| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Martes 02 de octubre de 2018
Con Peña en segundo plano, Ibarra toma protagonismo (entrerriano Frigerio dio una conferencia)
AndresIbarra

A casi un mes de los cambios dispuestos por Mauricio Macri para oxigenar el Gabinete“desgastado” por la crisis económica, en Casa Rosada ya comenzó a funcionar la nueva Jefatura de Gabinete: mientras Marcos Peña ha dejado el día a día y comienza a trazar los primeros pasos de la campaña electoral de 2019, el flamante vicejefe, Andrés Ibarra, ha tomado mayor protagonismo en la gestión, aunque de ahora en más habrá un control “más flexible” de la ejecución de los 10 ministerios, sin las “tablitas Excel” que caracterizaban el seguimiento de los desplazados Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, y con la implementación de un sistema de “alertas de gestión”.

Ayer hubo una nueva reunión de gabinete, que ahora son más frecuentes que en la anterior etapa, y luego de ese encuentro los ministros Rogelio Frigerio y Carolina Stanley oficiaron de voceros ante la prensa acreditada. Peña ha dejado ser el principal portavoz del gobierno y ahora el resto de los funcionarios tienen mayor protagonismo.

También ayer “debutó” a pleno en Casa Rosada en su nuevo rol Ibarra, en los hechos secretario de gobierno de Modernización con rango de vicejefe de Gabinete, que alterna su despacho del antiguo ministerio, en Diagonal Roque Sáenz Peña al 700, y el que ahora ocupa en el primer piso de Balcarce 50, que antes pertenecía a Quintana.

El nuevo vicejefe tendrá varios proyectos “transversales” a su cargo, que se vincularán con otros ministerios, como conectividad, Comunicación, la modernización de los pasos fronterizos, simplificación administrativa y coordinación de la ventanilla única como con programas con El Estado en tu Barrio. También continuará con sus roles asignados desde el comienzo de la administración, como la modernización del Estado. “Se dividirán los proyectos con Presidencia”, contó, a su turno, una calificada fuente oficial, deslizando que colaborarán en este nuevo armado los asesores presidenciales Lopetegui o “Pancho” Cabrera.

Pasado el mediodía Macri convocó a Ibarra a su despacho y por la tarde el exgerente de Boca Juniors concurrió a la FIT donde, junto al secretario de Turismo, Gustavo Santos, presentó el Plan de Conectividad Turístico para garantizar la red celular en 196 localidades de todo el país, como Tafí del Valle, Purmamarca, San Carlos de Bariloche o Puerto Iguazú.

En este marco, el próximo martes el funcionario acompañará al presidente Macri en el anuncio de una millonaria inversión en dólares -que en este contexto de corrida cambiaria no resulta un dato menor para el oficialismo- por parte de las tres grandes operadoras del mercado, Telecom, Movistar y Claro, para extender a todo el país la conectividad por 4G. Se trata de una “inversión privada muy importante” que acompañará la inversión pública que busca la inclusión digital de los argentinos.

No tendrá un control estricto de la gestión de los 10 ministerios, como solían hacerlo los desplazados vicejefes de Gabinete, pero implementará una suerte de “alerta de gestión” que prevé reuniones puntuales cada dos meses.

Lopetegui, al que pese a ser degradado, se lo ha visto muy activo en las últimas semanas encabezando reuniones y almuerzos, coordinará unos 7 proyectos del Ejecutivo. En privado ha deslizado que seguirá monitoreando las cuentas públicas, pero en Balcarce 50 aseguran que esa no será más su tarea y que se desempeñará como asesor presidencial.

Marcos Peña, en tanto, ha mostrado un llamativo bajo perfil en las últimas semanas. “Volvió a aparecer por el edificio de Balcarce (412, la sede del PRO): está reactivando y ordenando el equipo de campaña”, indicó a este diario un allegado al jefe de Gabinete.

Con todo, Peña mañana retomará su centralidad al visitar la Cámara de Diputados para un nuevo informe de gestión, que había sido suspendido en dos ocasiones por los cambios en el Gabinete, en los que responderá preguntas de los legisladores.