| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Lunes 25 de febrero de 2019
El intendente de Paraná quedó a un paso de ir a juicio por narcotráfico
Varisco

Por el escándalo narco ya hay dos funcionarios de la Municipalidad de Paraná presos. Y ahora el intendente de Cambiemos y ex diputado nacional por la UCR, Sergio Varisco, quedó a un paso de ir a juicio oral. Lo acusan de financiar la compra de droga al por mayor con fondos públicos y de haber hecho un acuerdo político con un puntero, sospechado de liderar una banda de traficantes.

El pedido de elevar a juicio oral la causa que se le sigue a Varisco fue presentado por el fiscal federal Carlos García Escalada, que consideró que la etapa de investigación y pruebas "ya estaba completa y debidamente argumentada", según indicaron fuentes del caso a Clarín. En el expediente también están procesados la ex secretaria de Seguridad de Paraná, Griselda Bordeira, el ex concejal Pablo Hernández (Cambiemos) y otros ocho imputados 

No obstante, los abogados defensores del jefe comunal de Paraná rechazaron el pedido del fiscal y solicitaron el sobreseimiento de Varisco, que está procesado por “financiamiento de actividades de comercio de estupefacientes” y “peculado”. Ahora Leandro Ríos, titular del juzgado federal N° 1 de Entre Ríos, deberá resolver si eleva a juicio la causa.

El caso explotó luego del hallazgo de un cuaderno  en la casa de Daniel "Tavi" Celis, un puntero narco vinculado a Varisco, donde aparecían el nombre del intendente y el de otros funcionarios junto a números que se corresponderían con cantidades de drogas. Celis está preso por un extraño robo en una chacra, que los investigadores creen que fue para pagar una deuda narco.

"Tavi" es conocido en la zona oeste de la capital entrerriana por su militancia barrial. Pero desde 2016 era investigado por la Justicia junto a su hermano Miguel Ángel, los dos sospechados de distribuir marihuana en una amplia zona de Entre Ríos y Santa Fe con camiones de basura municipales.

La investigación por el reparto de droga en vehículos municipales derivó, un año más tarde, en la intercepción de una “narcoavioneta” con 317 kilos de marihuana en un campo en Colonia Avellaneda. Esa vez hubo 14 detenidos, ocho de ellos empleados o funcionarios del Municipio.

La "narcoavioneta" terminó llevando por primera vez a Varisco a los tribunales federales, pero como testigo. El juez Ríos puso la lupa sobre un “acuerdo político” entre el intendente y el puntero durante la campaña electoral: que, a cambio del apoyo de Celis, Varisco le otorgaría 40 contratos, que terminaron siendo menos. Pero igualmente "Tavi" pudo poner gente de su confianza en la Unidad Municipal N° 2, y de acuerdo a la hipótesis de los investigadores, pudo desarrollar su negocio ilegal de distribución.

Aunque terminó preso por ese extraño robo en una estancia, Celis está acusado de seguir manejando la venta de droga desde la cárcel. Hay escuchas telefónicas con el concejal Hernández, su pareja Luciana Lemos (también procesada) y un abogado que lo comprometen. Esas escuchas derivaron en un allanamiento en la casa de Lemos en el que se encontraron 3,5 kilos de cocaína, dinero y anotaciones.

Una de las pruebas en contra de Varisco, que asegura ser "inocente", sostiene que el jefe comunal aportó dinero para financiar el equivalente a 2 kilos de cocaína dentro de un cargamento de 12 kilos proveniente de Buenos Aires. Lo compromete una anotación en una libre con nombres: “Varisco N=2x160=320-250=70 SALDO”, señalaba uno de ellos. De los allanamientos realizados en la Municipalidad, el Concejo Deliberante y el despacho del intendente surgió la sospecha de que los fondos provenían del desvío de dinero destinado a pauta publicitaria oficial.

En el cuaderno hallado por la Policía Federal en la casa donde vivía la pareja de Celis aparecen más nombres. El primero es "Bordeira". Para los investigadores se trata de la subsecretaria de Seguridad Griselda Bordeira, que terminó procesada con prisión preventiva. Al lado de su apellido decía “X= 2X160=320-200=120-60= 60 DEVUELVE 775”. El tercero en la lista es "Hernández", que sería el concejal Pablo Hernández, que también está detenido desde junio. Junto a su nombre está, otra vez, la misteriosa fórmula alfanumérica: “D=1x165 PAGADO”.

?El cuarto y último nombre en el cuaderno es el del concejal Emanuel Gainza, también de Cambiemos. "Gainza (CH) = 1x150 PAGADO"?, dice la anotación. El edil fue imputado e indagado en la causa, pero luego sobreseído.

El intendente Varisco, que a pesar de su procesamiento sigue en el cargo y piensa en la reelección, ya había recibido un duro revés de la Cámara Federal de Apelaciones de Entre Ríos cuando rechazaron en septiembre un planteo de nulidad por parte de los abogados Miguel Ángel Cullen y Claudio Caffarello.

Los camaristas consideraron que hay “indicios suficientes para sostener, con el grado de probabilidad que esta instancia requiere, la existencia de una pluralidad de sujetos que estarían involucrados en actividades relativas al comercio de estupefacientes”.