| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Domingo 16 de junio de 2019
¿Por qué cae el consumo de pomelos en el mundo? (datos de Entre Ríos)
Pomelos

Con la ingesta de un pomelo grande se cubren los requerimientos diarios de vitamina “C” que tiene una persona entre 29 y 39 años de edad. Es indudable el valor nutricional de este cítrico, sobre todo cuando empiezan los fríos del invierno. Sin embargo, eso no evita que el consumo de la fruta lleve ya muchos años en caída.

Según un informe técnico elaborado por el Mercado central de la ciudad de Buenos Aires (MCBA), la producción argentina de pomelo fresco durante el año 2017 fue de 95.486 toneladas, de las cuales 66.028 Tn se procesaron en la industria, 600 Tn se exportaron (principalmente a Paraguay, España y Canadá) y 25.395 Tn se comercializaron en el mercado interno.

“Durante el 2018 se ofertó en el MCBA 8.169 Tn, un 2,6 % menos que el año anterior. El pomelo participó con el 1,6 % del total de frutas que se comercializaron en ese mercado. Entre Ríos ingresó con 4.732.8 Tn, lo que representó el 58 % del total de pomelos ingresados, seguido de los ingresos de la provincia de Salta con 2.405,5 Tn con una participación relativa del 29,4 %”, detalla el informe.

Pero la caída en el consumo no es nueva sino que se da ininterrumpidamente desde el año 2000, y lo mismo ocurre a nivel mundial, donde la demanda y el consumo de pomelo se han visto afectados. Los especialistas atribuyen esta decadencia a tres causas: En lo relativo a la oferta, la virescencia de los cítricos (HLB o Huanglongbing) está impidiendo que llegue al mercado una gran cantidad de pomelo. En segundo lugar, el consumo ha disminuido por los problemas de interacción del pomelo con los medicamentos. Y en tercer lugar, el informe menciona la creciente popularidad de las frutas de competencia, como el grupo “Fácil pelado”, es decir, las mandarinas.