| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Lunes 04 de marzo de 2019
A 2 días de clases, hay pax docente sólo en 10 distritos
ParoDocenteEscuelaAula

El ciclo lectivo en el electoral 2019 arrancará ya con una materia previa: a dos días -ambos, feriados de Carnaval- del retorno masivo a las aulas, sólo una decena de gobernadores logró cerrar un acuerdo salarial con los gremios docentes, lo que le abre la puerta a un extendido mapa de medidas de fuerza.

Se trata de tres mandatarios de Cambiemos (los radicales Alfredo Cornejo -Mendoza- y Gustavo Valdés -Corrientes-, y el macrista porteño Horacio Rodríguez Larreta), dos peronistas (el tucumano Juan Manzur y el formoseño Gildo Insfrán) y cinco dirigentes de partidos provinciales (el misionero Hugo Passalacqua, el rionegrino Alberto Weretilneck, el neuquino Omar Gutiérrez, el santiagueño Gerardo Zamora y el chubutense Mariano Arcioni).

A dos de ellos los apremiaban los tiempos para esquivar incómodos paros con riesgosa traducción en pérdida de votos: Gutiérrez y Weretilneck buscarán su reelección el 10 de marzo y el 7 de abril, respectivamente (el rionegrino, atado a una decisión judicial).

Hay, con todo, algunas salvedades. Por caso, Larreta acordó con 14 gremios docentes locales, pero otros dos (UTE-CTERA y Ademys) lo rechazaron e irán a la huelga. La paritaria, de todas formas, fue ya cerrada. Y a Valdés le brotó el único rechazo de Suteco.

En rigor, la conflictividad quedó instalada ya desde arriba, luego de que la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) lanzara el pasado jueves una huelga de 48 horas desde el próximo miércoles, y una adhesión al Paro Internacional de Mujeres del viernes 8.

La estocada -en reclamo de la resucitación de la paritaria nacional y de la resolución de las pulseadas provinciales- afectará incluso a distritos donde ya los mandatarios hayan sellado un acuerdo salarial.

En los hechos, para el caso de los maestros que adhieran, las clases comenzarán entonces para miles de alumnos de todo el país recién el lunes 11 de marzo.

El escenario -ya sea por el paro nacional o por huelgas de índole local- es preocupante y vuelve a golpear a la castigada educación pública, lo que en los hechos acrecienta la brecha con las escuelas del sector privado.

En reacción, ya un ramillete de gobiernos provinciales salió a advertir que aplicarán descuentos por los días no trabajados, en un intento de erosionar el acatamiento a las medidas de fuerza.

Las estrategias incluyen además el dictado de conciliaciones obligatorias (como en Jujuy), o el otorgamiento de anticipos a cuenta de paritaria por decreto (la ingeniería que el año pasado desplegó, ante la falta de acuerdo, la bonaerense María Eugenia Vidal).

El mapa de las provincias con acuerdo docente muestra la aplicación de distintas fórmulas de entendimiento.

Las claúsulas de gatillo y de revisión están entre las herramientas más repetidas por exigencia de los sindicatos y fueron la llave en varios distritos para cerrar el entendimiento. Pero en otros no alcanza, ya que los gremios exigen además una recomposición adicional por la erosión del poder adquisitivo de 2018, tras la inflación récord de 47,6%, la más alta de los últimos 27 años.

Con distintos grados de avances, los gobernadores siguen negociando en Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, San Juan, La Rioja, Entre Ríos, Jujuy, Santa Cruz (las clases ya empezaron, con paros), Chaco, La Pampa, Catamarca, Salta y Tierra del Fuego, y se espera un anuncio salarial en San Luis.