| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Martes 09 de abril de 2019
Entre Ríos: condena firme de 25 años para un cura
Ilarraz

La Sala I de la Cámara de Casación Penal de Entre Ríos confirmó ayer la condena del sacerdote Justo Ilarraz, sentenciado a cumplir 25 años de prisión efectiva por abuso y corrupción de menores de entre 10 y 14 años.

Así, esa sala de Casación avaló la sentencia del 21 de mayo de 2018, que había sido dictada por la Sala Segunda de la Cámara Primera en lo Criminal de Paraná. En ese fallo, se había encontrado a Ilarraz "responsable del delito de promoción (en cinco de los siete hechos denunciados) a la corrupción de menores agravada por ser encargado de la educación y del delito de abuso deshonesto agravado por ser encargado de la educación".

Ilarraz, que cumple prisión preventiva domiciliaria con tobillera electrónica en un departamento a menos de 10 metros de una escuela secundaria de Paraná, fue hallado responsable de abusos cuando era preceptor en el Seminario Arquidiocesano Nuestra Señora del Cenáculo, entre 1985 y 1993. Durante el juicio, que tuvo casi un mes de audiencias, testificaron 24 sacerdotes, cuatro ex sacerdotes, tres obispos, las víctimas de Ilarraz, sus familiares y el acusado que dijo que "todo fue un plan orquestado" por una de las denunciantes.