12/08/2017  |  

Los caciques del PJ, ante un escenario complejo (mención al gobernador entrerriano)

Ni sus nombres ni sus caras están en las boletas. Pero los gobernadores peronistas seguirán la elección de mañana como si su pellejo estuviera en juego. Y lo está, indirectamente. Los caciques provinciales no sólo dependen de los resultados para definir su influencia en el próximo Congreso. También empezará a delinearse, mañana y en octubre, el capital político con el que pretenden protagonizar la reconstrucción del peronismo de cara a 2019.

Enfrentan un escenario complejo. Difícilmente logren conservar el mapa de poder que quedó delineado después de la elección de 2015.

El peronismo ortodoxo gobierna 12 provincias. Mañana podría perder las elecciones legislativas en cuatro.

De los peronistas que pretenden liderar la renovación, el más complicado es Juan Schiaretti. El panorama en Córdoba, la provincia fetiche de Mauricio Macri, es muy parejo. La distancia entre el candidato del frente peronista Unión por Córdoba, el vicegobernador Martín Llaryora y el de Cambiemos, el actual diputado Héctor "la Coneja" Baldassi, no supera el margen de error.

No es casual que Schiaretti se haya puesto al frente de la campaña y haya endurecido el discurso contra su "amigo" Macri en las últimas semanas. Menos que haya organizado la reunión donde acordó con los otros 11 gobernadores peronistas defenderse en bloque frente al reclamo de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano.

Córdoba elige 9 diputados y representa el 8,69% del padrón nacional. Si se confirman los pronósticos, Unión por Córdoba se quedará con 4; Cambiemos, con 4, y la izquierda, con la banca restante.

En Entre Ríos, 10 listas del PJ participarán de las PASO. La favorita es la que acordaron Bordet y sus antecesores en la gobernación, Sergio Urribarri y Jorge Busti. También en Cambiemos habrá interna, pero se descuenta el triunfo de la lista que encabeza Atilio Benedetti y apadrina Rogelio Frigerio. La disputa se puso muy pareja en los últimos días. Lo admiten con preocupación en el peronismo y lo celebran en Cambiemos. En la provincia se eligen cinco diputados nacionales y vota el 3,69% del padrón.

Una derrota del PJ entrerriano golpearía fuerte a Bordet, que desde el año pasado integra la mesa chica del grupo de caciques provinciales que tras la derrota de 2015 intenta reeditar la liga de gobernadores.

También podrían perder el puntano Alberto Rodríguez Saá y la santacruceña Alicia Kirchner. Aunque no integran el grupo de renovadores y están alineados con Cristina Kirchner, si finalmente salen derrotados contribuirán a la pérdida de poder peronista a nivel nacional.

Santa Cruz y San Luis tienen además un fuerte valor simbólico. La primera, por ser la cuna y paradigma del kirchnerismo, La segunda, porque un triunfo de Cambiemos golpearía al clan de los Rodríguez Saá por primera vez en 34 años.

Rumbo al triunfo

Juan Manuel Urtubey, otro de los "renovadores", se perfila como uno de los ganadores de mañana. Es el único que habla abiertamente de sus intenciones presidenciales. Un triunfo en las legislativas de mañana es crucial para terminar de perfilarse. El salteño también tendrá que afinar el vínculo con sus pares, que hasta ahora no fue muy fluido por su buena sintonía con Macri.

El PJ salteño llega a las PASO con seis listas. Las favoritas son las que encabezan el senador provincial, Andrés Zottos y el diputado provincial Matías Posadas.

Por lo pronto, durante la campaña, Urtubey cuidó el equilibrio. Se mostró con todos sin privilegiar a ninguno. "Hasta el domingo no apoya a nadie. A partir del lunes caminará al lado del que gane", sintetizan a su lado. Las encuestas que maneja el gobierno provincial le dan el triunfo al PJ, aunque no por mucho.

El resto de los caciques peronistas enfrenta elecciones más cómodas. El PJ ganaría sin problemas en Tucumán (Juan Manzur), Santiago del Estero (Gerardo Zamora), Chaco (Domingo Peppo), San Juan (Sergio Uñac), La Pampa (Carlos Verna), Formosa (Gildo Insfran), Catamarca (Lucía Corpacci), Misiones (Hugo Passalacqua), Chubut (Mario Das Neves) y Tierra del Fuego (Rosana Bertone). Ninguno tiene hoy aspiraciones presidenciales.

¿Y si en Buenos Aires gana Cristina Kirchner? La semana pasada, Urtubey volvió a decir en público que la ex presidenta "ya fue" e intentó desprovincializar la elección del domingo. "El futuro de la Nación no puede depender de quién gana en la provincia", planteó. Traducido: un eventual triunfo bonaerense de Cristina no revalidaría sus cartas a nivel nacional.

Es lo que creen los gobernadores del PJ, aunque también admiten que, si la victoria fuera por una diferencia importante y se ratificara en octubre, la ex presidenta volvería a tallar en el universo peronista.

Otras dos incógnitas sobrevuelan la previa de la elección. ¿Qué rol podría tener Florencio Randazzo en la reorganización del PJ? Dependerá en gran medida de cómo le vaya el domingo y en octubre. Y uno más: ¿hay lugar para Sergio Massa en el nuevo mapa peronista?

De la "renovación" del peronismo se habla desde que Macri se quedó con la Nación y la provincia de Buenos Aires. Hubo reuniones, fotos, pronunciamientos y hasta acciones conjuntas en el Congreso. Pero la reedición de la "liga de gobernadores" de los noventa nunca terminó de consolidarse. Al grupo le falta un líder indiscutido. Los resultados del domingo podrían empezar a perfilarlo

!IMPORTANTE !

Libertad Productora SRL NO tiene responsabilidad alguna sobre comentario de terceros. Los mismos son de exclusiva responsabildiad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente. INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eleminiar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina.
Ver términos y condiciones de uso

Escribí tu comentario...

Seleccioná una identidad para poder escribir tu comentario

© informedigital.com.ar - Todos los derechos reservados