| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Miércoles 10 de abril de 2019
El misterio de Blanca: vuelven a investigar la desaparición de una adolescente 29 años después (en Entre Ríos)
BlancaSusana

Blanca Susana Sola desapareció en Gualeguaychú hace 29 años. Tenía 14 años. Su destino sigue siendo actualmente un misterio. El expediente judicial con toda la información sobre su búsqueda fue quemado por orden judicial. Ahora, la Justicia reabrió la causa y llamó a varios periodistas para rearmar la historia.

La causa se reactivó tras el hallazgo, casi tres décadas después, en diciembre del 2018, de restos óseos en un baldío cerca del lugar donde desapareció. Estos fueron encontraron a pocas cuadras de la casa de los padres de Blanca. Sin embargo, aún se desconocen los resultados del análisis. Por eso, la Fiscalía aguarda información proveniente del cuerpo de antropología forense del Poder Judicial de Entre Ríos.

Con respecto a esto, la periodista Verónica Toller, que declarará el próximo lunes en el marco de la causa, contó a Clarín que "no se conoce aún el resultado de los análisis de dichos restos, ni tampoco si son humanos".

Blanca desapareció el 17 de marzo de 1990. Salió de su casa al atardecer rumbo a la vivienda de una vecina y nunca más se la vio. Hubo todo tipo de hipótesis, desde fuga hasta violación y asesinato. El juez de instrucción en ese momento era Celestino Toller, y el caso recayó en la secretaría Nº3 de Mario Gómez Del Río. Toller ordenó la búsqueda y la Policía local, a cargo del entonces jefe departamental Carlos Suparo, encaró numerosos rastreos. Los dos diarios locales cubrieron el hecho. También, las radios. La Justicia ordenó numerosas pesquisas, que hoy estarían a disposición si no se hubiera ordenado la quema de los expedientes.  Luego, el caso pasó por las manos de otros tres jueces: Edgardo Stetler, Sergio Carboni y  García Jurado. 

En 2001, debido al pedido del periodista Eduardo Vuoto, el caso se reabrió. Se tenía el dato de que sus restos podrían encontrarse  en el pozo ciego de una vivienda, ubicada en calle Córdoba casi Gaucho Rivero, de Barrio San Isidro. Entonces se ordenó el allanamiento y rastreo, sin resultados positivos.

Con el nuevo hallazgo, el juzgado de Garantías Nº 2 de Gualeguaychú a cargo de Ignacio Telenta reabrió la causa. Y para reconstruir la historia de la joven desaparecida citó a tres periodistas para aportar datos ya que los archivos fueron quemados. También deberán declarar abogados y vecinos de la ciudad y médicos.

Según declaró Telenta a medios locales, su intención es "reconstruir la causa con lo que tengamos, con la información que podamos recolectar. Vamos a solicitar una extracción de sangre a los familiares para consultar en todas las morgues y pedir información a los cementerios sobre cuerpos NN que tengan el rango etario de la chica que estamos buscando. Esto es para responder a la hipótesis sobre el posible fallecimiento de Blanca Susana. Se trata de un trabajo muy difícil que lleva su tiempo, pero que no es imposible".

El magistrado también contó que trabajará sobre la hipótesis que Blanca aún está viva y por eso incorporarán a la investigación "un registro de búsqueda de personas a nivel nacional al que vamos a ingresar sus datos y fotografías". También dijo que pedirá que se realice la simulación de posibles cambios morfológicos del rostro de la chica, para "pedir la localización como ocurre con otros casos de difusión nacional". 

En los archivos que se quemaron estaban los datos de todos los allanamientos que se habían realizados; la declaración de familiares, amigos, vecinos y testigos; la denuncia de que la menor habría subido a un automóvil que la habría alejado de su hogar, y los supuestos paraderos donde Blanca habría estados, los cuales ninguno pudo comprobarse.