| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Martes 23 de octubre de 2018
Abogado al borde del juicio oral (en Entre Ríos)
GustavoRivas

A un paso de la elevación a juicio del abogado Gustavo Rivas, de Gualeguaychú, imputado por corrupción de menores, mañana será la audiencia en que las partes retomarán el cronograma dispuesto por el juez de Garantías y Transición Nº 1, Tobías Podestá, quien resolverá si elevar a juicio la causa.

La defensa de Rivas había solicitado la interrupción de las audiencias de elevación para analizar las identidades reservadas de las víctimas denunciantes. Ahora, después de haber obtenido la información, se dispuso continuar con las audiencias.

Cuando la defensa solicitó el cuarto intermedio no hubo rechazo de parte de la acusación, por lo que el juez de Garantías dictó un cuarto intermedio hasta el 24 de octubre para reanudar la audiencia de elevación y culminarla. Mañana se reanudará el debate sobre las pruebas que serán presentadas. Si no hay inconveniente, Podestá podrá elevar a la órbita del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguaychú la causa por corrupción de menores y promoción a la prostitución.

Rivas, de 72 años, fue citado en siete oportunidades a declarar como imputado por cada una de las doce víctimas. En cada ocasión, el abogado se negó a declarar con el argumento de que no estaba informado sobre la identidad de quién lo acusaba, por que cada declaración de la acusación fue realizada bajo identidad reservada.

“Este cuarto intermedio no significa que perjudique a mi representado, al contrario porque se podrán defender sin que el día de mañana digan que se le hizo alguna trampa o algo por el estilo”, indicó el representante de una de los doce denunciantes, Alfredo Vitale.

El propio Vitales sostuvo que el juicio contra Gustavo Rivas no se realizará en lo que resta del 2018, porque “es imposible que este año suceda porque la agenda del Tribunal está colapsada”.

Con la cantidad de testigos propuestos por la fiscalía y las dos querellas, “va a ser un juicio que va a llevar muchos días; hay más de 100 testigos, mínimo 15 días”. 

Rivas fue denunciado por el periodista Daniel Enz en 2017, por medio de una nota titulada “La doble vida del abogado”, en la que una serie de personas denunciaban haber sido víctimas de abusos durante su infancia.

Jurado desestimó las denuncias de las víctimas y afirmó que “mienten en conocerlo y en haber tenido cosas con él. Son mentiras groseras. Gustavo no promovió la corrupción ni la prostitución. Si hubiera habido acto sexual pagando, no significa corrupción porque no integra el delito el pago de un precio”, argumentó el letrado.

Vitale, por su parte, adelantó que pedirá para Rivas “siete años de prisión de cumplimiento efectivo por abuso sexual de menor”. “Más allá de que en un juicio hay que atenerse a las pruebas, este caso divide a la sociedad de Gualeguaychú en dos partes. Hay quienes se ríen y dicen que esto pasó siempre y otros que pensamos que esto tiene que terminar. Gualeguaychú enarbola la bandera del medio ambiente sano, pero esconde la basura bajo la alfombra”, cuestionó Vitale.

En la denuncia contra Rivas, quien fue además candidato a gobernador por la Ucedé en 1987, a intendente y concejal en 1991 y ocupó diversos cargos de relevancia en instituciones intermedias, deportivas y escolares, Enz sostuvo que “los cálculos más moderados indican que, por lo menos, corrompió a más de 2.000 adolescentes de entre 15 y 16 años entre 1970 y más allá de 2010”.