| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Martes 27 de agosto de 2019
La tasa de homicidios en el país es la más baja desde 2001 y disminuyó 30% desde 2014 (datos de Entre Ríos)
Justicia

Las estadísticas oficiales revelan que con 5,3 casos cada 100.000 habitantes, la Argentina tiene la segunda tasa de homicidios dolosos más baja de América Latina, detrás de Chile. Entre 2014 y 2018 este tipo de delito, el único que carece de "cifra negra", se redujo un 30,30%.

En el mismo período, el total de delitos se retrajo un 6,8%. Con una cifra neta de 1.552.644 hechos criminales de todos los rubros, en 2018 hubo 3489,5 sucesos delictivos cada 100.000 habitantes; la tasa había sido de 3742,8 en 2014.

Entre 2014 y 2018 la tasa de robos bajó un 15,7% y la de hurtos, un 7,3%. Sin embargo, se constató un rebote entre 2017 y el año pasado: se pasó de 920,2 a 955,9 robos, y de 578,2 a 623,6 hurtos cada 100.000 habitantes. "Una hipótesis de que hayan subido un poco este tipo de delitos, como los hurtos, es por el aumento de la pobreza", dijo ayer a LA NACION la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, al presentar las revelaciones del informe oficial de Estadísticas Criminales.

Para este año, la proyección de los datos en el último cuatrimestre augura que la tasa de homicidios dolosos sería de 5 cada 100.000 habitantes, la menor desde 2001. Según explicó la ministra Bullrich, esa reducción se logró al "atacar" las razones y los "núcleos" de los homicidios. "Cuando trabajamos sobre los núcleos de los homicidios [territorialidad] bajamos la violencia social. Esto implica que cuando logramos generar una especie de tranquilidad en territorios donde había violencia criminal se reduce también otro tipo de violencia, como la intrafamiliar", sostuvo Bullrich. La ministra afirmó que uno de los motivos de la reducción de la tasa de homicidios fue el trabajo que se hizo con el programa Barrios Seguros en distintos "puntos calientes" del delito y con escenarios de violencia social evidentes.

Bullrich citó como ejemplo de la implementación lo ocurrido en la villa 1-11-14, del Bajo Flores, donde en 2015 hubo 28 homicidios y el año pasado no hubo ninguno, según las estadísticas oficiales.

En el estudio, elaborado por la subsecretaria de Estadística Criminal, Mariela Budiño, y el secretario de Gestión Federal, Enrique Thomas, se afirma que las tasas de homicidios dolosos de 2017 y 2018 fueron las más bajas desde 2001, cuando se creó el Sistema Nacional de Información Criminal (SNIC).

"La disminución de los altos índices de homicidios dolosos que tenía la ciudad de Nueva York se dio en 20 años. Nosotros venimos con una baja más acelerada, y si podemos continuar con una reducción de un punto cada 100.000 habitantes en una década vamos a tener tasas europeas", afirmó la ministra Bullrich en la presentación de las estadísticas criminales.

La funcionaria nacional adelantó que se está trabajando en un plan "muy fuerte" de prevención y reacción ante los femicidios, que actualmente representan el 13,7% del total de los homicidios dolosos.

En 2018, 384 de las 2362 víctimas de homicidios dolosos fueron asesinadas en ocasión de robo, lo que representó el 16,3% del total. En 2014 el número de víctimas por este delito había llegado a 3228.

En San Luis, Formosa y Santa Cruz no hubo víctimas de homicidios en ocasión de robo. En la provincia de Buenos Aires, en 2018 hubo 207 sobre un total de 992, lo que representó un 20,9% del total.

Porcentualmente, Córdoba y Tucumán fueron las provincias donde hubo más asesinatos en ocasión de robo, con el 28,7 (31 homicidios) y 27,4% (37 casos), respectivamente.

Budiño sostuvo que, este año, por primera vez el estudio elaborado por el SNIC formará parte del informe anual sobre inseguridad que presenta el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Fuerzas de seguridad

Si bien dijo que las estadísticas en particular serán presentadas en los próximos días, la ministra Bullrich adelantó que también hubo una disminución de homicidios de integrantes de fuerzas de seguridad.

"Cuando tienen seguridad en el trabajo que realizan hay menos muertos. [Los uniformados] se sienten tranquilos de que no van a tener un castigo y usan el arma cuando la tienen que usar", sostuvo Bullrich.

Con respecto a otros delitos, la ministra afirmó que no solo disminuyó la tasa de homicidios, sino también la de lesiones dolosas (28,3%) y las amenazas (12,3%) en el quinquenio 2014-2018.

En el mismo período, finalmente, se experimentó una disminución superior al 10% en la tasa total de víctimas de delitos contra las personas (todas las formas de homicidios y lesiones).

El trabajo con las provincias, una de las causas del "éxito"

A principios de 2016, poco después de hacerse cargo del Ministerio de Seguridad, Patricia Bullrich y sus colaboradores advirtieron que no se contaba con información ni con estadísticas fiables de los hechos delictivos a nivel nacional del período 2008-2015.

"Se tomó la decisión de reconstruir ese período para cuatro tipos de delitos: homicidios dolosos, robos, lesiones dolosas y amenazas", se explicó desde el Ministerio de Seguridad.

La reconstrucción del período 2008-2015 sobre homicidios dolosos está finalizada. Con los números de las estadísticas en mano, según explicaron, se comenzó un trabajo con las provincias para analizar los motivos de esos crímenes y tratar de atacar la problemática en las denominadas zonas "calientes".

"Nosotros trabajamos con la teoría general de que los homicidios no se producen por casualidad", explicó Bullrich en la presentación del informe de Estadísticas Criminales elaborado por el Sistema Nacional de Información Criminal (SNIC), que ahora está bajo la órbita del Ministerio de Seguridad de la Nación.

La ministra resaltó el trabajo en conjunto con las autoridades de distintas provincias. Citó como ejemplo lo hecho con Entre Ríos, donde en 2018 hubo 77 víctimas de homicidios dolosos cuando el año anterior habían sido 49.

Escalada de violencia

"Hubo una escalada de la violencia y se analizaron los motivos del crecimiento de los homicidios en esa provincia para poder combatir esa problemática puntual. Este año ya está a la baja", explicaron desde el Ministerio de Seguridad. El caso puntual de Entre Ríos, según las fuentes consultadas, eran los femicidios y los muertes en el sector penitenciario.

Otro de los sitios donde se necesita bajar la violencia y la cantidad de homicidios dolosos es la provincia de Tucumán, según el Ministerio de Seguridad de la Nación. En 2016 hubo allí 92 víctimas, pero 12 meses después el número ascendió a 118 y el año pasado subió aún más: 135.

"En algunos sectores del país nos ha costado más disminuir la cantidad de homicidios. Hay situaciones de descuido ante las cuales nos costó acercarnos y sentarnos a trabajar juntos", sostuvo la ministra Bullrich.