpir con precios bajos, casi insostenibles según sus competidores, con Baggio Latte. Está logrando un crecimiento exponencial. Otro es el de Punta del Agua de la familia Gagliardi de Villa María, Córdoba, de acelerada expansión.

En paralelo se está difundiendo otro fenómeno y es la alta informalidad del sector. Un dato: en la Argentina se despachan envases que conocemos como el tetrapack para la leche larga vida por el equivalente a 75 millones de litros. Sólo se registran como vendidos 35 millones de litros de esa leche, que es conocida como UHT. ¿El resto? Se vende en negro.

!IMPORTANTE !

Libertad Productora SRL NO tiene responsabilidad alguna sobre comentario de terceros. Los mismos son de exclusiva responsabildiad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente. INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eleminiar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina.
Ver términos y condiciones de uso

Escribí tu comentario...

Seleccioná una identidad para poder escribir tu comentario

© informedigital.com.ar - Todos los derechos reservados