| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Viernes 19 de octubre de 2018
Crisis condiciona el calendario electoral provincial (recuerdan que en Entre Ríos se avanzo con reforma electoral)
GobernadoresPeronistas

Las definiciones por la estrategia que diagramarán los gobernadores para los comicios provinciales quedaron en suspenso por la crisis económica. Las conveniencias sobre unificar elecciones con las nacionales en 2019 son una incógnita y demorarán las decisiones hasta el límite del plazo legal.

Inclusive, dirigentes de Cambiemos que antes bregaban por unificación del calendario tras la ola amarilla de 2017, hoy plantean dudas. En Mendoza, por caso, el radical Alfredo Cornejo estaría analizando que las elecciones generales sean en septiembre. El año pasado se sancionó una ley de desdoblamiento, aunque es atribución del gobernador alterar el esquema. En la práctica, es mayor el peso positivo de Cambia Mendoza que el del macrismo a nivel nacional. Cornejo, en definitiva, no capitalizaría arrastre "desde arriba" y cree, de todos modos, que el éxito nacional de Cambiemos no depende de los procesos provinciales. 

Dos radicales que son oposición en sus provincias dejaron de lado su otrora convencimiento de que Nación debía negociar con esos distritos PJ por la unificación de calendarios. Desde el entorno de uno de ellos, manifestaron a este medio que "a partir de la crisis económica perdimos puntos en las mediciones de las encuestas" por la asociación con el sello del presidente Mauricio Macri. El otro dirigente, desde otro rincón del país, manifestó ante la misma consulta que en este contexto "es una lotería decir a quién le conviene más desdoblar".

No obstante, la lógica en cada provincia tiene dinámica propia y cada cual atiende su juego. En Salta, por ejemplo, Juan Manuel Urtubey avanza en la unificación de fechas, a contramano de buena parte de sus pares peronistas. En caso de que el salteño sea candidato a Presidente, el arrastre hacia su delfín será natural y positivo. De hecho, hasta opositores como Alfredo Olmedo o el intendente capitalino Gustavo Sáenz pujan por integrar una lista que tenga a Urtubey -sin posibilidad de reelegir en la provincia- a la cabeza.

Sin embargo, la mayoría de los gobernadores PJ apuesta al desdoblamiento. Tras la experiencia 2017, no confían en que el derrame nacional sea un beneficio y prefieren fortalecer la provincialización. Temen, en algunos casos, que la liquidación de soja aporte beneficios a Cambiemos. En línea con ese sentido de localía, el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, ratificó su voluntad de desdoblar las elecciones provinciales "para poder discutir las necesidades de los sanjuaninos, sin que estas estén mezcladas con la política nacional". Durante el acto de celebración del Día de la Lealtad peronista, en la sede del PJ de San Juan le pidió a la militancia que "se prepare porque con grandes probabilidades podemos separar las elecciones locales de las nacionales". La posibilidad de adelantar los sufragios en la provincia quedó habilitada en abril, cuando la Legislatura local aprobó una reforma de la ley electoral impulsada por el gobernador para aumentar los plazos en los que se puede convocar a elecciones. Una jugada que podrá dejarle abierta la posibilidad a Uñac de pelear en las dos contiendas; primero como candidato a la reelección en San Juan y luego integrar una fórmula presidencial. Según dirigentes del justicialismo, los comicios provinciales podrían desarrollarse en mayo o en los primeros días de junio, por lo que las primarias serían en marzo.

También en Tucumán, La Rioja y Catamarca avanzan en escenarios desdoblados, según indicaron fuentes cercanas a Juan Manzur, Sergio Casas y Lucía Corpacci, respectivamente. Tierra del Fuego y Chaco, de Rosana Bertone y Domingo Peppo, no tienen permitida la simultaneidad en sus legislación. Aunque Bertone impulsa una reforma electoral que además de la boleta electrónica y la implementación de PASO podría habilitar la unificación del calendario electoral. También el entrerriano Gustavo Bordet avanzó en una modificación de la ley electoral que le deja manos libres ahora para desdoblar o unificar de acuerdo a las necesidades políticas.

Córdoba, de Juan Schiaretti, va por el mismo camino, en un escenario donde también incide el uso de boleta única, diferente a la que rige en el plano nacional. Santa Fe tiene el mismo sistema y desdoblará elecciones. El Frente Progresista de Miguel Lifschitz tampoco quiere quedar preso como en 2017 de la polarización del electorado entre peronistas y Cambiemos. Por eso, la definición será localista.

Lo mismo ocurre con sellos provinciales. Aunque en Juntos Somos Río Negro, del gobernador Alberto Weretilneck, podrán rever la táctica de desdoble en caso de que avanzara un acuerdo con el Peronismo Federal que integra otro rionegrino, como el senador Miguel Pichetto.