| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Sábado 21 de julio de 2018
Los gobernadores del PJ discuten cuándo conviene votar: juntos o separados
BordetCordoba

La fractura peronista o el deterioro de Macri. Esas dos variables -que no se anulan entre sí- mandan en la mesa de arena de los gobernadores del PJ a la hora de definir el cronograma electoral del 2019.

El calendario de la elección presidencial es rígido. Por ley, las listas para la elección 2019 se anotarán la medianoche del sábado 22 de junio, las primarias serán el 11 de agosto y la general el 27 de octubre. Un eventual balotaje, se hará el 24 de noviembre.

La mayoría de las provincias tienen autonomía para fijar su propia fecha y, además, definir si votan en simultáneo a la presidencial o lo hace con fecha propia.

Ese debate empezó a darse en las provincias, en particular las gobernadas por el peronismo. Gustavo Bordet, en Entre Ríos, impulsa a través de un grupo de diputados una reforma a la ley actual para "recuperar" la potestad de definir el cronograma.

En La Pampa, Carlos Verna, activó un debate político para preparar el terreno para que en 2019, por primera vez en muchos años, los pampeanos elijan a su futuro gobernador en una fecha diferente a la presidencial. Verna tiene facultad legal para convocar en fecha propia pero por la costumbre y para, además, involucrar al PJ, motorizó la discusión.

Aparecen dos factores nacionales que impactan en los territorios.

Si el peronismo no avanza en un esquema de unidad que definan los candidatos en una gran PASO, para los jefes territoriales puede ser un problema ya que con más de un candidato presidencial del PJ, la fragmentación se replicará en sus provincias si la elección es simultánea.

Es un elemento que, aunque todavía no está la definición última, tienen bajo análisis Bordet y Verna.

El pampeano, un crítico ferviente de Macri, tiene un vínculo fluido con Massa y arrastra tensiones con Cristina de Kirchner. La presencia de la ex presidente en el ring electoral, puede precipitar la decisión de los gobernadores de despegar la elección aunque los plazos se acortan.

Pero en la balanza aparece otro asunto: si el deterioro de Cambiemos se profundiza y la imagen de Macri sigue cayendo, puede resultar conveniente hacer coincidir la elección con la fecha nacional.

En Entre Ríos, por caso, el PJ observa que distintos episodios puede dañar a Cambiemos, sobre todo la investigación por "lavado de fondos del narcotráfico" por el que se imputó el intendente de Paraná, Sergio Varisco de la UCR.

"Bordet cree que cuando antes vote será mejor porque estará más fresco lo de Varisco y eso afectará a Cambiemos", dicen desde el peronismo de Entre Ríos. El gobernador, sin embargo, todavía no movió sus cartas y manda a decir que lo que quiere es tener, como tuvieron sus antecesores, la facultad de fijar la fecha electoral.

"Es probable que más tiempo pase, el gobierno de Macri esté peor, por lo que anticipar puede ser menos conveniente que hacerlo en simultáneo", advierte un dirigente entrerriano.

Está claro, sí, que Bordet irá por su reelección y que Sergio Urribarri, el ex gobernador, está constitucionalmente impedido de volver a ser candidato para ese cargo.

Detrás de esos tironeos aparece Cristina de Kirchner. Una crítica que suena en sectores K contra los gobernadores del PJ que plantean desdoblar la elección es que ese modo le sacan fuerza a la boleta nacional para derrotar a Cambiemos.

El espacio que comanda Cristina empezó a darle cuerpo en todo el país a Unidad Ciudadana y tendrá como herramienta, de presión y negociación, la posibilidad de presentar candidatos propios a nivel local, con lo cual pueden dividir el voto opositor a Macri.

Por lo pronto, en distritos de peso que controla el PJ como Córdoba y Tucumán, todo se encamina a votaciones con fecha propia. Juan Schiaretti, que irá por su reelección, tiene una excusa técnica: como en Córdoba se vota con sistema electoral distinto -boleta única papel-, de facto la elección va dividida.

En Chaco, donde manda Domingo Peppo, la elección tiene que ir sí o sí, dividida.

"Nadie quiere que la pelea nacional se cuele en la provincia. Y la forma de evitarlo es llamar a elecciones con fecha propia", aseguró un dirigente del PJ pampeano. En esa provincia se da una curiosidad: la oposición radical siempre pidió desdoblar y ahora que Verna lo plantea, cuestiona esa posibilidad.