| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Martes 02 de octubre de 2018
Las amenazas contra el juez que procesó al intendente de Paraná salieron del celular de una funcionaria
municipalidadallanamiento

Hace unos días se supo que el intendente de Paraná, Sergio Varisco, había quedado involucrado en un nuevo escándalo al ser puesto bajo la lupa en una causa por amenazas telefónicas contra un juez federal -que lo procesó por narcotráfico- y contra un periodista que publicó investigaciones sobre el tema. La Policía Federal había allanado el viernes la Municipalidad de Paraná y secuestró los celulares del funcionario y de su hija Lucía -que se desempeña como secretaria privada del jefe comunal- por orden del juez Daniel Alonso. Ahora se supo a quién pertenece el teléfono desde el cual se lanzaron los mensajes intimidatorios.

Lo más escandaloso es que entre un mensaje y otro, desde esa línea se habrían comunicado con Lucía Varisco, la hija del intendente y luego con el teléfono del propio Sergio Varisco. No trascendieron los contenidos de esa comunicación. Al otro día, el juez Ríos hizo la denuncia.


Todos los mensajes? habrían salido desde un celular a nombre de Bordeira. Lo curioso es que la mujer policía está presa. Pero su aparato, de acuerdo a las pericias, habría estado ubicado a unos cien metros del Palacio de Gobierno cuando se utilizó para hacer las amenazas.

El primero de los mensajes de texto lo recibió Enz el 16 de agosto a las 9.30. Cinco minutos después, un texto similar fue enviado al juez Ríos.

Los mensajes intimidatorios también fueron recibidos por el periodista Daniel Enz, director de la revista Análisis: "No te metas mas con tavi celis porque te vamos a poner una bomba a vos y al juez".

El juez Ríos denunció que en la mañana del 16 de agosto lo amenazaron con poner explosivos en el juzgado si continuaba con la investigación sobre el presunto narco que se habría asociado con el intendente Varisco, Daniel "Tavi" Celis. Fue apenas una semana antes de que la Cámara Federal de Apelaciones confirmara el procesamiento de Varisco, de la subsecretaria de Seguridad Bordeira, y del concejal Pablo Hernández (Cambiemos).

A Bordeira, una mujer policía que en la práctica estaba a cargo de la subsecretaría de Seguridad de Paraná, se la procesó por participar del tráfico de drogas. Quien le dictó esa medida es el juez federal Leandro Ríos, el mismo que recibió las amenazas.

Según altas fuentes del caso, los mensajes salieron de un celular registrado a nombre de Griselda Bordeira, funcionaria del área de Servicios Públicos de la Municipalidad y hoy detenida en la misma causa narco en la que está procesado Varisco.