| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Viernes 18 de enero de 2019
Bonadio no liberó al arrepentido Campillo y ordenó 80 procedimientos en 14 provincias (una de ellas Entre Ríos)
bonadio

El mundo de la construcción está en jaque. No sólo por la merma en la obra pública sino porque la Justicia ya rompió el cerco de las grandes empresas y le tocó la puerta a más de 70 firmas de las llamadas medianas. El juez Claudio Bonadio y los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo trabajaban desde hace meses en una lista de empresas que habrían participado del club de los pagadores. Pese a tener un reporte que les dejó y les explicó en financista Ernesto Clarens, los funcionarios prefirieron confeccionar una propia con información que le pidieron a varios ejecutores de obra pública como el gobierno nacional, las provincias y algunos municipios.

Aún no contestaron todos, pero Bonadio decidió que se avance hoy con los nombres que estaban ya el la lista. Los funcionarios judiciales golpearon la puerta de empresas ubicadas en 14 provincias y tenían, además de llevarse la información que pudiera ser importante para la causa, el nombre de cada uno de los directivos de la constructora en los años de pagos frecuentes. Si bien nadie lo confirmó, y de acuerdo con lo que ya ha hecho Bonadio en otro momento de la investigación, con los nombres de los responsables empezará una ronda de llamados a indagatorias. Decenas de responsables de empresas de todo el país empezarán a transitar por Comodoro Py. Los operativos quedaron en manos de la Policía Federal y en los próximos días la información recolectada llegará al juzgado.

Según supo la nacion a través de fuentes que participan de la investigación judicial, no se trata nada más de las empresas que señaló el financista arrepentido Clarens en el listado que aportó, sino que el juzgado de Bonadio elaboró un listado propio en base información que se relevó con distintos organismos públicos. Los procedimientos se llevaron adelante -de manera simultánea- en varios distritos, como la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires y el interior de la provincia, Corrientes, Formosa, Santiago del Estero, San Juan, Mendoza, San Luis, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Neuquén, Río Negro y Chubut.

La jornada de hoy en los tribunales federales fue extensa. Clarens fue uno de los que volvió a los despachos de Retiro. Asistió al juzgado de Bonadio para ampliar su declaración indagatoria, fuentes judiciales dijeron a LA NACION que la ola de procedimientos ya estaba ordenada por Bonadio desde antes de que se decidan los allanamientos. El financista fue el que relató que por su oficina pasaban la gran mayoría de los contratistas de obra pública a descontar sus certificaciones de obra y a dejar el porcentaje que le pedían.

Una de las novedades del día fue que Bonadio, pese a homologar el acuerdo del ex ministro de Hacienda de Santa Cruz Juan Manuel Campillo, decidió no hacer lugar al pedido de excarcelación. De esta manera se convirtió en el primer arrepentido que continuará, al menos por ahora, en prisión. Pero más allá de esta particularidad, el aporte de Campillo en la causa fue vital para ordenar la detención de Isidro Bounine, exsecretario privado de Cristina Kirchner .

Al mediodía, el colaborador de la expresidenta declaró en la causa de los cuadernos de las coimas y negó las acusaciones de Campillo, quien había dicho que Bounine lo llamó para armar el esquema de venta de las propiedades en Estados Unidos que compraron de Daniel Muñoz y su esposa, Carolina Pochetti, con fondos cuyo origen trata de establecer la Justicia.