25/09/2009  |  Trata de personas

Policía y comuna clausuraron un prostíbulo recién inaugurado

Vecinos de calle Almafuerte denunciaron el funcionamiento ilegal de un prostíbulo. Conocida la situación por las autoridades municipales se dispuso la inmediata clausura, no solo por las irregularidades sino por el repudio de los vecinos.
Fotogalería
1 / 1
Tras detectar serias irregularidades clausuraron un local nocturno en Paraná.
Foto: Tras detectar serias irregularidades clausuraron un local nocturno en Paraná.
Los vecinos habían denunciado que desde hacía pocos días funcionaba en una casa interna un prostíbulo. Todas las noches después de las 21 se encendía un foco blanco tapado con un balde de color rojo y a los pocos minutos comenzaba el desfile de personas hacia el interior de la casa donde trabajaban alternadoras mayores de edad de Paraná y Santa Fe.
Se conoció que el prostíbulo en cuestión se llamaba Eureka, y pese a no contar con cartelería, publicitó en varios medios de la ciudad la apertura en los primeros días de setiembre.
Personal de la División Trata de Personas, inspeccionó el lugar y tras constatar que las mujeres que allí trabajaban eran mayores de edad y contaban con la documentación regular, obtuvieron comprobantes que indicaban que la Municipalidad, supuestamente, había habilitado de modo transitorio la actividad.
Desde la Dirección de Investigaciones se informó que el 14 de setiembre se elevó al intendente de Paraná, José Carlos Halle, y a otras autoridades la solicitud de no autorizar el prostíbulo.
El director de Investigaciones, Alejandro García, informó: “Notificamos a la comuna de la existencia de este local y a pesar de estas notas el viernes 18 se inauguró el comercio. Hicimos una constatación con personal de la División Trata de Personas y en el lugar existía una habilitación municipal de uso”
“Constatamos en este lugar la identidad de la propietaria, y otras personas que trabajan en el mismo, el lugar se llama Eureka”, añadió.
En este marco, recordó que desde la Policía se está realizando una fuerte campaña para que no se habiliten más whiskerías en Entre Ríos, ya que por ley son locales que están prohibidos.

Clausura
El secretario Legal y Técnico de la comuna, Alejandro Cánepa, confirmó que el lugar fue clausurado “por no contar con ningún tipo de habilitación de la Municipalidad”.
El funcionario aseguró que desde la comuna no se autorizó el funcionamiento del lugar porque no se inició ningún tipo de trámite de parte de los dueños del local.
“Nadie de la Municipalidad firmó el permiso de uso o la posterior habilitación, por lo que al no existir ningún trámite, sumado al informe de la Policía que destaca la existencia de un lugar con alternadoras, es que se dispuso anoche el cierre”, añadió Cánepa para destacar que “se trabaja en forma conjunta con la policía de la Provincia, como así también de la Departamental de Paraná”.
El secretario Legal y Técnico, explicó que “si la Policía informó que había un permiso de uso, el mismo no fue emitido por la comuna, por lo que más allá de esta cuestión que se aclarará, se dispuso el inmediato cierre del lugar, tras tener conocimiento de la situación irregular”.
Anoche, al hacerse efectiva la clausura, personal policial detectó una mujer que no poseía documentación regular, por lo que se dispuso su traslado a la División Trata de Personas para una correcta identificación.
Además, personal de Habilitaciones confeccionó el acta de cierre colocándose la faja de clausura firmanda por Cánepa. (Fuente: Diario Uno)
© informedigital.com.ar - Todos los derechos reservados