| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Sábado 07 de julio de 2018
Otra polémica de Elisa Carrió, ahora con la UCR: "Van a hacer lo que nosotros digamos"
Carrio2

La pelea de Elisa Carrió con la UCR suma un nuevo capítulo. En una charla frente a empresarios, la líder de la Coalición Cívica dijo que la alianza (Cambiemos) “está asegurada” y siguió: “los radicales van a hacer lo que nosotros digamos”. En tono burlón, aseguró que ese es el “mayor castigo por misóginos”: “Nos mandaban a las convenciones a servir empanadas y ahora los manejo yo desde afuera”.

“Si yo tuviera interés, habría una interna y yo no tengo interés en ningún cargo. En consecuencia, la alianza (Cambiemos) está asegurada. Y los radicales harán lo que nosotros digamos, ¿no es así Benedetti?", le dijo entre sonrisas a el diputado radical Atilio Benedetti que también estaba presente en el foro empresario en Paraná.

Ante las risas del público fue por más: “Al final, los radicales tienen q reconocer q están con una ex miembro que los maneja desde afuera. Es divino. Es el mayor castigo por misóginos. Nos mandaban a las convenciones a servir empanadas y ahora los manejo yo desde afuera".

Las respuestas no tardaron en llegar. Este viernes la UCR Nacional, conducida por Alfredo Cornejo, emitió una dura respuesta: "Somos un partido político soberano en sus decisiones y democrático hacia adentro no un proyecto personal ni un liderazgo mesiánico", aseguraron en un comunicado en el que también consideraron que "la frivolidad discursiva alimenta de manera peligrosa a la oposición". "Los argentinos necesitan seriedad, no un stand up permanente", plantea el texto.

"La respuesta es respetar de una buena vez a los socios de la coalición de gobierno que ella pretende destruir", sigue el comunicado y concluye con un desafío: "Que nos diga Carrió cuánto aporta hoy a Cambiemos y a las políticas del Gobierno Nacional. Seguramente sea menos que las propinas que deja".

Tras el comunicado, Carrió salió a contestarle a Cornejo y dijo que todo había sido un chiste. Sin embargo, lanzó una corrosiva ironía contra el radical mendocino.

"Mil disculpas Cornejo, es una vieja broma que hago hace 20 años, que hace reír a la gente, solo que quizás no la recordás porque en esa época estabas en el kirchnerismo", lanzó.

El propio Benedetti, también había hablado del tema: "Son los exabruptos a los que nos tiene acostumbrados“, planteó en conversación con América TV y siguió: "En una hora de monólogo la verdad que dice un montón de cosas, muchas importantes, y otras que están en la anécdota, incluso de broma".

Sin embargo, reconoció que la dirigente tiene problemas con el partido centenario. "No es nuevo que la doctora Carrió tiene problemas con la Unión Cívica radical. A mí me parece que responde a algún resentimiento o algún problema que haya tenido en otra época, en su juventud, porque hizo referencia también a cuando ella en la organización partidaria se ocupaba de servir empanadas".

La juventud Radical le dedicó un tuit: “Si bien compartimos el espacio político que quiere sacar a la Argentina del atraso y la corrupción, los radicales somos constructores de esta coalición, no ególatras como usted”.

Este viernes, Elisa Carrió siguió con tono de humor y subió una foto suya en la ruta y escribió: "Entrando a Córdoba a ver a mi único jefe, Mario Negri", el radical titular del interbloque de Cambiemos con quien tiene muy buena relación.