| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Viernes 29 de junio de 2018
Las claves del narco escándalo en Paraná que complica al intendente
VariscoCelis

1.- ¿De qué acusan a Sergio Varisco?

El juez federal de Paraná, Leandro Ríos, lo procesó por el delito de "adquiriente/financiador de actividades de comercio de estupefacientes". O sea, acusa al intendente de Paraná, Entre Ríos, de brindar sustento económico a la banda narco que comandaba Daniel “Tavi” Celis, preso desde hace casi dos años; y también de comprar “dos kilos de cocaína”.

Según el expediente, Varisco “solventó” la organización criminal del detenido con "un canon mensual de unos 50 mil pesos más una serie de contratos municipales". Según declaró Luciana Lemos, la mujer de “Tavi” Celis que también está presa, ante el juez, ella “presenció reuniones” de su esposo con el intendente, dijo que hasta “llevó 6 kilos de cocaína al Municipio”y aseguró que su pareja “financió la campaña” del intendente de Paraná “con droga”.

Además, en la causa hay pruebas de que el intendente trabó un acuerdo electoral con el jefe narco Celis para que le financiara la campaña. En el expediente está demostrado que, luego de ganar las elecciones, como contraprestación Varisco designó como jefe de la Unidad Municipal N° 2 de Paraná a Miguel Carmelo “Cebolla” Leguizamón, padrastro de Celis. Que allí le concedió, al menos, 15 contratos para que ubicara a su gente y que desde ese lugar se distribuía droga por la ciudad en camiones recolectores de residuos.

2.- ¿Cuál es la situación judicial del intendente?

Un allanamiento realizado en la casa del narco permitió encontrar un cuaderno contable de la banda donde aparece nombrado Varisco adquiriendo drogas. Y hay escuchas.

Mientras el concejal Pablo Hernández (Cambiemos), la subsecretaria de Seguridad comunal Griselda Bordeira, un inspector de tránsito, “Tavi” Celis y su mujer están presos; Varisco fue procesado, pero permanece en libertad porque el juez del caso le impuso una caución real de un millón de pesos y una serie de reglas a cumplir para no ir preso.

Así, Varisco no puede salir del país, debe informar al Juzgado Federal de Paraná en caso de cambiar su domicilio, también tiene que presentarse toda vez que sea citado al margen de que tiene la obligación de concurrir al Juzgado todos los viernes, entre las 7 y las 13, y dejar constancia de ello. Cualquier incumplimiento de estas normas tendrá como contrapartida el arresto del intendente.

3.- ¿Por qué Varisco sigue en su cargo?


“No quiere renunciar ni pedir licencia”, le dicen a Clarín desde un sector de la Unión Cívica Radical (UCR) ante la consulta de por qué Varisco continúa en su cargo tras ser procesado por financiar una banda narco. “De ahí lo van a sacar muerto”, grafican desde el entorno del intendente después de alegar que prima la “presunción de inocencia” y que "el procesamiento aún no está firme".

Pero, tampoco se lo puede destituir. “Es que en la legislación local no hay ninguna norma para la remoción del intendente”, aseguran. “El Concejo Deliberante no tiene facultades para expulsarlo, sí podría hacerlo en el caso del concejal Hernández, pero por el momento no dan los números”, estiman. Así sólo una condena firme lo alejará de su cargo.

Por lo pronto y por presiones de la mesa Cambiemos, a Varisco la UCR le suspendió preventivamente la afiliación al partido. Al menos ese fue el pedido “ad referéndum” que le hizo Alfredo Cornejo -presidente del radicalismo- al Tribunal de Ética del Comité Nacional del partido. La formalidad de ese trámite se cumpliría en unos días. “Seguramente van a pedir que haga un descargo”, confían desde el entorno del intendente. Otros especulan que “será expulsado si es condenado”.

Es más, hace unos días la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, tuiteó: “El Intendente de Paraná, Sergio Varisco, acaba de ser procesado por vínculos con el Narcotráfico.Quien se ponga del lado equivocado tendrá su castigo. Para nuestro Gobierno no existen amigos ni privilegios que nos frenen en nuestro camino hacia una Argentina Sin Narcotráfico”.

4.- ¿Qué alega Varisco?

"Nunca he comercializado droga; nunca adquirí ni un gramo de cocaína ni un kilo, más aún, no tengo ninguna adicción; no financié ni tuve contacto con ninguna de las personas que se mencionan. No he hablado nada con ellos, no he financiado nada con ellos", aseveró Varisco cuando fue indagado por el juez Ríos a principio de junio. Es más, ante el magistrado Celis lo desligó de todo, como al resto de los detenidos. 

"Celis participó de mi campaña política pero luego lo separamos", dijo Varisco en diálogo con el programa La Cornisa (América TV). "No figuro ni en ninguna escucha ni en ninguna conversación. No solo que no hay pruebas sino que no hay indicios ciertos. Soy tan inocente que no debería temer a nadie. No le puedo negar que me preocupa. Pero siempre honré mi conducta personal y mi actividad política", prosiguió.

Cuando le preguntaron si teme ir preso, Varisco dijo: "No creo que eso pueda ocurrir pero obviamente estoy pasando un infierno".