| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Miércoles 17 de octubre de 2018
Presupuesto: PRO desempolvó dúo Frigerio-Monzó para sellar consenso y restar abstenciones (referencia al entrerriano Frigerio)
frigerio

Ante la imperiosa tarea de contar con el Presupuesto 2019 sancionado antes de la cumbre de líderes del G-20 para mostrar gobernabilidad ante Wall Street y el establishment local, el Gobierno desató al "ala política" y la puso al frente de un convite realizado ayer en Diputados para que le expliquen a legisladores del peronismo los acuerdos-votos negociados con mandatarios provinciales. En la reunión estuvieron ministros de economía de distritos opositores para refrendar esos entendimientos y dejar despejadas las dudas que aún recorren por despachos justicialistas. Veamos:

Los acuerdos significarán más carga tributaria para los contribuyentes y millonarios fondos para las provincias -muchas de ellas, ya casi equilibradas en lo fiscal-, ante un esquema de ajuste que Cambiemos aceleró tras más de dos años y medio de gradualismo "babé". Pese a las concesiones del Gobierno a favor de los distritos, la oposición "responsable" se quejó en las últimas semanas de varios puntos del articulado del Presupuesto enviado por el Ejecutivo. De allí la necesidad del tándem -hoy clave- conformado entre el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el presidente de Diputados, Emilio Monzó, para recibir en el despacho del segundo a ministros provinciales y a legisladores justicialistas. 

El titular de la comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, Luciano Laspina (PRO) citó al cuerpo que comanda para mañana. Anoche, algunos puntos en común surgieron tras la reunión, como por ejemplo, que será casi imposible conseguir esta semana el dictamen de la ley de gastos. El PJ sí dio aval a que primero se firmen los despachos relacionados con la adenda fiscal, la delirante suba de la alícuota de Bienes Personales -pedida por los gobernadores pero con proyecto silencioso de Cambiemos, ya que nadie quiere hacerse cargo de la criatura-, y el freno al ajuste por inflación de los balances de empresas.

La idea original de la sesión para el miércoles de la semana próxima sigue vigente. No obstante, y ante el no dictamen del Presupuesto para mañana, desde Cambiemos comenzaron a ver con buenos ojos un encuentro en el recinto para el 31 de octubre. De esa manea, le darán al menos dos semanas al Senado para tratar la ley de gastos el combo fiscal e impositivo. En esa cámara, el objetivo es debatir durante tres días -martes, miércoles y jueves-, dictaminar el último día de discusión y llevar el pack al recinto al miércoles siguiente, que podría ser el 14 o el 21 de noviembre, en el peor de los casos.

"Quienes votan son los diputados y los acuerdos macro se hicieron con gobernadores. Con esto despejamos dudas, ya que tuvimos a ambos sentados en la misma mesa y avanzamos un casillero para contar con las leyes antes que terminen las sesiones ordinarias", reconocieron desde Casa Rosada a Ámbito Financiero. La estrategia del Gobierno de lanzar al dúo Frigerio-Monzó no es menor y fue acertada, ya que el Gobierno no puede darse el lujo de dar lugar al espantoso clima -fomentado por la oposición- de fines del año pasado en el Congreso, donde funcionarios y gobernadores se convirtieron en preceptores "in situ" para que se votara el paquete económico-fiscal, o con María Eugenia Vidal con reclamos en Casa Rosada que Macri sacara por Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) la reforma del cálculo para actualizar las jubilaciones.

Ayer, el tándem Frigerio-Monzó estuvo rodeado durante casi tres horas por el viceministro del Interior, Sebastián García De Luca -estratégico "peine" del Gobierno con las provincias-; el titular de la ANSeS, Emilio Basavilbaso -muy reclamado en el Congreso por sus constantes picardías para faltar-; el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro; y el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, entre otros. Los reclamos que aún laten en mentes peronistas de Diputados pasan por fondos en infraestructura a favor de la zona del AMBA, las cajas previsionales de las provincias, la ejecución completa de las partidas en Educación, y los fon CONICET, entre otros puntos. También queda indefinido el mecanismo para que los gobernadores cedan a municipios para hacerse cargo del transporte ante el inminente corrimiento de Nación.

El Senado comenzará a dar mañana sus pasos sobre la ley de gastos 2019, mientras espera la aprobación de Diputados. La flamante Oficina de Presupuesto del Congreso que maneja Marcos Makón participará de una reunión que organiza la Comisión de Presupuesto del Senado, que preside el legislador vidalista Esteban Bullrich, quien se quejó la semana pasada en el recinto por no poder hablar del proyecto que cederá dominios en más de 4.000 villas de todo el país y que generó un festín piquetero-papal.