| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Sábado 27 de octubre de 2018
Otro gobernador del PJ avanza con su reelección y se prepara para desdoblar la votación (el entrerriano)
senado

Gustavo Bordet, gobernador de Entre Rios, blanqueó que irá por su reelección en 2019 y abrió la puerta para que la votación en esa provincia se realice con fecha propia, en el mes de abril, despegada de la presidencial.

Bordet integra el clan de gobernadores del PJ más cercano a la Casa Rosada y se mueve en línea con Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta) y Domingo Peppo (Chaco). Sus diputados votaron a favor del Presupuesto 2019.

Esta semana, durante un encuentro con legisladores, intendentes y funcionarios, el entrerriano confirmó que buscará un segundo mandato -idea que estaba instalada- y consolidó la variable de que en la provincia se vote en abril.

Bordet se suma, con esa decisión, a Juan Manzur que diez días atrás, para despejar las presunciones de que quería entrar en la carrera nacional, aprovechó el acto que organizó en Tucumán para anunciar que irá por la reelección y que, además, adelantará la votación.

Otro que se mueve en esa línea es Sergio Uñac, de San Juan. En la provincia agitan la tesis de que podría convocar a elecciones anticipadas, para principios de año, con la intención de obtener un triunfo rotundo que lo posicione para la carrera presidencial.

El chaqueño Peppo avanza en la misma dirección: está enfocado en su reelección y por ley, vota en fecha separada. Pero

Sobre un enfoque similar, el entorno de Alberto Rodríguez Saá promueve la reelección del gobernador y el adelantamiento de la votación en San Luis. Eso agudizó la pelea con su hermano Adolfo.

Dos meses atrás, Bordet logró que la Legislatura apruebe una ley que devolvió al Ejecutivo provincial la facultad para fijar su calendario electoral. Sergio Urribarri, el anterior mandatario, había avanzado en sentido contrario: atado la elección entrerriana a la nacional.

Urribarri, que preside la Cámara de Diputados, se opuso a esta reforma -dijo que la provincia debía votar junto a la presidencial para ayudar a un armado que derrote a Mauricio Macri- dejó expuesta la interna peronista que aparece como factor incierto para la elección del 2019.

El ex gobernador jugó en un momento con una "interpretación constitucional" para buscar él mismo un tercer mandato. La Carta Magna entrerriana, al igual que la de EEUU, permite una reelección pero prohibe que luego de eso, los gobernadores puedan volver a ocupar el cargo.

Según esa letra, Urribarri no puede competir pero mantiene diferencias con Bordet que, sin embargo, nuclea a la mayor parte del peronismo. El problema, en el mapeo político y electoral, es el kirchnerismo porque existe un riesgo: aunque Cambiemos está mal y en caída, la división del peronismo podría dar chances a la oposición local.

Eso animó, por ejemplo, la hipótesis de que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se lance como candidato a gobernador en la provincia y hasta circuló un "jingle" como especie de operativo clamor. El tema es sobre la base del tema "Una cerveza" de Ráfaga y lo grabó el cantante de ese grupo de cumbia, Ariel Pucheta, a pedido del intendente de Pueblo General Belgrano, Mauricio "Palito" Davico, de Cambiemos.

La cuestión K aparece como factor crítico para la mayoría de los gobernadores del PJ. El adelantamiento de la fecha electoral es, en parte, un atajo para resolver ese intríngulis porque permite resolver las diferencias con acuerdos locales y no quedar enroscados en la interna presidencial.

Bordet da señales. La semana pasada se reunió con dirigentes de la Juventud Sindical de su provincia y se permitió algunos elogios sobre la gestión de Cristina, a partir de la comparación con la situación actual.

"El no dice, como otros, que no hay que hablar ni acordar con el kirchnerismo pero a su vez cree que no es lo mejor que Cristina sea candidata", confían a Clarín en Entre Ríos. En rigor, en 2017, Bordet hizo una PASO enorme, con 9 listas, juntando a todo el peronismo a pesar de lo cual, perdió. Eso sirve como pista de los riesgos de la fractura del PJ.

El jueves, en Santiago del Estero, varios mandatarios se reunieron y aunque la agenda fue de gestión, volvieron a analizar cómo abordar el año electoral. Estuvieron Urtubey, Manzur, Schiaretti, Gerardo Zamora (Santiago), Serigo Casas (La Rioja) y Lucía Corpacci (Catamarca).

El miércoles, en otra cumbre en Capital, Manzur, Corpacci, Zamora, Casas; Gildo Insfrán y Rosana Bertone (Tierra del Fuego), también se prometieron darle mayor intensidad a las reuniones políticas.