| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Domingo 10 de marzo de 2019
Las PASO tensionan la relación entre Lavagna y el resto del PJ (recuerdan encuentro en casa de Entre Ríos en Buenos Aires)
UrtubeyLavagna

Cuando faltan 100 días para el crucial cierre de listas , la invitación del kirchnerismo a Sergio Massa a ir a una interna recalentó la discusión sobre cómo va a hacer el peronismo alternativo para resolver quién será su candidato.

Solapadamente, el convite generó tensiones entre Roberto Lavagna y el resto de los referentes del PJ federal. El exministro blanqueó que "no descarta" ser candidato a presidente, agregó que, de serlo, no aceptará tener que pasar por una interna. Y lo planteó como una condición innegociable.

La exigencia de Lavagna disgustó, aunque siempre por lo bajo, a los candidatos ya oficializados de Alternativa Federal, que también desde el minuto uno, hablaron de las PASO como la forma de elegir al candidato del espacio.

Esa diferencia esencial volverá a quedar en evidencia en los próximos días. Los gobernadores peronistas que integran (o apoyan) a Alternativa Federal tienen previsto volver a pronunciarse en público en favor de las PASO como el mejor mecanismo, el "método democrático", repiten, para elegir al "candidato antigrieta" capaz de disputarles el poder a Cristina y a Mauricio Macri . Todavía no está claro cuándo ni en qué contexto.

"En su momento criticamos los dedazos del kirchnerismo para elegir a sus candidatos. No hay manera de que salteemos las PASO", dijo a LA NACION un hombre que trabaja cerca de Massa.

Nadie en Alternativa Federal descarta que, si en las próximas semanas hubiera "consenso" en torno a un candidato, las PASO no serían necesarias. Pero, a esta altura, eso es pura conjetura. Hoy las primarias son el escenario.

No será la primera vez que los gobernadores hablen de las primarias en público. Ya las invocaron como "el" mecanismo para definir candidatos las últimas veces que se vieron en las casas de las provincias de Entre Ríos y Córdoba.

Pero la ratificación se dará en un escenario distinto, por la aparición de Lavagna en el ring electoral y, sobre todo, por su pétrea negativa a que sus chances de ser candidato dependan de una interna. Además, lejos de moderarse, el rechazo del exministro de Economía a las PASO es cada vez más firme.

Nada inocentemente, Lavagna deja trascender que no está dispuesto a negociar su resistencia a las PASO, que para el resto de los candidatos son ineludibles, mientras sigue sin definir si será candidato a presidente. Un "no candidato" que pretende marcar la cancha. Una de las paradojas de la ¿pre? campaña presidencial.

En este contexto, un renovado pronunciamiento de los gobernadores por las PASO se leerá como un mensaje directo a Lavagna y su pretensión de disputar la presidencia sin internas de por medio.

El rechazo de Lavagna no es a las PASO en sí mismas. El exministro de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner cree que no sirven para la elección de este año, en la que la prioridad es, según repite entre sus colaboradores y cada vez que habla en público, "superar la grieta" entre Macri y Cristina. Para conseguirlo, cree, es prioritario "lograr consensos y acuerdos básicos", antes que definir candidatos.

Más allá de esas reflexiones, lo cierto es que para consolidarse como alternativa en la polarización, tarde o temprano el peronismo no kirhnerista tendrá que ordenarse en torno a un líder competitivo. La oferta de interna amplia del kirchnerismo a Massa el viernes pasado actualiza el complejo "dilema Cristina" y la intención de voto que hoy tiene, tanto en la provincia de Buenos Aires como en el resto del país.

El debate por la necesidad (o no) de las primarias se suma así a un mapa de por sí imbricado para Alternativa Federal, un escenario en el que ya pesa el factor Cristina y al que se sumó la incógnita sobre el futuro de Lavagna.

Así las cosas, y tal vez amparados en que todavía faltan tres meses para cerrar listas, sigue primando la campaña individual. Juan Manuel Urtubey estuvo ayer en Mendoza por la vendimia. Por poco no se cruzó con Massa y Miguel Pichetto, que hoy llegarán a la provincia.