| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Domingo 27 de octubre de 2019
Casi, casi en Diputados (reparto de bancas de Entre Ríos)
diputados

Si la elección de hoy replica el resultado de las primarias del 11 de agosto, la polarización entre las principales coaliciones que se disputan el sillón presidencial –Frente de Todos (FdT) y Juntos por el Cambio (JpC)-- también se reflejará en la futura composición parlamentaria del Congreso. Si el FdT repite la excelente elección de las Paso, se convertiría en el nuevo oficialismo y recuperaría su condición de primera minoría en ambas Cámaras legislativas. En la Cámara baja, Todos contaría con 115 diputados de los distintos partidos que integran el frente electoral (incluidos los diputados que responden a los gobernadores peronistas ahora nucleados en el Bloque Justicialista), sin quórum propio aunque alcanzaría el número mágico de 129 legisladores para sesionar con el respaldo de partidos provinciales que adhirieron a su fórmula presidencial (como santiagueños y misioneros, y otros bloques menores). En tanto, JpC sería la principal fuerza opositora si los 110 diputados que reunirían las tres fuerzas que lo integran (PRO, UCR y CC) mantienen la alianza política ante una virtual derrota presidencial. En el Senado, la renovación de un tercio de su composición y la unidad del peronismo en un irterbloque, le garantizaría al nuevo gobierno una mayoría con quórum propio. En la Cámara alta, JpC también sería la principal bancada opositora.

En las Paso, el FdT ganó en 22 de los 24 distritos electorales del país y de repetirse se convertiría en la primera minoría en la Cámara de Diputados con 115 bancas propias. En tanto, JpC triunfó solo en la Ciudad de Buenos Aires y en Córdoba, y a pesar de la pérdida de votos y la derrota en territorios propios (Mendoza, Corrientes y Jujuy,) lo seguiría muy de cerca con 110 escaños.

De todas maneras, y de ratificarse el resultado de las Paso, el FdT (convertido en virtual oficialismo) sería la primera minoría en la Cámara baja y alcanzaría un ajustado quórum para sesionar con el respaldo de aliados y otros bloques menores. A los 115 diputados propios, se sumarían los legisladores de los partidos provinciales que respaldaron la fórmula de Les Fernández: el Frente Cívico de Santiago del Estero (7 diputados), el misionero Frente Renovador de la Concordia (3) y los puntanos de Unidad Justicialista (3). Así como los peronistas de Elijo Catamarca (2) y el mendocino Omar Felix, que conservan sus respectivos bloques propios. Además, habrá que ver que papel jugarían los 5 diputados de Córdoba Federal, que responden al gobernador Juan Schiaretti, ante un gobierno nacional encabezado por el peronismo.

El resto de la conformación de la Cámara baja se integraría con Consenso Federal (9 bancas), el Frente de Izquierda y los Trabajadores (3) y partidos provinciales como el neuquino MPN y Juntos Somos Río Negro, que tendrían una banca cada uno.

En Diputados, la paridad de fuerzas entre los dos principales bloques partidarios no es resultado de la disputa electoral del 11 de agosto sino de las bancas que cada una de ellas ponía en juego en esta elección.

El Frente de Todos arriesga en esta elección la mayoría de sus diputados: el FpV-PJ pone en juego 39 de sus 65 bancas y sus aliados del Frente Renovador y Red por Argentina se juegan 18 de 20. En conjunto, conservan sólo 28 bancas propias hasta 2021. Mientras que Cambiemos (ahora Juntos por el Cambio) tiene un interbloque de 107 integrantes, más 3 aliados de Evolución Radical y sólo pone en juego 48 de esos escaños; conservará 62 con mandato hasta 2021.

Territorios

Solo en la provincia de Buenos Aires, el principal distrito electoral del país con el 37 por ciento del padrón electoral nacional, el Frente de Todos es el espacio que más pone en juego en estos comicios, teniendo en cuenta las fuerzas que conforman la coalición. Terminan sus mandatos 21 diputados: 12 del FpV, 6 del FR, 2 de Red y 1 del Movimiento Evita. Con la excelente elección en las Paso de ese distrito, el FdT se alzaría con 20 de las 35 bancas en disputa. Pero obtendría una menos del total que todas su fuerzas renuevan.

En tanto, JpC renovaría las 12 que renueva en territorio bonaerense. Las otras tres se reparten entre Consenso federal (2) y el FIT (1).

Como contrapartida, JpC también renovaría todas las bancas que pone en juego en distritos importantes como Caba y Córdoba. En la Ciudad de Buenos Aires, JpC cosecharía 7 bancas, una más de las 6 que renueva. Mientras que el FdT alcanzaría 4 de las 5 que ponía en juego (FpV 3, el FR 2 y Somos 1). La restante sería para Consenso Federal. En Córdoba cada fuerza renovaría las mismas que arriesga: Jpc (5), Fdt (2) y el cordobesismo de Schiaretti (2).

En Santa Fe, el FdT consigue 5 bancas y le arrebata una a JpC, que obtendría 4, mientras CF respaldado por el PS santafesino conseguiría 1. Algo similar sucedió en las Paso en Mendoza: el FdT alcanzaría 3 bancas y suma una más que pierde JpC, que obtendría las 2 restantes. Mientras en Tucumán se mantiene la actual representación en Diputados: FdT 4 y JpC, 1.

Cinco provincias eligen 4 diputados nacionales cada una. En Corrientes y Entre Ríos el reparto sería igualitario para las principales fuerzas en contienda: 2 para FdT y 2 para JpC. En Salta y Misiones aparecen terceras fuerzas. El FdT misionero obtendría 2 bancas, JpC 1, y la restante para el local Frente de la Concordia. El reparto salteño sería 2 para el FdT, 1 para JpC, y 1 para CF. En Santiago del Estero, el oficialismo local del Frente Cívico obtiene 3 bancas y el FdT, la restante.

Otras ocho provincias reparten 3 escaños cada una. En Chaco, Formosa, San Juan y Tierra del Fuego, las Paso repitieron el reparto de 2015: 2 bancas para el FdT y 1 para JpC. En Chubut, 2 para el FdT, y 1 para JpC, que le arrebata una banca al oficialismo provincial. En La Rioja y Jujuy, el FdT obtiene 2 bancas y le arrebata una a JpC que conservaría 1. En Río negro, FdT alcanza 2 escaños y el oficialismo local de Juntos Somos Río Negro se queda con la restante que pertenecía a JpC.

El resto de las provincias elegirán 2 diputados cada una. En casi todas ellas (Catamarca, La Pampa, Neuquén, y Santa Cruz), Juntos y Todos renuevan la banca que pone en juego cada uno. Solo en San Luis, las dos bancas en disputa están en manos del PJ provincial, que resinaría una a manos de JpC.

Solo una modificación muy importante en elección de hoy --especialmente en los distritos electorales que reparten más escaños-- sobre los guarismos obtenidos en las primarias del 11 de agosto podría alterar en parte este panorama, que marcaría la futura conformación legislativa a partir del próximo 10 de diciembre.