| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Martes 19 de junio de 2018
Procesan a Varisco en causa de narcopolítica (se complica la situación del intendente de la capital entrerriana)
SergioVariscoParanaJuzgadoFederal

En un nuevo y duro traspié con impacto político y electoral, el intendente de Paraná, el radical Sergio Varisco, fue procesado ayer en la causa que lo investiga por su presunta vinculación con una organización de narcotráfico.

El procesamiento fue dictado por el juez federal de Paraná, Leandro Ríos, para quien "quedó plasmada en la instrucción judicial una peligrosa relación entre las actividades políticas electorales y el negocio ilícito de tráfico de estupefacientes". 

"Aquella pesquisa pudo constatar un alto grado de probabilidadla facilitación por parte del intendente Sergio Fausto Varisco de los medios materiales y humanos para la consolidación de la organización delictiva", afirma el escrito de casi 300 páginas, según lo reseñado por APF Digital. Según la investigación, Varisco mantenía un presunto acuerdo político con Daniel "Tevi" Celis para supuestamente financiar la campaña de Cambiemos en 2015 mientras que, a cambio, habría habilitado -según las sospechas judiciales- el ingreso de allegados a Celis a una dependencia municipal para distribuir con móviles oficiales la droga en la ciudad.

Ríos además dictó un embargo de un millón de pesos sobre los bienes del funcionario en concepto de caución real para mantener su excarcelación.

Varisco había sido imputado el 4 de junio como presunto "financiador del transporte y comercialización de estupefacientes". Sólo "en virtud de encontrarse en funciones y ejerciendo el cargo de presidente de la Municipalidad de Paraná, lo que conlleva arraigo de carácter institucional en el ejercicio de un cargo unipersonal", se mantiene en libertad, según la óptica del magistrado. 

El nuevo traspié judicial de Varisco -quien tiene prohibido salir del país y debe informar si se ausentará por más de tres días- hizo crujir al oficialista Cambiemos.

Por de pronto, disparó un duro pronunciamiento del Ministerio de Seguridad nacional, de Patricia Bullrich, y que reflejó la postura de la Casa Rosada. "Quien se ponga del lado equivocado tendrá su castigo", enfatizaron, además de remarcar que "los funcionarios que tengan cualquier tipo de contacto con el narcotráfico dejarán de ser funcionarios para ser narcotraficantes y tendrán su castigo".

Enfrentado con su vice, Josefina Etienot, Varisco ganó ayer nuevos cuestionamientos de propios y ajenos. "Esto es una clara confirmación de la vinculación de un sector del narcotráfico con la gestión y es lamentable", dijo, por caso, el diputado provincial Sergio Kneeteman (Cambiemos), además de admitir que "genera un golpe político a todo Cambiemos y para la propia gestión". En tanto, desde el FpV reclamaron a la dirigencia nacional de Cambiemos una solución "política".


En reacción, el defensor de Varisco, Mariano Cúneo Libarona, adelantó que apelará el procesamiento ante la Cámara de Paraná.

"En algún momento esto se va a dar vuelta y va a ser un escándalo, va a quedar clara su inocencia", aseguró, y pidió que se haga un "juicio oral rápido, con un Tribunal imparcial y apolítico".

En la misma resolución, el magistrado procesó con prisión preventiva al concejal Pablo Hernández (Cambiemos) y a la subsecretaria de Seguridad, Griselda Bordeira, quienes están detenidos desde principios de mes.