| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Miércoles 03 de julio de 2019
Alberto Fernández se reunirá con el sucesor de Pichetto y con gobernadores (asiste el gobernador de Entre Ríos)
albertofernandezbordet

El precandidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, mantendrá una reunión este miércoles 3 de julio con el sucesor de Miguel Pichetto en el Senado, Carlos Caserio, encargado ahora del bloque justicialista vinculado a los gobernadores. Caserio fue designado como presidente del bloque peronista tras el pase de Pichetto a Cambiemos. Y aunque destacó que no unirá fuerzas con Unidad Ciudadana y Cristina Kirchner, dio señales de apoyo a la fórmula del Frente K.  El encuentro Fernández-Caserio ocurrirá en el Senado. Más tarde, habrá un almuerzo entre el precandidato a presidente y varios gobernadores peronistas.

 Casi todos los gobernadores estarán, según prometen, en ese almuerzo. Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Lucía Corpacci (Catamarca), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Uñac (San Juan) y Sergio Casas (La Rioja), Mariano Arcioni (Chubut) y Gustavo Bordet (Entre Ríos), entre otros, serían de la partida, según informó la agencia NA. 

Muchos de esos mandatarios fueron reelectos este año en los comicios anticipados. Está previsto que suceda en las oficinas de Alberto Fernández en San Telmo.  Si bien Caserio mantendrá “por ahora” (lo repitió hoy) a su bloque separado del de Cristina Kirchner, la cercanía con el binomio del Frente de Todos es explícita. El respaldo de los gobernadores le da un empuje fuerte a la candidatura del kirchnerismo y diluye aún más a la tercera vía representada por Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey. El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, dijo que el peronismo de su provincia no apoyará ni a Lavagna ni a Alberto Fernández. Aclaró que su lista de diputados irá con boleta corta.  

"El peronismo de Córdoba no acompaña a ninguna fórmula", dijo este martes 2 de julio el gobernador Schiaretti, que había hecho esfuerzos por promover la tercera vía pero que quedó más frágil cuando Massa se pasó al kirchnerismo y Pichetto al macrismo.