| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Lunes 26 de noviembre de 2018
El ciudadano ilustre tiene fecha (en Entre Ríos)
GustavoRivas

El juicio al abogado Gustavo Rivas, acusado por “corrupción de menores y promoción de la prostitución” por cerca de 2.000 casos en Gualeguaychú, Entre Ríos, comenzará el 1 de abril del año próximo, según informó la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) de Tribunales locales.

Durante 12 audiencias desde el 1 de abril hasta el 24, en la sala del Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú, que pueden extenderse, se presentarán más de 100 testigos ante los jueces Alicia Vivian, Mauricio Deruddi y Arturo Dumon.

La causa, elevada a juicio el 25 de octubre de este año, se inició tras una denuncia del periodista Daniel Enz, publicada en la revista “Análisis Digital” bajo el título “La doble vida del abogado”, en la que reveló que Rivas llevaba menores a su domicilio, donde los sometía.

“Los cálculos más moderados indican que, por lo menos, corrompió a más de 2.000 adolescentes de entre 15 y 16 años, entre 1970 y más allá del 2010. Les pasaba videos pornográficos, los masturbaba, les practicaba sexo oral y se hacía penetrar o colocar elementos importantes en su ano en encuentros semanales en su casa”, sostuvo Enz en su artículo.

En la inspección ocular que se realizó en el domicilio, el fiscal general local, Lisandro Beherán encontró una cama que vibra, un tablero de luces de colores, fotos y videos, entre otros materiales.

Beherán confirmó que el material secuestrado “ratifica las denuncias de los testigos” y “los dichos de las personas son compatibles”.

Asimismo, confirmó que desde la fiscalía, que representa a más de diez víctimas, pedirán “25 años que es el máximo establecido” al momento en el que ocurrieron los hechos; mientras que las querellas solicitaron entre siete y siete años y medio.

Rivas, de 72 años, fue destacado como “ciudadano ilustre”; candidato a gobernador por la Ucedé, en 1987, candidato a intendente y concejal en 1991 y ocupó diversos cargos de relevancia en instituciones intermedias, deportivas y escolares.

Rivas había sido citado a declarar en siete ocasiones, aunque en todas ellas, si bien concurrió a los tribunales, evitó pronunciarse alegando que “al no conocer la identidad del denunciante no podía aportar ningún dato”.

“Creo que no eran menores, pero habrá que analizar las fechas”, dijo el acusado en rueda de prensa, y reconoció que las relaciones eran “sexuales” pero “no eran abusos”.