13/02/2018  |  

Un breve relato sobre el machismo cotidiano (experiencia de estudiante entrerriana)

"Lo lindo de esta industria es que hay contenidos para todo el mundo y, si no existe eso que buscás, lo podés crear", decía a Clarín Martina Santoro, presidenta de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentinos (ADVA), a fines de 2017. "Nunca fue más fácil hacer videojuegos, ni tener las herramientas para hacerlos: con una computadora medio pelo y un teléfono celular podés empezar. Ya no hay excusas".

Hace unas semanas -cuando el "que empieces buen año" todavía estaba a la orden del día- la entusiasta Mechi Valle (24) lanzó en Twitter una idea que se viralizó: crear una versión "alternativa", colaborativa y, sobre todo, en clave "argentina", del popular videojuego Pokemon. Aquello que empezó como una broma hoy reúne a setenta "colaboradores" permanentes que aportan canciones de música popular "reversionadas al estilo videojuegos, en ocho o 16 bits" (como temas de Rodrigo, el clásico de Alcides o canciones de Soda Stereo) e ilustraciones especiales de personajes como Diego Maradona, Moria Casán o hasta de Marley y su hijo Mirko. Sin embargo, su iniciativa también generó numerosas reacciones misóginas y machistas.

"Existen muchos proyectos similares, pero éste se destaca de forma muy positiva por la participación de la comunidad en la creación del juego, por la temática autóctona y porque es un muy buen caso de ejemplo para otras desarrolladoras que quieran embarcarse en proyectos similares", comentó a Clarín Agustín Pérez Fernández, desarrollador de videojuegos independientes y uno de los impulsores de la Fundación Argentina de Videojuegos (FUNDAV).

Valle estudia comunicación en Paraná (Entre Ríos), su ciudad natal. No tenía experiencia en programación, pero cuando surgió la idea buscó de qué manera podía darle forma, se descargó un programa sencillo y puso manos a la obra. Como no era un proyecto para una sola persona, pidió ayuda en la red. Se encontró con que, de las setenta personas que hasta el momento están colaborando, "solo hay una chica, Euge, que hizo -entre otras cosas- los diseños de Susana Giménez, Alejandro Fantino, los hermanos Caniggia o Tangalanga. El porcentaje por género está fulero", reconoce.

Este pedido de ayuda on line generó, además, una catarata de comentarios despectivos en un conocido foro sobre esta temática: "Me menospreciaban por ser mujer; no solo por ser desarrolladora, sino por el solo hecho de ser mujer. Existe este 'impuesto' que pagamos las mujeres en los ámbitos que están dominados por varones, como los videojuegos. La mayoría de los comentarios pedían fotos mías, con un interés puramente sexual o estético. Y había otros que decían que cómo yo iba a saber desarrollar si soy mujer. Pero por suerte salió mucha gente a defender el proyecto", cuenta.

Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), dijo a Clarín: "Esto revela -una vez más- cómo en nuestra sociedad todavía hay una desvalorización sobre lo que podemos hacer las mujeres, y lo que vale nuestro trabajo. Hay que llamar a esto por su nombre: es una forma de violencia que resulta tan perversa como las formas más agresivas, porque permite que se sigan perpetuando normas que en algún momento justifican que haya violencia más agresiva y que se va sustentando en estas cosas 'no tan graves'".

A raíz de los comentarios recibidos, desde ADVA publicaron un comunicado en apoyo a Valle repudiando el maltrato y el acoso recibido: "Mechi está haciendo. Está aprendiendo. Y no queremos que se detenga. Queremos construir una industria donde ella y todas las demás mujeres se sientan libres de hacer y aprender lo que quiera, como quiera. No le demos lugar a la misoginia en nuestra industria. Mechi tiene nuestro apoyo para crecer y esperamos que también tenga el de todos ustedes".

Es que, aunque la mitad de los consumidores de videojuegos son mujeres y, aunque de a poco hay una mayor diversidad de personajes que reflejan historias de vida diferentes y variadas, al nivel de la "cocina" aun son muy pocas y se convierte en un ambiente hostil que, sumado a este tipo de comentarios y actitudes, no hace otra cosa que expulsar a aquellas que empiezan a animarse.

!IMPORTANTE !

Libertad Productora SRL NO tiene responsabilidad alguna sobre comentario de terceros. Los mismos son de exclusiva responsabildiad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente. INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eleminiar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina.
Ver términos y condiciones de uso

Escribí tu comentario...

Seleccioná una identidad para poder escribir tu comentario

© informedigital.com.ar - Todos los derechos reservados