| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Lunes 11 de marzo de 2019
Tras el paro de 72 horas, se normalizan las clases y en Provincia los docentes esperan una nueva oferta (Entre Ríos mejoró la oferta)
Paro

La gobernadora María Eugenia Vidal sigue en carrera para tratar de evitar nuevos paros docentes en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito del país, y esta semana podría ser clave. Luego del paro de 72 horas, sigue la pulseada y los gremios docentes esperan ser convocados. Hasta el momento, rechazaron la oferta oficial: ajuste por inflación en 2019 más un recupero del 5% por la inflación de 2018.

Pero tanto en la Provincia como en el resto del país habrá algo de tregua. La totalidad de los más de 4,7 millones de alumnos que concurren a jardines de infantes y colegios primarios públicos en la Argentina podrán finalmente comenzar las clases. Será luego del paro de CTERA de la semana pasada, que afectó a 18 provincias.Sólo en 6 hubo por el momento acuerdos salariales.

A diferencia de lo que ocurre en territorio bonaerense, en la Ciudad de Buenos Aires el camino en busca de un consenso es más sinuoso, ya que los gremios están divididos. Mientras que la mayoría de los sindicatos aceptó el ofrecimiento del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, el kirchnerismo y la izquierda, representados por UTE y Ademys, lo rechazaron.

Ante la consulta de si habría una nueva mesa salarial, fuentes del Ministerio de Educación porteño fueron terminantes: "La paritaria ya está aprobada, 14 de 16 gremios aceptaron". El problema es que UTE es el sindicato mayoritario y eso puede condicionar el normal dictado de clases durante el resto del año. El rechazo es a la oferta del 23 % de aumento en tres tramos: 9% en marzo, 7% en julio y 7% en septiembre, con dos cláusulas gatillo (ajuste por inflación) en mayo y diciembre.

En la provincia de Buenos Aires la controversia está dada por la pérdida de poder adquisitivo por la inflación de 2018. Los gremios consideraron insuficiente que sea, como quiere Vidal, del 5%. En la próxima convocatoria ése será el eje de la discusión, aunque según confirmaron desde La Plata hasta este domingo aún no estaba prevista la fecha para un nuevo llamado. 

Mientras tanto, el Frente de Unidad Docente bonaerense (FUDB) reclamó a la gobernadora "la urgente convocatoria a paritarias". Y agregó: "La docencia protagonizó un contundente paro, manifestando su malestar ante la falta de resoluciones a la situación de deterioro del salario". También mencionaron "las graves problemáticas edilicias, la falta de cupos de comedores escolares y de políticas socio educativas que garanticen el derecho a una educación pública de calidad".

La situación en el resto del país el escenario no es menos complicado. Y además, muy heterogéneo Al no existir ya una paritaria nacional que fije un salario de referencia, cada provincia hace su ofrecimiento y las situaciones suelen ser diferentes en función de las posibilidades locales.

El gobierno de Santa Fe convocó a docentes públicos y empleados estatales a una nueva reunión paritaria para este lunes, aunque los maestros ya dispusieron 48 horas de paro para martes y miércoles. Por ahora no trascendió cuál sería la oferta.

El gobierno de Entre Ríos mejoró el ofrecimiento de incremento salarial a los docentes con un aumento del 20 por ciento dividido en un 10% en marzo y 10% en mayo, lo que según confirmaron desde los gremios posibilitará el normal inicio de clases el lunes próximo.

En La Rioja, en cambio, sigue el conflicto pese al ofrecimiento de un aumento salarial del 30 por ciento, a pagarse en tres cuotas. La Asociación de Maestros y Profesores (AMP), el gremio mayoritario, rechazó la propuesta por considerarla insuficiente. Las autoridades provinciales habían otorgado una suba salarial del 20% con los haberes de febrero y, en la nueva oferta paritaria anunció que planeaba pagar un 5% en abril y otro 5% en junio.

Hasta el momento, las únicas provincias que cerraron sus paritarias docentes fueron Chubut, Santiago del estero, Mendoza, Neuquén, Tucumán y Misiones. En el resto del país la normalidad que mostrarán las aulas puede llegar a ser precaria, en función de los conflictos que continúan abiertos en la mayor parte del país y que pueden llegar a condicionar el ciclo lectivo en las siguientes semanas.