21/04/2017  |  

La pesadilla de una mujer atacada por un violador con libertad condicional (mencionan el femicidio de Micaela en Entre Ríos)

Un condenado por abuso quedó libre antes de cumplir la totalidad de la pena. Poco tiempo después, volvió a atacar. Podría ser un resumen de los hechos que terminaron con la violación y homicidio de Micaela García (21), en la ciudad entrerriana de Gualeguay, en un crimen que conmocionó al país. Sin embargo, es la descripción de otro episodio registrado esta semana en Olmos, una localidad ubicada en la periferia de La Plata.

Aunque la víctima logró escapar, el caso avivó el debate sobre los beneficios procesales otorgados a personas sentenciadas por delitos sexuales, en una semana clave para el proyecto de reforma penal que busca limitar las excarcelaciones.“Me atacó con un cuchillo, me llevó a un baldío, me puso la rodilla en el cuello y me dijo que me sacara la ropa. Grité hasta zafarme y aproveché para escapar”, contó a Clarín Gloria M. (22), una de las cuatro mujeres que denunció ataques cometidos por Osvaldo Oscar Sequeira (27), quien cumplía una pena de nueve años de prisión por una violación pero consiguió la libertad condicional al llegar a las dos terceras partes de la condena. El acusado salió de la cárcel el 3 de abril, dos años antes de la fecha fijada por la sentencia.

En las últimas semanas, Gloria y otras tres chicas fueron atacadas. En Olmos todos sospechaban de Sequeira y hasta le hicieron un “escrache”: colocaron afiches con su foto en los postes de luz. Después de la denuncia de Gloria, la Policía lo detuvo en una casilla de 183 entre 36 y 37, donde aparentemente vivía. El procedimiento fue a minutos de que un grupo de vecinos de la zona intentara quemar la vivienda y agredir al condenado por violación.

Como Sebastián Wagner (30), detenido por ese crimen de Micaela, Sequeira había obtenido –además- un permiso de la jueza de ejecución penal Claudia Merengo para acceder a salidas transitorias, en septiembre de 2016. En ese caso, el reclamo vino acompañado de un informe del Servicio Penitenciario que definía así su comportamiento en prisión: “Tiene una conducta ejemplar 10. No presenta problemas con los demás internos, no mostraba alteraciones senso-perceptivas, tampoco productividad psicótica, trabajaba dentro del penal, contaba con contención familiar, quería alejarse de las drogas y estaba incluido en el sistema educativo”. Un tecnicismo lo llevó otra vez a la cárcel hasta hace 20 días, cuando obtuvo la libertad condicional.

El lunes pasado, Gloria regresaba a su casa y pasó por la calle 183 y 36. Allí la sorprendió el atacante y la llevó hasta un descampado donde, en un intento de violación, le provocó heridas con una navaja en una mano, en una rodilla y en el muslo derecho. La víctima pudo zafarse y escapó corriendo. Pidió ayuda a una vecina y la trasladaron hasta el Hospital Romero, donde fue atendida.

Al otro día se registró un nuevo intento de ataque del mismo agresor, en un horario similar y en circunstancias parecidas. La víctima, una joven de 19 años, caminaba sola cuando vio que en la mano de enfrente, dentro de un obrador, alguien la silbaba y le decía frases ofensivas, según contó un familiar. La chica describió que el hombre “se estaba masturbando”, y que la incitaba de palabra para que se acercara hasta ahí. Ella también huyó. Ese episodio coincidió con descripciones de otras dos mujeres.

El fiscal que intervino tras la denuncia de Gloria, Fernando Cartasegna, aportó otro dato preocupante. El de Sequeira fue el tercer caso de reincidencia en delitos sexuales que atendió durante su turno, que comenzó el 16 de este mes. “Es una frustración muy grande”, aseguró Cartasegna. “Desde que estoy de turno tuve tres casos de distinta gravedad: un abuso sexual simple, una tentativa de homicidio con un abuso sexual y el de Olmos”, señaló. Y agregó: “Los tres casos tienen antecedentes por los mismos delitos”.

Cartasegna aclaró que en los casos de exhibición obscena, la pena es tan baja que un hombre que cometió tres hechos del mismo tipo nunca cumplió una condena. “Son exhibiciones que probablemente determinen el paso previo a otro tipo de delito: se bajan los pantalones y no podemos decir que haya tentativa de violación. Son delitos que hasta tienen pena de multa”, explicó el fiscal.

!IMPORTANTE !

Libertad Productora SRL NO tiene responsabilidad alguna sobre comentario de terceros. Los mismos son de exclusiva responsabildiad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente. INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eleminiar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina.
Ver términos y condiciones de uso

Escribí tu comentario...

Seleccioná una identidad para poder escribir tu comentario

© informedigital.com.ar - Todos los derechos reservados