| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Jueves 27 de junio de 2019
No todos los candidatos oficialistas irán con la boleta de Macri (situación en Entre Ríos)
UrnaVotoElecciones

Confirmados los socios políticos que tendrá el Presidente para intentar su reelección y las listas de candidatos con las que buscará dar batalla el oficialismo, ayer los funcionarios de Mauricio Macri terminaron de dibujar la forma en que quedarán planteadas las boletas que irán a los cuartos oscuros del país.

Es que no todos los candidatos a diputados o a senadores nacionales que se presentan por Juntos por el Cambio podrán ir "pegados" en una misma boleta a la fórmula Macri-Pichetto. En varias provincias en las que se presentaron dos o más listas para la categoría de legisladores nacionales algunos postulantes quedarán compitiendo con una boleta corta.

Así lo decidieron ayer en una reunión en la Casa Rosada el secretario de la Presidencia, Fernando de Andreis; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el secretario de Interior, Sebastián García de Luca, y el presidente y el vicepresidente de Pro, Humberto Schiavoni y Francisco Quintana, como parte de un acuerdo con la cúpula del radicalismo.

La distinción entre quienes irán "pegados" a Mauricio Macri y quienes correrán su propia suerte con su papeleta -sin el arrastre desde arriba que puede dar una fórmula presidencial- dejó heridos en varias provincias. Ayer, los responsables de Pro y de la UCR llamaban uno por uno a los candidatos que irán con boleta corta para contenerlos.

El acuerdo marco de Pro con el radicalismo fue respetar los lugares que cada partido pone en juego en el Congreso para que ambos socios políticos puedan renovar sus escaños.

"En función de ello se estableció que si en un distrito renueva una banca Pro, va pegado a Macri el candidato propuesto por Pro, y si la UCR o la Coalición Cívica ponen en juego un escaño, el candidato de ese partido es el que va junto al Presidente", explicaron ayer desde el Gobierno. Aseguraron que en las provincias grandes, donde se renuevan varias bancas, el criterio que primó fue el de la "proporcionalidad".

"No hay un juicio de valor sobre las calidades de los candidatos, sino que se trata de una regla común, que seguramente va a dejar muchas situaciones injustas, pero era la única forma de avanzar en los acuerdos con los aliados", fue el mensaje que enviaron ayer desde la Casa Rosada.

Provincia por provincia

En 16 de los 24 distritos, el oficialismo anotó dos o más listas a legisladores nacionales. De esas provincias, según fue evaluado ayer, siete tendrán dos listas distintas pegadas a Macri: San Luis, Corrientes, Formosa (con tres listas), Chubut, Misiones (con tres listas), San Juan y Santiago del Estero.

En los casos de Río Negro, Neuquén, Santa Fe, Salta, Entre Ríos, Tucumán, Córdoba, Salta y Tierra del Fuego habrá una única lista que compartirá la papeleta con el Presidente, y una o dos más que competirán por afuera, eventualmente apuntando a un corte de boleta.

Un caso particular es el de Santa Cruz, donde hay anotadas cinco listas del oficialismo por la ley de lemas. La mesa chica de Pro aún tiene algunas horas más para inscribir los modelos de boleta en la Justicia Electoral, por lo que anoche no se descartaban cambios de último momento.

En varias provincias donde Juntos por el Cambio no pone en juego ningún escaño en el Congreso el oficialismo privilegió habilitar las PASO para fomentar la competencia, generar un atractivo el día de la votación y así "empujar" a Mauricio Macri desde abajo.

Es un escenario distinto al de 2017, cuando la máxima fue tener listas de unidad en cada uno de los distritos.

"Hubo mucha generosidad de Pro a la hora del cierre de listas. Pero creemos que de mínima deberíamos mantener la cantidad de diputados y senadores que tenemos y de máxima sumar uno o dos más", señalaban ayer en el macrismo.

El partido de Macri se ilusiona con ganarle las PASO al radicalismo en Misiones, donde la Casa Rosada lleva como candidato a diputado nacional a Alfredo Schiavoni, hermano del presidente de Pro, que competirá contra Ariel Pianesi (UCR).

También aspira a darle batalla al radicalismo en Santiago del Estero. Disputarán allí Natalia Neme (UCR) y Rodrigo Posse (Pro).