| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Martes 29 de octubre de 2019
Hallaron pornografía infantil en el 90% de los allanamientos de la causa Luz de Infancia III en la Argentina (uno fue en Entre Ríos)
InvestigacionPoliciasAbusosPediatra

La detención del pediatra Ricardo Russo en el hospital Garrahan, acusado por tenencia, producción y distribución de pornografía infantil, fue el capítulo con mayor impacto en la Argentina de una investigación internacional, conocida como Luz de Infancia, que lleva casi tres años y por la que fueron arrestadas más de 440 personas en Brasil.

En septiembre de 2018, la Dirección de Inteligencia de la Secretaría Nacional de Seguridad Pública (SENASP) de Brasil y Homeland Security de los Estados Unidos enviaron un alerta al Ministerio Público Fiscal de la Ciudad. Una vez advertido, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) detectó 41 direcciones que compartían pornografía infantil por toda la Argentina, y que estaban conectados a los usuarios brasileños. 

La Gendarmería Nacional realizó 41 allanamientos en simultáneo el 22 de noviembre de 2018: 16 en la provincia de Buenos Aires; 11 en la Ciudad; 4 en Santa Fe; 3 en Chaco; y 1 en Entre Ríos, Santiago del Estero, La Pampa, Río Negro, Mendoza, La Rioja y Catamarca. Así arrancaba la tercera etapa, Luz de Infancia III, investigación impulsada por la fiscal especializada en ciberdelitos Daniela Dupuy.

A casi un año de los allanamientos, ¿cuál es la situación con los sospechados?

"Detenidos no hay, pero el 90 por ciento de las pericias dio positivo", le revela a Clarín un miembro del Cuerpo de Investigaciones Judiciales  (CIJ) que pidió anonimato. "Se terminaron de hacer las pericias y habrá más juicios de los allanamientos en Capital Federal. Los del interior, los tomarán las jurisdicciones correspondientes", hace saber la misma fuente.

Sobre lo que se viene en un futuro inmediato, el integrante del CIJ anunció categórico que "se realizarán 100 allanamientos en diciembre, en el marco de otra operación similar".

Clarín se contactó con un experimentado ex miembro del Área de Ciberdelitos para entender por qué no hubo más detenciones; sólo la de Russo. "Puede haber mil motivos: el más común es la prueba insuficiente para obtener un imputado. O que las imágenes que se encuentren no tengan el peso suficiente. O que esté la información encriptada y no se pueda abrir".

El megaoperativo Luz de Infancia comenzó en enero de 2017, en Brasil, con 108 detenidos por delitos relacionados con la pedofilia en el mundo virtual. Esa primera fase había implicado el análisis de 9.868 archivos, provenientes de 205 objetivos investigados en Brasil.

La segunda parte, Luz de Infancia II, comenzó en febrero de 2018 e involucró a 26 estados brasileños. Según informó el Ministerio Público Fiscal porteño, este procedimiento se construyó con el análisis de 1.088.628 fotos y videos. El saldo fueron 202 personas presas.

En los allanamientos argentinos llevados a cabo por Gendarmería Nacional en 2018, se encontraron direcciones IP sospechosas que habían compartido 890.000 archivos con contenido de abuso sexual infantil. Y todas las computadoras y dispositivos informáticos secuestrados tenían instalados alguno de los programas P2P (Peer to Peer) usados por la red de distribución.

La acusación contra Russo por pedofilia conmocionó a toda la comunidad del Hospital Garrahan, pero su detención fue la única de la megaoperación en la Argentina. Luego de apresarlo, el vicejefe de gobierno a cargo del ministerio de Justicia y Seguridad porteño, Diego Santilli, señalaba: "El trabajo continúa, hay mucho más por hacer".

La fiscal Daniela Dupuy, en su momento, explicó a este medio que se aceleró la detención del pediatra del Garrahan porque "se quiso darle prioridad al caso de alguien que mantenía por su trabajo un vínculo cotidiano con chicos".

En junio último, Dupuy le respondía a Clarín: "Esos allanamientos podrían derivar en nuevas detenciones". Y ampliaba: "Es una posibilidad que haya más implicados. Son 40 domicilios. En esos domicilios hay mínimamente una persona. Se están analizando los dispositivos de almacenamiento".

Y en agosto, la misma fiscal compartía: "Se están analizando todas las computadoras que forman parte de la megainvestigación Luz de Infancia. Hay casos más avanzados en los que ya hay personas individualizadas, pericias realizadas, hay hechas imputaciones, pero está todo en secreto de sumario".