| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Martes 15 de enero de 2019
Cuatro provincias en emergencia (incluida Entre Ríos)
senado

Más de 3000 evacuados, pérdidas de cultivos de algodón y girasol, rutas cortadas y parajes aislados son las consecuencias de las inundaciones provocadas por las lluvias de los últimos días en Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes, que ya dejaron cuatro muertos, informaron ayer autoridades locales y la Cruz Roja Argentina (CRA).

Las fuentes precisaron además que la situación “está normalizada” en Santiago del Estero, donde murió un nene que fue golpeado por una rama cuando circulaba en moto con su papá, y en el este de Tucumán, donde también habían caído varios milímetros de lluvia y cientos de personas habían tenido que abandonar sus hogares.

Los otros tres muertos se habían registrado en la localidad correntina de Paso de los Libres, entre ellos, una mujer y su hija.

“La emergencia más fuerte está por ahora en las provincias de Santa Fe, Chaco, Corrientes y Entre Ríos”, precisó Rodrigo Cuba, director nacional de Respuesta a Emergencias y Desastres de la CRA.

Detalló que en Santa Fe hay unos 200 evacuados y un acumulado de 900 milímetros de agua caída, mientras que en Chaco hay entre 1300 y 1400 evacuados, en Corrientes unos 800 y en Entre Ríos alrededor de 800.

“En Entre Ríos tenemos complicaciones en las zonas cercanas a la ribera del río Uruguay, que está subiendo de manera progresiva y casi llega al nivel de evacuación”, alertó Cuba, quien agregó que se está trabajando para asistir a los evacuados y evitar “enfermedades vectoriales, dérmicas y todo tipo de afecciones transmisibles”.

“El acumulado para las regiones del Litoral y el Noreste del país es de 480 milímetros, y se estima que caerá más agua en los próximos días”, adelantó.

En Chaco cayeron en lo que va de enero 472 milímetros de agua, cifra que se convirtió en el record de los últimos 66 años para ese mes en la provincia, afirmó la Municipalidad de Resistencia.

Hasta ayer por la mañana en Resistencia permanecían evacuadas 532 personas, mientras que en las localidades de Barranqueras se registraban 340, en Puerto Vilelas 264, en Fontana seis, en Puerto Tirol 53, en Villa Ángela 25, en Villa Berthet 19, en Charata 14 y en Las Breñas 147.

Las lluvias caídas en las últimas horas en las comunas de Las Breñas, General Pinedo, Gancedo, Chorotis, Hermoso Campo, Coronel Du Graty y Santa Silvina, todas del sudoeste, afectaron además lotes de girasol y algodón, sin que se pudiera establecer aún el daño en esos cultivos, indicó el Ministerio de Producción.

En Corrientes se mantenía ayer a la tarde cortada la ruta 123 hasta la ruta 14 y otras 15 estaban siendo monitoreadas, mientras que algunos parajes permanecían aislados por las lluvias, señaló el gobernador Gustavo Valdés, quien declaró el estado de emergencia en la provincia.

Asimismo, cuatro familias de la localidad cordobesa de Arroyo Algodón, 127 kilómetros al sudeste de la capital, se autoevacuaron de sus casas por las lluvias que se registraron el fin de semana, que produjeron la crecida de ríos y arroyos, por lo que la Secretaría de Riesgo Climático y Catástrofe local pidió a los vecinos “máxima precaución”.

En tanto, las Fuerzas Armadas coordinaban tareas de asistencia a los damnificados en Corrientes, Chaco y Santa Fe, informó el Ministerio de Defensa nacional.

En el municipio chaqueño de Las Breñas, “los efectivos apoyaban la evacuación de las personas en las zonas que permanecen aisladas, mientras que en Resistencia y Barranqueras las operaciones estaban transitoriamente finalizadas”, detalló la cartera en un comunicado.

En tanto, en Corrientes continuaba la asistencia a los habitantes de Curuzú Cuatiá, mientras que en Santa Fe “efectivos reforzaban las defensas del río Salado en las comunas de Villa Minetti y Margarita”, completaron.

Por otro lado, se informó que las Fuerzas Armadas coordinan acciones en cuatro provincias para trasladar a los evacuados y distribuir alimentos por las inundaciones que ya afectaron a más de 3.000 personas, mientras se intensifican los trabajos para reparar puentes y rutas socavados por la fuerza de la crecida de los ríos y arroyos, informaron hoy fuentes oficiales.

Chaco, Corrientes, Santa Fe y Santiago del Estero, las provincias más afectadas, son asistidas por las Fuerzas Armadas con cuadrillas, vehículos y medios especiales para facilitar el transporte y la distribución de alimentos a los centros de evacuados.

En tanto, en Corrientes, esta cortada la ruta nacional 12 a la altura del kilómetro 874 en la localidad de 9 de Julio, en el oeste provincial, debido al socavamiento del alcantarillado. Vialidad Nacional trabaja en la reparación mientras se desvía el tránsito por las rutas provinciales 123 y 27. Agentes de Vialidad Nacional continuaban con la colocación de un puente Bailey de emergencia en el kilómetro 863 de la ruta nacional 34, en la localidad santiagueña de Pozo Hondo, instalación que permitirá restablecer la circulación de la ruta, que une esa provincia con Santa Fe y Tucumán.

El puente ubicado a esa altura se desplomó el último miércoles por el caudal de agua que llevó el río Tajamar, en el marco de los fuertes temporales que afectan a las localidades del litoral.