| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Sábado 13 de octubre de 2018
Sorpresa en el PRO por una manifestación de ATE en la sede del think tank macrista (por despidos del entrerriano Etchevehere)
atemacri

En el Gobierno ya nadie se sobresalta por las marchas en contra. Día por medio, por si acaso, la Plaza de Mayo permanece vallada, aislada. En casi tres años de gestión, hubo tomas en casi todos los ministerios: Economía, Agroindustria, Trabajo y Ciencia fueron las Carteras más convulsionadas. Sin embargo, este miércoles una manifestación tomó por sorpresa al macrismo. Trabajadores de ATE-SENASA tomaron la planta baja de la Fundación Pensar, el think tank del PRO.

En reiteradas ocasiones, los empleados de seguridad del edificio de Balcarce 412, a 400 metros de la Casa Rosada, que también oficia como sede del partido y bunker de campaña, bajan la persiana metálica durante las manifestaciones. El miércoles, a las 11 de la mañana no hicieron a tiempo.

Alrededor de veinte de trabajadores del Senasa de la corriente 1 de mayo de ATE-CTA ingresaron a la propiedad de 4 pisos que el PRO alquila desde 2014 y por la que este año pagó US$ 2,5 millones. Otros 180 manifestantes permanecieron afuera.

Pretendían que los recibiera la titular de Pensar, Carmen Polledo. La diputada, que se encontraba en su despacho en el Congreso, estuvo al tanto de los reclamos por vía telefónica. “Los funcionarios que tienen que dar respuestas para este sector son todos personajes que vienen de la Fundación Pensar, que es el cerebro de este plan de hambre. Nosotros tenemos propuestas de trabajo genuino y queremos un ámbito de negociación”, explicó a Clarín Nadia Soares, una de las gremialistas que se manifestó.

Los trabajadores de ATE señalan a dos funcionarios de Agroindustria con fuerte vínculo con Pensar. El primero es Ricardo Negri, titular del SENASA e ideólogo de buena parte de los planes para el campo durante la campaña de 2015, es el titular del Senasa, que en abril despidió a 230 empleados. El segundo es Santiago Hardie, secretario de Agricultura Familiar, ex gerente general de Pensar y, en los hechos, el encargado de lidiar con los gremios.

Luego de la ocupación en la Fundación PENSAR, se comprometieron a abrir  instancias para que llevemos las propuestas de trabajo genuino que estamos pidiendo contra el hambre y la miseria que pasamor los compañeros de los barrios y los trabajadores de los distintos sectores

El ex ministro de Agroindustria Luis Etchevehere despidió en agosto -antes de que lo absorbiera Producción- 548 empleados. Ambas dependencias permanecieron tomadas durante los días de conflicto y desde ATE señalan que los funcionarios se reunían durante esos días en la sede de la Pensar, una versión que en Agroindustria desmienten.

Patricio Avellaneda, director ejecutivo de la Fundación y ex funcionario de la jefatura de Gabinete porteña, intentó negociar con los trabajadores y rechazó cualquier posible contacto de Polledo con los manifestantes. En Pensar argumentan que es un conflicto entre los trabajadores y el Estado y que la fundación no puede ser parte.

Los trabajadores solo aceptaron retirarse dos horas después de haber ingresado al edificio, una vez que Hardie se comprometió a recibirlos. Este viernes se reunirá con el secretario general de ATE-Senasa, Gustavo Mendoza. “Siempre hay diálogo permanente con ATE”, explicó el secretario a este diario.

En Agroindustria sugieren por lo bajo que la medida de fuerza fue un mensaje al interior de ATE, dividido entre las facción que se movilizó en Pensar y la que responde a Pablo Micheli. Apartado de la comisión directiva del gremio y sin chances de cobrar su sueldo. el referente de la CTA pidió regresar a su puesto en el SENASA. El sindicalista, que se encuentra en Mar del Plata, negó cualquier interna y apoyó el reclamo de los trabajadores.

El antecedente más parecido de manifestaciones contra think tanks oficialistas, ocurrió en julio pasado, cuando el Instituto Hannah Arendt, de Elisa Carrió, sufrió un escrache de grupos de izquierda, luego de que la diputada pidiera dejar más y mejores propinas.

El paso de los manifestantes por Pensar quedó grabado con los mensajes que escribieron en las paredes donde los principales dirigentes del PRO anotaron con fibra en 2015 sus mensajes para el entonces candidato presidencial Mauricio Macri. Donde antes decía “Mauricio es revolución de valores” ahora se lee “Mauricio es revolución de la pobreza, despidos y hambre”. Otros eligieron dibujar un gato con una leyenda elocuente debajo: “Yo te voté, pero me defraudaron otra vez”. Algunos -más vinculados al kirchnerismo- escribieron: “Volveremos”. En poco tiempo, en cualquier caso, estaba previsto que esas paredes volvieran a pintarse de blanco, para que queden disponibles nuevos mensajes de cara a la campaña que se avecina.