| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Sábado 22 de junio de 2019
La paridad de género se extendió a 14 provincias con boletas “50% y 50%” (la situación en Entre Ríos)
paridaddegenero

En estas elecciones, la paridad está garantizada para todos los cargos electivos nacionales por una ley de 2017, pero no para los cargos provinciales y municipales, en donde debe existir una regulación local. La “ola de paridad” de los últimos años hizo que en los comicios provinciales este año hubiera 14 territorios con representantes bajo este régimen de igualdad, mientras otros diez aún no poseen normas en este sentido.  

Una de las primeras provincias en sancionar un régimen de paridad fue Córdoba. En el año 2000 aprobó la ley en la que se estableció que las listas de cargos previstos en la Constitución provincial estén integradas en un 50% por mujeres y en un 50% por varones, con una postulación en forma alternada y secuencial, o sea intercalando un candidato de cada género por cada tramo de dos candidaturas.

Más tarde se sumaron Río Negro (en 2003) y Santiago del Estero, en 2008. Desde entonces, hubo una larga pausa hasta 2016, momento en que se inició la “ola de paridad”. Santa Cruz, Salta, Neuquén y Buenos Aires aprobaron las leyes este año, mientras que en Chubut se sancionó un año después. En 2018, la Ciudad de Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Mendoza, Misiones. En tanto, Formosa fue la provincia que se sumó recientemente ya que en abril de este año aprobó por unanimidad el proyecto enviado por el Ejecutivo provincial.    

La Argentina fue pionera en Latinoamérica al impulsar una ley nacional de cupo femenino, en 1991, que se replicó luego en las Legislaturas provinciales con variantes propias. Estas primeras normas sufrieron luego varias modificaciones, que se desprendieron de los trucos con los que se conseguía evadir su finalidad: ubicar a las mujeres en posiciones no elegibles o entre los suplentes.

Los territorios que aún no tienen normas en este sentido son: Tucumán, Tierra del Fuego, Santa Fe, San Luis, San Juan, La Rioja, La Pampa, Jujuy, Entre Ríos y Corrientes. Entre estas provincias en las que el “50% y 50%” no existe, hay algunas viejas normas de cupos, como en Entre Ríos, donde se asigna solo un 25% a la participación femenina.   

“Desde la ley de cupo femenino y los resultados positivos alcanzados en los primeros años de su implementación, las mujeres siguen subrepresentadas”, apunta Carolina Tchintian, del programa de Instituciones Políticas de Cippec. “En la Cámara de Diputados las mujeres ocupan el 39% de las bancas y en el Senado, el 42% –agregan–, y la subrepresentación se acentúa en las provincias, donde las legisladoras ocupan en promedio un 33% de los cargos en las cámaras de diputados y un 24% en los senados”.  

La politóloga Luciana Berman advierte que “para ver el impacto real de la paridad tiene que haber varias aplicaciones”. Berman, que investiga la participación de las mujeres en los procesos electorales dentro del Instituto Gino Germani (IIGG), explica que los regímenes de paridad no garantizan que en una sola elección se altere radicalmente la composición de un cuerpo de legisladores porque hay otros factores que pueden atenuar su impacto (que se renueve solo una fracción de los cuerpos; que sean varones los que encabecen sistemáticamente las listas por las que ingresa un solo representante y hasta resoluciones de la Justicia Electoral que permitan no cumplir con las normas), aunque destaca que sí traerán aparejados algunos avances.

Uno de los más significativos se dará en Catamarca; hay PASO el 11 de agosto y elecciones provinciales el 27 de octubre. Allí se aplicará por primera vez la ley sancionada en julio de 2018, la Cámara alta provincial está compuesta íntegramente por varones.