Opinión - 21/03/2012  |  (*) Documento del MUR

A diez años de la muerte de Humberto Cayetano Varisco

Fotogalería
1 / 1
Humberto Cayetano Varisco.
Foto: Humberto Cayetano Varisco.
En cada vecino de Paraná, en los barrios, en las obras fundamentales que permiten vivir y son la base para pensar la ciudad que queremos.

En cada esquina donde dos personas intercambian ideas y se escuchan atentamente, con tolerancia y con la decisión de avanzar para superar los problemas cotidianos, más allá de las diferencias políticas.

Ahí está Humberto Cayetano Varisco, aunque parezca que no lo veamos.

Por eso, desde el Movimiento de Unidad Radical que con tanto ahínco forjó, queremos recordarlo con la sencillez y la humildad que lo caracterizó, pero también con la astucia y la sabiduría para enfrentar los desafíos de la vida.

Fue albañil y canillita, deportista y comerciante, dos veces intendente de Paraná elegido por el pueblo y, por sobre todas las cosas, una referencia ineludible del dirigente político austero y eficiente, que venía a ponerse al servicio de la política y no a servirse de ella.

Cuando hoy nos quieren acostumbrar a las agresiones para dividirnos, Varisco nos une.
“Yo no voy a ganar contra los peronistas, voy a ganar con los peronistas”, dijo más de una vez, en la convicción que los principios yrigoyenistas de libertad con justicia social, que él encarnaba, iban a ser acompañados por otros sectores populares a los que había que sumar.

Humberto tenía su pensamiento pero escuchaba a todos, fiel a su vocación democrática, poniendo siempre por delante las mejores propuestas, en tiempos donde la plata escaseaba y no se podía castigar el bolsillo de la gente aumentando las tasas.

Pero las crisis no fueron un impedimento para gobernar respetando los compromisos asumidos.

Por eso las obras de la toma de agua, el sistema de impulsión y la proyección de la nueva planta potabilizadora; el colector cloacal sudeste y los avances en el noreste para evitar la contaminación, junto al saneamiento de los arroyos.

También la conexión y el asfaltado de calles y avenidas para romper el aislamiento entre los barrios y el centro, agilizando el tránsito y facilitando la comunicación urbana.

Además la Peatonal y las semipeatonales para revalorizar el sector comercial y la ampliación del Parque Industrial.

La recuperación del borde costero fue otra de sus prioridades, desde Bajada Grande, Puerto Viejo, la Nueva Costanera que años más tarde fuera inaugurada y la defensa de Puerto Sánchez.

La educación, con los Jardines Maternales municipales.

Los espacios para todas las expresiones como el Anfiteatro “Héctor Santángelo” y el Centro Cultural “Juan L Ortiz”.

Y el emblemático Nuevo Parque que disfrutan grandes y chicos, pensando en ampliar el “pulmón verde” de la ciudad.

Como los grandes estadistas, pensó la Paraná de su tiempo y la proyectó de una manera integradora con el Plan Estratégico de Desarrollo, casi en silencio, como a él le gustaba hacer las cosas, sin grandes anuncios, ni actos pomposos.

Siempre lejos de los honores y los privilegios.

Por eso, aunque pareciera que se fue un 21 de marzo de 2002, una vez más decimos que Humberto Cayetano Varisco está presente y lo seguirá estando.

(*) MOVIMIENTO DE UNIDAD RADICAL

Homenaje

A 10 años de su muerte, realizarán un homenaje a Humberto Cayetano Varisco. El acto será a las 18.30 en la fundación que lleva su nombre, en calle Díaz Vélez Asistirán allegados, amigos, familiares, militantes de la UCR, el cardenal Estanislao Esteban Karlic (Foto)y el arzobispo de la ciudad de Paraná, monseñor Juan Alberto Puiggari.

Etiquetas:


Muro , Varisco
© informedigital.com.ar - Todos los derechos reservados