| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Miércoles 04 de julio de 2018
Reclaman en el Senado debatir en el interior el proyecto sobre el aborto (referencia a senador entrerriano)
Senado

Tal como se preveía, el comienzo del debate en el Senado del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo dejó al desnudo la fuerte tensión que subyace entre los legisladores, incluso al interior de una misma bancada, que quedaron a un lado y del otro de la grieta que abrió en la sociedad la legalización del aborto.

Los primeros chispazos se produjeron ayer, cuando en el plenario de las comisiones de Salud, de Justicia y Asuntos Penales y de Asuntos Constitucionales, el grupo de senadoras "provida" planteó "federalizar el debate" y reclamó realizar audiencias en el interior.

Ya ante la primera propuesta, formulada por Magdalena Solari (Frente Renovador de Misiones), el jefe del Bloque Justicialista y uno de los principales impulsores de la legalización del aborto, Miguel Pichetto (Río Negro), intento salir al cruce. "No, no", gritó mientras pedía la palabra.

Cuando volvió a tener el micrófono, Pichetto fue tajante. "No acuerdo con abrir el debate en las provincias, el Senado discute siempre acá", sentenció el senador peronista, para quien el pedido de llevar el debate al interior constituía una maniobra dilatoria de los sectores que rechazan la legalización del aborto.

La sospecha de Pichetto se sustentaba en el hecho de que la propuesta de la misionera Solari fue rápidamente secundada por el grupo antiabortista más militante, compuesto por las radicales Silvia Elías de Pérez (Tucumán) e Inés Brizuela y Doria (La Rioja), María Fiore Viñuales (Partido Renovador-Salta) y Miriam Boyadjian (Mopof-Tierra del Fuego). Sentadas juntas, una por una fueron apoyando la moción. "No se busca en absoluto dilatar ningún debate", replicó Fiore Viñuales.

Por su parte, Elías de Pérez insistió con la necesidad de realizar "un debate federal", y agregó: "No pueden decir que se quiere estirar el tiempo porque [este] ya está previsto", afirmó la tucumana. Y destacó que en ningún momento el sector que integra había pedido posponer las fechas previstas para emitir dictamen el 1° de agosto, ni para discutir el proyecto en el recinto, una semana después.

La moción finalmente quedó descartada (aunque no se votó) ante la cantidad de voces críticas al planteo. Hasta la santiagueña Ada Itúrrez (Frente Cívico), opositora al proyecto aprobado por Diputados, se negó a llevar el tema al interior. "Yo ya tengo una posición tomada en virtud de haber hablado con organizaciones e instituciones de mi provincia", afirmó.

La reunión había empezado a tensarse unos minutos antes de la propuesta del "debate federal", cuando Pichetto intentó dejar en claro cuál era el principal tema de discusión del plenario.

"Que quede claro que vamos a discutir sobre la media sanción de la Cámara de Diputados", afirmó. "Las iniciativas de los senadores se tendrán a la vista, pero la media sanción es cabecera del debate", insistió, con la clara finalidad de marcarle la cancha al radical Mario Fiad (Jujuy), presidente de la comisión de Salud, que incluyó en el temario de la reunión otros proyectos presentados por senadores y que, si bien abordan la problemática del aborto, lo hacen desde otras aristas, pero no desde la legalización.

Más allá de estos chispazos, y tal como se preveía, el plenario decidió comenzar las audiencias el martes próximo, a las 14, con los primeros expositores de una lista de 60 personas y organismos, a favor y en contra de la legalización, elegidos por los presidentes de las comisiones: Fiad, Dalmacio Mera (Asuntos Constitucionales) y Pedro Guastavino (Justicia).

La nómina y el orden de invitados a la primera audiencia se conocerá mañana, pero entre sus nombres figuran el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein; abogados penalistas como Hernán Munilla Lacasa; constitucionalistas como Jorge Vanossi y Alberto Bianchi; el exsenador Eduardo Menem, y la Academia Nacional de Medicina y de Derecho y Ciencias Sociales, entre otras instituciones.

A partir de la semana próxima y hasta el 31 de julio, las comisiones se reunirán en plenario martes (a partir de las 14) y miércoles (desde las 10) para escuchar a los invitados que propongan los senadores, quienes tendrán hasta mañana para elevar sus pretensiones. El martes próximo se conocerá la lista definitiva de los expositores.

Tras las siete audiencias, las comisiones tendrán que emitir dictamen el 1° de agosto, para habilitar, así, el debate del tema una semana después en el recinto de la Cámara alta.


La Convención de la UCR de la ciudad de Buenos Aires le envió una carta a las autoridades nacionales del partido para que emitan "un pronunciamiento urgente" sobre la despenalización del aborto, en el sentido favorable a la media sanción que aprobó la Cámara de Diputados. El pedido apunta a que haya un lineamiento partidario al que se atengan los legisladores. "Porque nuestros diputados son militantes de una plataforma y portavoces de decisiones tomadas por el conjunto de los afiliados a través de sus representantes en la convención", señala el texto que lleva la firma de Guillermo de Maya, presidente de la UCR Capital, y la mesa directiva.