| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Lunes 13 de agosto de 2018
Bordet apura “ley corta” para desdoblar y alentar unidad PJ (en Entre Ríos)
BordetBahilloCaceresBiosgniGervasoniPJ

En línea con otros gobernadores peronistas, el entrerriano Gustavo Bordet avanza en un armado de cara a pelear su reelección en 2019 que incluye el impulso de una "ley corta" de reforma electoral, que le deja las manos libres para un eventual desdoblamiento de los comicios y que alienta la participación de precandidatos de minorías partidarias en la lista que gane las primarias locales, para tapizar así el camino hacia la unidad del PJ y potenciar las chances en las urnas ante Cambiemos.

La última movida incluyó el ingreso la semana pasada al Senado de un proyecto impulsado por legisladores justicialistas para deshacer la traba que, desde 2015, le quitó la potestad al Ejecutivo (y a los municipios) para separar la votación local de la presidencial.

La alquimia sería aprobada esta semana y luego no sufriría contratiempos en Diputados, de la mano del poderío que ostenta el oficialismo en ambos recintos.

Se trata de una "ley corta", que apunta a avanzar en al menos estos dos retoques, ya que el proyecto de reforma política integral enviado por el Gobierno -y que incluye, por caso, la instauración de la boleta única- se topó con el rechazo de sectores de Cambiemos.

La decisión sobre la fecha, en rigor, no está tomada, y dependerá del grado de deterioro que la crisis económica imprima a la carrera de Mauricio Macri hacia otro mandato, y de la solidez que refleje el candidato del peronismo a la Casa Rosada. "Si la elección fuera hoy, desdoblaría los comicios", dijeron a Ámbito Financiero desde el entorno de Bordet, actual presidente del PJ y quien aún no oficializó su aspiración reeleccionista.

La iniciativa incluye además cambios en el piso de participación de las minorías partidarias en las listas legislativas para las generales -podrán hacerlo si superan el 15% de los votos en las primarias-, con el objetivo de alentar una pulseada en internas.

La "ley corta" aparece así como una carta de seducción -en pos de la unidad en el PJ- para el kirchnerismo local, referenciado en el exgobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri.

A principios de mes, el exministro de Economía de Cristina de Kirchner, Axel Kicillof, lanzó Unidad Ciudadana en Paraná, hombro a hombro con Urribarri, aunque no arrojó definiciones sobre si presentará lista de candidatos a gobernador y a intendentes.

En las últimas semanas, Urribarri -que afronta causas judiciales por supuestas irregularidades de gestión- amagó con una potencial candidatura a gobernador con sello K, aunque desde filas oficialistas aseguran que lo impide un artículo de la Constitución reformada en 2008, que fijó el mandato por aquel entonces de Urribarri como el primero de los dos permitidos por la Carta Magna.

"El escenario de una candidatura a gobernador de Urribarri es improbable, pero forma parte de estrategias políticas para exhibir fortaleza, en un marco además donde las encuestas no lo favorecen", leyeron desde filas del peronismo bordetista ante este diario.

El 15% de votos en las primarias provinciales, en este sentido, aparecería como un camino para alentar la unidad del PJ, al promover que una lista K de precandidatos a legisladores provinciales compita en las PASO, para luego formar parte de la ristra ganadora, que tendría sello bordetista.

Con este escenario en el peronismo, Bordet intensificó su arenga en pos de que las distintas expresiones del partido -con la mirada en el kirchnerismo duro- se enfrenten en internas para dirimir sus diferencias de criterio. "Quiero que haya internas, quiero debatir ideas", enfatizó días atrás, llamó a construir "una síntesis que promueva lo mejor para que se puedan ganar las elecciones en 2019" y leyó, con crudeza: "No nos sobra nadie en el peronismo".

Otro escenario, con líneas internas por fuera, dispararía una dispersión de votos peligrosa en el duelo que el oficialismo deberá mantener con Cambiemos en el cuarto oscuro. Una instantánea que buscan evitar para esquivar un mal trago electoral, como el que sufrieron ante Cambiemos en las parlamentarias nacionales de 2017 (donde el peronismo, sin embargo, no fue separado).

En filas de la coalición que lidera Macri, quien movió el escenario días atrás fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, al admitir ante legisladores que no descarta una candidatura a gobernador.

Presurosos, otros precandidatos de Cambiemos -con sello UCR- salieron a aclarar que esa aspiración no implican un paso al costado de sus propias pretensiones. Por esa senda se expresaron el diputado nacional Atilio Benedetti y el intendente de Chajarí y presidente de la UCR entrerriana, Pedro Galimberti.