| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Martes 18 de junio de 2019
Sin jefe, se reavivan las diferencias internas en el bloque de senadores (senadora entrerriana promueve encuentro)
Senado

La decisión de Miguel Pichetto de pasarse al oficialismo no solo tomó por sorpresa a los miembros del Bloque Justicialista, que presidía, sino que también reavivó la puja en el interior del peronismo entre quienes claman por correr a abrazarse al kirchnerismo y aquellos que no quieren saber nada con volver a ponerse bajo la égida de Cristina Kirchner.

La intención de varios senadores era comenzar a zanjar esa cuestión hoy, en una reunión de bloque convocada para las 12.30. Sin embargo, la realización del encuentro ingresó en zona de dudas ante la decisión de varios senadores de ausentarse de la cita. "Están operando muy fuerte para desactivar la reunión", graficó la situación un legislador, molesto por lo que consideró un complot de sus compañeros de bloque con la intención de evitar ser absorbidos por el kirchnerismo.

Aunque resulte llamativo, el autor de la queja integra el lote de quienes todavía reniegan de la expresidenta. Pero sostiene que "no se puede tener a la primera minoría del Senado sin conducción". Según su punto de vista, postergar esa definición no hará más que empujar a la gran mayoría del bloque a los brazos del kirchnerismo. "Hay gente que necesita ser conducida", explicó.

Sin embargo, hay un sector que pretende postergar cualquier definición, como mínimo, hasta la semana próxima, después del cierre de listas previsto para el sábado. No son pocos los senadores que tienen que estar atentos a definiciones electorales en los próximos días, tanto en sus provincias como a nivel nacional.

"Nos tenemos que sentar a hablar en serio; pero no hay ningún apuro, si no tenemos sesiones a la vista", explicó un senador, enojado por la insistencia de sus compañeros de bancada que presionan para que el bloque se reúna. "Se nota que no tienen responsabilidades políticas en sus provincias", se quejó, en alusión a Sigrid Kunath (Entre Ríos), secretaria del Bloque Justicialista, y Norma Durango (La Pampa), quienes desde la semana pasada son las más activas promotoras del encuentro.

Lo cierto es que la salida de Pichetto dejó al descubierto la fuerte división que atraviesa al peronismo. Pero también liberó de compromisos a muchos de sus senadores que, sin la conducción del rionegrino, ven ahora la oportunidad de ir detrás de los cantos de sirena de unidad y votos que llegan desde la fórmula kirchnerista.

Uno de los referentes de este sector es José Mayans (Formosa), uno de los pocos senadores que cuestionaron y enfrentaron de manera pública la política de "oposición racional" y garantía de gobernabilidad a Mauricio Macri que impuso Pichetto.

El formoseño promete estar en la reunión de hoy y propondrá pedir la opinión del partido o, lo que es lo mismo, buscar un certificado previo antes de correr a los brazos de la fórmula liderada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

Más presión

La situación del bloque del Senado demandó la atención del propio candidato kirchnerista, quien se jugó algunas cartas para terciar en la interna en contactos que mantuvo con varios senadores.

Según confirmaron a LA NACION dos fuentes de la bancada peronista, Fernández buscó fusionar el bloque del PJ con el del FPV.

Pero encontró más resistencias a Cristina Kirchner de las que esperaba. Por esa razón, cambió su estrategia y propuso conformar un interbloque entre la bancada que lideraba Pichetto y la que preside Marcelo Fuentes (Neuquén).

Esta propuesta también fue rechazada. "Nosotros queremos mantener nuestra identidad, no compartimos el verticalismo de ese bloque", fue una de las respuestas que recibió Fernández.