| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Lunes 04 de marzo de 2019
Cómo hicieron 6 provincias para lograr un acuerdo con los docentes y garantizar que empiecen las clases
alumnosescuela

Neuquén, Misiones, Mendoza, Chubut, Santiago del Estero y Tucumán son hasta ahora las seis provincias que acordaron con los gremios docentes incrementos salariales en paritarias. El resto del país se plegará al paro de 72 horas convocado por Ctera para el 6, 7 y 8 de marzo. En la Ciudad, el gremio mayoritario rechazó la oferta oficial, mientras que otros la aceptaron, por lo que la huelga podría tener una adhesión dispar.

En la provincia de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Tierra del Fuego, Río Negro, Santa Fe, Salta, los gobiernos continuaban en negociaciones con los gremios, pero por ahora no se cerraron los acuerdos. En tanto, en los distritos de Chaco, San Juan, San Luis, Formosa, La Pampa y Santa Cruz, las partes aún no iniciaron las tratativas y la vuelta a clases parece incierta.

No hubo una receta que garantizara el inicio de clases, sino que en dada distrito se dio de una manera diferente y el componente político en un año electoral también juega su parte. De hecho, hay ofertas que pueden ser similares en diferentes distritos y mientras en algunos las han aceptado, en otros decidieron rechazarlas.

Caso por caso

Entre las administraciones que lograron un acuerdo, la de Santiago del Estero es la que concretó el aumento más elevado al otorgar un 40 por ciento en el salario básico de sus docentes.

Por su parte, Chubut le concedió a a sus maestros un 38 por ciento de aumento con "una cláusula gatillo", que se activará en función de los índices inflacionarios.

La oferta de la actualización también se siguió en Mendoza, aunque el aumento del salario docente en la provincia cuyana se fijó en un 23 por ciento.

Neuquén concedió en cambio un incremento de 5 mil pesos, más una cláusula gatillo; y Misiones un 23 por ciento de incremento en el básico, una propuesta que fue aceptada por sólo una de las entidades sindicales que se sentaron a la mesa de discusión paritaria.

En Tucumán, los docentes nucleados en la Agremiación Tucumana de Educadores Profesionales (ATEP) se mostraron conformes con el aumento salarial ofrecido por el gobierno provincial, del 25 por ciento en dos tramos con revisiones semestrales según la inflación.

En Misiones, el gremio mayoritario firmó un incremento del 23%, sin cláusula gatillo. En este caso es probable que las clases comiencen de manera dispar por la adhesión a la huelga de Ctera de gremios minoritarios. Allí ya estaba previsto que el comienzo fuera el 11 de marzo.

En la provincia de Buenos Aires, el gobierno de María Eugenia Vidal ofreció a los gremios una actualización por inflación que implicaba actualizar los salarios automáticamente de acuerdo con el índice de inflación del Indec, en forma mensual los primeros tres meses, y luego con ajustes en junio, septiembre y diciembre. El conflicto se da por el reclamo del poder adquisitivo perdido en 2018.

En la ciudad de Buenos Aires, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta propuso un 23 por ciento de aumento en tres cuotas y con una cláusula gatillo pero la Unión de los Trabajadores de la Educación (UTE) y Ademys (kirchnerismo e izquierda) rechazaron la oferta que fue aceptada por otros 15 gremios, que tienen una representación menor.