| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Domingo 03 de febrero de 2019
Resultado fiscal y gasto en personal en las Provincias (cifras de Entre Ríos)
rankingprovincias

En los últimos días se ha hecho mención a la mejora del resultado fiscal que las provincias tuvieron durante el año 2018. En esta columna se analizan las diversas cuentas, poniendo énfasis en la importancia que tuvo la dinámica del gasto en personal en el resultado de varias jurisdicciones y, por ende, en sus chances de sostenerlo durante 2019.

Resultado corriente

El resultado corriente del cuadro ahorro-inversión de una jurisdicción provincial da una pauta concreta sobre la viabilidad de sus finanzas, siempre y cuando tanto sus ingresos como sus gastos no reflejen comportamientos extraordinarios. En el acumulado al mes de septiembre de 2018 (últimos datos oficiales disponibles), se aprecia que todas las provincias presentaron superávit corriente. Cuando se lo relativiza con los ingresos totales, se destacan las provincias de Santiago del Estero y San Juan, con indicadores superiores al 30%. En el otro extremo, las provincias de Santa Cruz y La Rioja presentaron indicadores inferiores al 1% (en el caso de La Rioja, esto obedece a que parte de las transferencias no automáticas que le envía la Nación son contabilizadas como de capital).

Cuando se profundiza el análisis, se aprecia una disminución real del gasto en personal en 20 de las 23 jurisdicciones analizadas. Las caídas más significativas se presentaron en las provincias de Chubut, Misiones, Tierra del Fuego, Santa Cruz y Chaco, siendo al menos del 10% interanual. En el otro extremo, Neuquén, San Juan y Corrientes presentaron leves aumentos reales, siendo el máximo el de Neuquén, del 0,47%. Estos comportamientos del gasto en personal son derivados del comportamiento del salario real en cada provincia.

El resultado de capital

Una vez analizado el resultado corriente de las provincias, resulta importante ver qué ocurrió con el resultado de capital. El mismo se obtiene de la diferencia entre ingresos de capital y gastos de capital. Un resultado de capital negativo refleja que una provincia está destinando a inversión más recursos que sus ingresos de capital.

En el acumulado al tercer trimestre del año, todas las provincias presentaron un resultado de capital negativo sobre sus ingresos totales. Se destacan los casos de San Juan (17,44%), Santiago del Estero (15,92%), Córdoba (14,02%) y CABA (14,00%). En el otro extremo se ubicó la provincia de La Rioja, con un déficit inferior al 1%, seguida por Entre Ríos (2,42%) y Río Negro (2,89%).

El resultado financiero

La suma de los resultados corrientes y de capital determina el resultado financiero de cada provincia. Al relativizar el resultado financiero con los ingresos totales, se aprecia que sólo 5 provincias presentaron déficit financiero hasta el tercer trimestre de 2018. Santa Cruz es la provincia más comprometida, ya que mostró un déficit financiero equivalente al 5,04% de sus ingresos. Luego le siguen las provincias de Jujuy, Córdoba y Corrientes, con déficits financieros respecto a sus ingresos totales del 1,24%, 0,95% y 0,97%, respetivamente. Por último aparece Chaco, que registró un resultado financiero negativo del 0,10%. En el otro extremo se ubican las provincias de Santiago del Estero, Catamarca y San Juan, que presentaron un superávit financiero superior al 10% de sus ingresos totales.

La abrupta devaluación del peso y el salto inflacionario consecuente produjeron atrasos salariales reales, que seguramente no se sostuvieron en los últimos meses de 2018 o no se sostendrán en los primeros meses de este año, cuya particularidad es que es un año electoral. Esto hace que el ahorro logrado por algunas provincias por esta vía el año pasado, si hasta ahora no se esfumó, lo haga en los próximos meses.

Dada esta situación, resulta importante sensibilizar los resultados fiscales de 2018 bajo el supuesto de una caída real del gasto en personal igual para todas las jurisdicciones. Parece razonable considerar un atraso real del gasto en personal del 5,9% interanual, que fue el que se verificó en promedio durante el período considerado. Al simular el impacto en los resultados fiscales de cada provincia, se aprecia que 11 mejoran su resultado corriente y 12 lo empeoran. Esto se debe a que 11 provincias tenían un atraso salarial real menor que el 5,9%, y 12 de ellas tenían uno mayor. Santa Cruz pasa a ser la única provincia con resultado corriente negativo; y respecto al resultado financiero, la distribución de los cambios es la misma que la del resultado corriente.

Reflexión final

Cuando se supone un comportamiento igual del gasto en personal para todas las provincias durante los primeros 9 meses de 2018 (atraso salarial real del 5,9%), se tiene que 9 jurisdicciones mantienen su superávit financiero, aunque lo reducen. Este grupo está conformado por Buenos Aires, Mendoza, Santa Fe, Chubut, Río Negro, Tierra del Fuego, Misiones, Formosa y Salta. Por otra parte, otro grupo de 9 provincias mejoran el superávit financiero (CABA, Neuquén, La Pampa, Entre Ríos, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan y Santiago del Estero). Córdoba y Corrientes eliminan su déficit financiero, pasando a obtener superávit. Finalmente, las jurisdicciones de Chaco, Jujuy y Santa Cruz agudizan el déficit financiero.

Poder obtener conclusiones de los datos fiscales a un momento del tiempo resulta dependiente de las variables que están por detrás de la generación de ese resultado, puesto que su sostenibilidad está atada a la posibilidad del mantenimiento efectivo de una determinada conducta fiscal, como en este caso lo es el atraso salarial real de la mayoría de las jurisdicciones.