| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Domingo 31 de marzo de 2019
Macri sufre una renovada presión para abrir el esquema de poder en Cambiemos (campaña en Entre Ríos)
macrividalgabinete

El miércoles, pasado el mediodía, hubo un movimiento inusual en la Casa Rosada. En rigor, la aparición silenciosa de un visitante: el histórico operador del radicalismo Enrique “Coti” Nosiglia, quien se reunió, de manera separada, con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y luego con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. El contexto: le pidió a ambos que era necesario que se amplíe la base de sustentación del Gobierno ante la crisis económica, rearmar las condiciones de la coalición Cambiemos con más espacio para los aliados de la UCR en el esquema de decisiones y que consideren llevar un candidato a vicepresidente de origen radical como la mejor opción para oxigenar la fórmula presidencial.Las palabras del “Coti” se dieron mientras Mauricio Macri se encontraba en Córdoba inaugurando el Congreso de la Lengua Española, con furcios incluidos.

El pedido explícito de cambiar la dirección política de Cambiemos fue escuchado atentamente tanto por Peña como por Frigerio. A cambio, Nosiglia ofreció sus buenos servicios para que no se termine de desmadrar la furia interna de muchos de los principales dirigentes de la UCR que vienen siendo muy críticos del rumbo de la Casa Rosada. Por caso, el titular de la UCR, el gobernador mendocino Alfredo Cornejo, Ricardo Alfonsín, Fredy Storani (quien esta semana puso en duda la continuidad de Cambiemos) o muchos intendentes que, a viva voz, critican al Gobierno por la crisis económica. “Hay que hacer un llamado a la unidad nacional”, fue una de las frases que les dejó Nosiglia a Peña y Frigerio.

Curiosamente, Nosiglia, y también un sector de la UCR, comenzó a coquetar con Roberto Lavagna, quien repite esa frase como un mantra. La convención radical será uno de los temas que podría erosionar, o hasta dinamitar, la alianza Cambiemos en la medida en que continúe el malestar en el centenario partido. La amplitud, según el “Coti”, implicaría darle “aire” a la alicaída candidatura presidencial de Macri. Esto supone que haya más lugar para los aliados tanto en el gabinete como en la mesa de debate de poder. “No nos sobra nada”, fue otra de las ideas que dejó. Varios funcionarios del gabinete la comparten.

Estas ideas son compartidas por un sector del macrismo. El primero en plantearlas –lo que le valió el exilio del esquema de poder y una pelea que nunca se resolvió con Peña– fue el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, pero luego ganó adeptos entre diputados, senadores, los gobernadores radicales y hasta María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, quienes a pesar de no distanciarse del Presidente de manera pública, mantienen la idea de que mostrar más amplio el espacio sería un acierto. Ricardo Alfonsín tampoco descarta romper con Cambiemos y apoyar a Lavagna

El esquema de decisiones es uno de los puntos clave del reclamo del “Coti”, en especial al jefe de Gabinete quien concentra el poder prácticamente total de las decisiones trascendentales del Gobierno. Nosiglia insistió en que haya ámbitos de discusión real de las políticas. “No nos consultan nada y después tenemos que salir a defenderlos”, es una de las frases más escuchadas en la dirigencia radical. Es algo similar a lo que le dice a sus interlocutores Ernesto Sanz, quien expresa en su intimidad el dolor por el rumbo de Cambiemos y, en particular, el destrato –según él– a su persona.

En estos días el jefe de Gabinete acusó recibo de la bronca de Sanz e intentó averiguar –vía un dirigente histórico del partido– qué le pasaba y si estaba con ganas de volver a colaborar. La respuesta fue tibia, en términos de lo que plantea en privado el mendocino. Consciente de esta situación, el viernes Peña viajó a Corrientes para verse con el gobernador radical, Gustavo Valdés, y luego estuvo en Santa Fe apoyando al candidato radical de Cambiemos, José Corral, junto a la macrista Anita Martínez. Por su lado, Frigerio viene recorriendo el Interior también, por caso, estuvo en un par de ocasiones en Entre Ríos con el candidato radical Atilio Benedetti.  

Todo esto se da en un contexto en el cual Vidal empezó a intentar desarmar el “plan V”, es decir, su hipotética candidatura presidencial en lugar de Macri. Por ello, el viernes por la noche el mandatario cayó de sorpresa al retiro de la gobernadora con sus ministros en Chapadmalal. Solo lo sabían Vidal y su jefe de Gabinete, Federico Salvai. Allí, el Presidente habló de la visión del mundo sobre Argentina, el apoyo internacional y reiteró que éste “es el camino aunque sea difícil”.  

Sin embargo, los números no le sonríen a Macri. Está esperando los resultados de los focus group que realiza el psicólogo Roberto Zapata para determinar si la frustración que tiene un sector del electorado que votó al Presidente en 2015 es un votante que se puede volver a reencantar o no. Por lo pronto, por primera vez en tres años Isonomía, una de las consultoras más prestigiosas del país y que trabaja con el Gobierno, mostró un ballottage con Cristina Kirchner un punto arriba. Si bien es parte del margen de error, durante todo 2018 no hubo un solo sondeo que les haya dado Macri abajo, siempre tres o cuatro puntos arriba.

La incertidumbre es hoy la única certeza. La candidatura del Presidente, en plena crisis económica, no se ve tan cristalina como le gustaría al jefe de Estado. La visita de Macri a Chapadmalal fue una sorpresa para todos los ministros. Llegó para compartir la cena y mientras degustaban rissotto, Macri estuvo unas dos horas charlando animadamente, de buen humor, con Vidal y su equipo. Entre otras cuestiones, habló de la visión que tiene el mundo de la Argentina y aprovechó para reiterar que “el camino” emprendido “es el único” y aunque “es difícil” permitirá “crecer durante años”. Además, intentó despejar dudas sobre su candidatura. Los ministros hablaron de la situación de la Provincia. En particular, Hernán Lacunza realizó un mapa general de la economía bonaerense mientras que varios de los que hablaron intentaron hacer un paralelo entre la situación heredada y cómo está hoy su área.