Opinión - 27/04/2018  |  Escribe: Juan Navarro (*)

Moine es el responsable de los desequilibrios estructurales en las finanzas públicas

Las declaraciones realizadas por el señor Mario Moine en un programa televisivo local provocan vergüenza ajena, en tanto se dedica a hablar de las finanzas públicas quien fue justamente el responsable de los desequilibrios estructurales que ha sufrido la provincia desde hace más de dos décadas.

En efecto, el esquema de distribución automática de recursos provenientes de tributos nacionales, encuadrados en el Régimen de Coparticipación Federal Ley 23.548, desde el año 1992 fue afectado por una serie de detracciones en virtud de pactos y leyes, determinando inequidades en los recursos que reciben las jurisdicciones provinciales.

La detracción del 15% de la masa coparticipable para el financiamiento del sistema previsional nacional según el pacto fiscal de 1992, significó menores recursos a las jurisdicciones. Recién en noviembre de 2015 la Corte Suprema de Justicia de la Nación falló en los casos presentados por las provincias de Santa Fe, San Luis, y Córdoba, declarando la inconstitucionalidad, y a instancias de las gestiones iniciadas por el resto de las provincias no incluidas en dichos fallos, se inició un proceso de regularización.

Por otro lado, Moine mantiene su desprecio por los trabajadores del sector público en la medida en que continúa refiriéndose a ellos como si fuesen simples números y no personas que día a día se ocupan de brindar servicios, principalmente vinculados a la salud y a la educación. Personas que también sostienen familias con hijos que van a la escuela o a la universidad para poder tener más oportunidades en la vida.

Pero lo más lamentable es que un exgobernador reduzca su lectura sobre la situación provincial a esa cuestión y achaque todos los problemas a los trabajadores del Estado. Es incapaz de realizar un análisis más profundo sobre el devenir histórico de Entre Ríos y hacerse cargo de sus limitaciones. Porque lo cierto es que en las mismas condiciones económicas y financieras, hubo mandatarios que impulsaron y promovieron el desarrollo estratégico de la provincia y la matemática que Moine describe no les impidió gestionar y concretar obras de infraestructura vial y energética, hospitales, edificios escolares, redes de agua y cloacas, viviendas, centros de convenciones, tendido de fibra óptica, promoción de pymes, entre otras muchas cosas.

Moine debería sincerarse y decir que respalda las medidas que viene llevando adelante el gobierno del presidente Macri, que tienen por objeto cerrar los números pero con la gente afuera.

(*) Diputado provincial. Presidente del bloque Somos Entre Ríos
© informedigital.com.ar - Todos los derechos reservados