| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Domingo 18 de agosto de 2019
Se extiende al interior el uso de inhibidores de alarmas para desvalijar autos (mención a Entre Ríos)
autos

Los robos con inhibidores de alarmas y de cierre a distancia de los vehículos dejaron de ser dominio del área metropolitana y se extendieron al interior del país. En lo que va de 2019, se han desbaratado bandas que utilizaban esos artefactos electrónicos en Trelew, Esquel, Córdoba, Neuquén, Santa Fe, Mendoza y Entre Ríos. También hubo grupos delictivos apresados por efectivos de la policía bonaerense en ciudades importantes de la provincia de Buenos Aires, como Bahía Blanca, Tandil y Mar del Plata. Sin embargo, algunas organizaciones delictivas siguieron activas en la Capital Federal y Gran Buenos Aires. Por ejemplo, en los últimos días, efectivos de la Policía Federal apresaron a una pareja, de nacionalidad colombiana, acusados de integrar una banda conformada por extranjeros que cometía robos con inhibidores de alarmas.

Según fuentes de la investigación, los acusados fueron apresados por personal del departamento de Inteligencia Contra el Crimen Organizado de la Policía Federal Argentina. Las detenciones se concretaron luego de tareas de inteligencia, en las que se pudo identificar a los sospechosos y detenerlos en proximidades de la vivienda que ocupaban, en Belgrano al 2000, en Balvanera.

Según los investigadores, la mujer apresada tenía antecedentes por robo en la Argentina y un pedido de captura de Colombia.

Los investigadores determinaron que la organización criminal cometía robos bajo las modalidades de salideras, rompevidrios, pincharruedas y que también utilizaban inhibidores de señales de alarmas para saquear vehículos estacionados. Los sospechosos arrestados en los últimos días formaban parte de una banda que empezó a ser desarticulada a comienzos de este año. Los detenidos quedaron a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 5, a cargo del juez Manuel de Campos.

En abril de 2018, en un artículo publicado por La Nación, se puso al descubierto la existencia de esta modalidad delictiva,se informó entonces que los ladrones utilizaban los inhibidores de cierres de automóviles a distancia para saquear los contenidos de los vehículos estacionados en shoppings y centros comerciales.

Sin embargo, durante el último año los malvivientes ampliaron su campo de acción a los rodados estacionados en la vía pública.

Ese fue el caso de una banda integrada por asaltantes que, a principios de julio pasado, saqueó los contenidos de los vehículos estacionados en Martínez, entre Libertador y Centenario. Cuando los policías de la comisaría de Martínez apresaron a los cuatro sospechosos tenían en su poder el handy que utilizaban para bloquear la señal del cierre a distancia del automóvil.

En las cámaras de seguridad de la zona quedó grabado cómo el propietario del vehículo accionaba el aparato de cierre a distancia y dejaba el vehículo sin advertir que las puertas no habían quedado cerradas porque uno de los asaltantes, desde la esquina, había bloqueado la señal con el inhibidor.

Durante este año también hubo detenidos por robos con estas características en el shopping de Neuquén, situado en Lastra al 2400. Allí, un grupo de ladrones que utilizaba esta modalidad delictiva le robó a una mujer $ 150.000 que guardaba en su camioneta.

Al revisar las cámaras de seguridad del estacionamiento, los efectivos de la policía de Neuquén identificaron a un los sospechoso que ocupaba un Mercedes Benz. A partir de la pista de ese vehículo, los policías allanaron la casa del titular del vehículo y secuestraron teléfonos celulares y el inhibidor de señal.

Uno de los aparatos utilizados por los delincuentes para impedir el cierre a distancia de los vehículos Uno de los aparatos utilizados por los delincuentes para impedir el cierre a distancia de los vehículos

En Esquel, efectivos de la Brigada de Investigaciones local detuvieron a los sospechosos de robos con inhibidores cuando circulaban por la ruta que comunica esa ciudad con Trevelín.

Uno de los robos adjudicados a esa banda ocurrió a fines de abril. El dueño de una camioneta BMW X5 estacionó su vehículo en la avenida Alvear frente al edificio en el que funciona la sede local de Radio Nacional. Cuando descendió del rodado activó el cierre a distancia con el llavero y se dirigió a la sucursal del Banco Chubut. Al revisar las cámaras de seguridad, los policías determinaron que uno de los delincuentes descendió de un Volkswagen Gol gris y abrió las puertas de camioneta BMW X5, sin forzarlas. Luego, el ladrón revisó el vehículo y se apoderó de una billetera con US$ 5500 y $ 10.000.

El otro robo con esta modalidad ocurrido en esa ciudad, se registró en el cruce de Carlos Pellegrini y San Martín. En esta oportunidad, los delincuentes le robaron $ 12.000 al dueño de una camioneta Dodge Ram.

Esta modalidad de robos fue utilizada en un principio en playas de estacionamiento de shoppings e hipermercados; los ladrones ahora usan el mismo sistema en las cercanías de canchas de fútbol y eventos musicales.

En la misma época se registraron robos con la utilización de inhibidores de señal, del otro lado de meseta patagónica, en Trelew. Un grupo de delincuentes le vació el automóvil a una mujer que había estacionado el vehículo en la esquina de 25 de Mayo y Sarmiento.

Mientras que, en Mar del Plata, la policía bonaerense desbarató a una banda que había alquilado un departamento en la zona de Güemes para monitorear a potenciales blancos y utilizar los inhibidores de alarmas para robar el contenido de los vehículos estacionados en esa área comercial.

En ese caso, una de las víctimas de los robos le aportó al fiscal Alejandro Pelegrinelli la grabación de una cámara instalada dentro de la camioneta. En esas imágenes quedó registrado el rostro de uno de los delincuentes. A partir del seguimiento de otras cámaras se seguridad, los funcionarios judiciales y policiales identificaron al resto de los cómplices y los detuvieron.

Además de los estacionamientos de centros comerciales y la vía pública, los delincuentes eligen zonas en las que se registren eventos masivos para concretar los robos con inhibidores de señales de cierres a distancia.

Esa circunstancia se concretó en marzo, en Río Tercero, durante la Fiesta Nacional del Deportista. Allí, efectivos de la policía de Córdoba, detuvieron a tres delincuentes, que llevaban dos equipos portátiles utilizados como inhibidores de alarmas de vehículos.