| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Martes 23 de octubre de 2018
Apuran las últimas negociaciones para poder darle dictamen este martes al Presupuesto (peronistas entrerrianos podrían dar quórum)
GobiernoDiputados

Con arduas negociaciones que seguirán hasta último momento, el oficialismo de Cambiemos espera poder dar dictamen este martes en Diputados al proyecto de Presupuesto 2019, que en señal política al Fondo Monetario Internacional el Gobierno quiere tener sancionado en ambas Cámaras antes de fines de noviembre, cuando se reúna el G20 en Buenos Aires. La Comisión de Presupuesto está citada para las 10. Si no hay contratiempos y logra el dictamen, Cambiemos va a pedir sesión especial para darle media sanción este miércoles en el recinto.

Con este objetivo siguieron las negociaciones este lunes apuntando a conseguir los votos del sector del Peronismo Federal que acompañará la aprobación. “Estamos cerrando los últimos detalles para el dictamen, tenemos 130 votos para el miércoles y podría haber una sorpresa con mayor acompañamiento”, expresó a Clarín con confianza, pero también cautela, uno de los principales negociadores de Cambiemos con la oposición.

El proyecto de Presupuesto que el Gobierno envió al Congreso prevé una caída económica de 0,5%, un dólar promedio en los $40,10 y una inflación punta a punta que se ubicará en el 23%.

Pero no fueron estos números -en los que la oposición poco y nada cree, luego de que el año pasado tras aprobarse la ley para 2018 el Gobierno cambió las metas- los que estuvieron en la discusión. El debate se centró en cómo compensar a las provincias por el recorte de este presupuesto “de ajuste” que buscando el déficit primario cero le quita a los distritos 100 mil millones de pesos entre el Fondo Sojero (ya eliminado), el fin de los subsidios al transporte y la tarifa social eléctrica.

Más temprano los negociadores de Cambiemos estuvieron reunidos con el jefe del Peronismo Federal en el Senado, Miguel Pichetto. Se busca que todo quede acordado para que al pasar a la Cámara alta tenga sanción, sin cambios, a mediados de noviembre.

Por Diputados pasaron los ministros Rogelio Frigerio y Guillermo Dietrich que participaron de las negociaciones que tuvieron lugar en el despacho del presidente de la Cámara, Emilio Monzó. Estuvieron el jefe de la bancada del Pro, Nicolás Massot, y el titular de la Comisión de Presupuesto, Luciano Laspina. Con Dietrich se reunieron varios intendentes de Cambiemos muy inquietos con el tema, como Ramón Mestre (Córdoba), Horacio Pechi Quiroga (Neuquén), Germán Alfaro (Tucumán), Raúl Jorge (San Salvador). Al salir, Dietrich confirmó a Clarín y otros medios que se habla de un fondo de $ 5 mil millones y que se negociaba su implementación.

Un punto del que se discutieron los detalles hasta este lunes es el fondo compensador del transporte, para evitar que el boleto se dispare en municipios del interior de $13 a $15 actuales hasta los $40 promedio.

Si este miércoles el Presupuesto llega al recinto, se pondrán a votación también los tres proyectos de leyes “complementarias”: el nuevo Consenso Fiscal, que retrasa eliminación de impuestos y así les permite a las provincias "compensar” los recortes que sufrirán; los cambios a Bienes Personales; y la suspensión del ajuste por inflación en los balances de las empresas, que evitará que el fisco deje de recaudar $100 mil millones por Ganancias.

Cambiemos busca llegar al recinto con todo el Presupuesto cerrado, y pedir autorización reglamentariamente para votar en general y en particular la iniciativa, de manera de no correr riesgos de que la oposición le volteé algún artículo clave.

El Gobierno cuenta los votos justos por ahora. Necesita 129 para el quórum, y mayoría de los presentes para la aprobación. Tiene 108 de Cambiemos, y 3 de Evolución Radical; 5 del Frente de la Concordia Misionero; 3 del salteño Alfredo Olmedo, la neuquina Alma Sapag y el mendocino José Luis Ramón; y 12 peronistas federales de Salta, Chaco, Entre Ríos, Córdoba y San Juan. Podría sumar un voto de Chubut, y está por verse que pasa con los 6 santiagueños que responden al gobernador Gerardo Zamora.

La Casa Rosada apuesta a que haya abstenciones que faciliten la aprobación. El massismo podría abstenerse. El FpV votaría en contra, lo mismo que la izquierda y el flamante interbloque de ex massistas y el Evita, que lidera Felipe Solá.