| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Lunes 10 de febrero de 2020
El Gobierno ya entregó 300.000 tarjetas alimentarias: en qué se gasta y cómo funcionan (datos de Entre Ríos)
GalmariniArroyo

No necesita realizarse ningún trámite. Se entregan de manera automática a los beneficiarios de la AUH. Se cargan automáticamente el tercer viernes de cada mes. Arrancan en $ 4.000 en el caso de una madre con un hijo menor a seis años o con un embarazo superior a tres meses. Con más hijos llegan a $ 6.000.

 La tarjeta alimentaria ya está en manos de casi 290.000 personas. Dependiendo de la cantidad de hijos menores de 6 años, en ese plástico hay disponibles entre $ 4.000 y $ 6.000. Un informe del ministerio de Desarrollo Social muestra que -en las compras realizadas del 20 al 27 de enero- los hogares gastaron en promedio $ 2.734 en el conurbano.

La cartera dirigida por Daniel Arroyo entregó 215.610 tarjetas en 12 municipios de la provincia de Buenos Aires en los que hizo un relevamiento. Aquí sus resultados:

El 26,1% de los hogares gastó, en total, hasta $1.499. Una quinta parte (el 20,3%) gastó entre $1.500 y $2.499. Más de un tercio (33,8%) entre $2.500 y $3.999. Finalmente, solo el 19,8% consumió $4.000 o más.

El 42,8% de los productos comprados (que representan un 58% del dinero gastado) corresponden alimentos recomendados , o etiquetados como "saludables" por Desarrollo Social. Se trata de proteína animal (carnes, alrededor de 3 kilos por hogar), lácteos líquidos (casi dos litros por hogar), lácteos densos/polvo (0,3 kilos por hogar), verduras (1 kilo por hogar) y frutas (medio kilo por hogar).

En cambio, hay un 25% del gasto que fue alimentos no "recomendados", por ser ultraprocesados, con exceso de azúcar o sodio. Entre ellos están las gaseosas y bebidas azucaradas (1,2%) y jugos en polvo (1,3%) representan el 2,5% de lo gastado en alimentos. El 3,7% corresponde a proteínas cárnicas ultraprocesadas.

Los datos fueron medidos en Almirante Brown, Avellaneda, San Martín y La Matanza.

La tarjeta se carga con $ 4.000 pesos para madre con un hijo menor de 6 años, embarazo de 3 meses o discapacitados. Si hay más de un hijo de 6 años, la suma sube a $ 6.000. La carga se realiza el tercer viernes de cada mes y es acumulativa. Lo que no se consumió, se puede guardar para el mes siguiente.

En Concordia (Entre Ríos), donde se entregaron 6.920 tarjetas, los hogares gastaron en promedio $2.200, siendo el monto máximo estimado para esta población de $4.880. En un período de 19 días considerado, el 40% de los hogares gastó  hasta $1.499. Un 22% usó entre $1.500 y $2.499. Y un 25% entre $2500 y $3999. Finalmente, solo el 13% consumió $4000 o más.

Desde un punto de vista nutricional, el 48% de los productos alimentarios adquiridos son alimentos "recomendables" (como lácteos, proteína de origen animal, verduras y frutas, principalmente).. Un 22% del gasto total se destinó a productos no recomendables (productos alimentarios ultraprocesados, con excesiva azúcar/sodio, etc.). El 28% restante está conformado por otro tipo de alimentos (harinas, arroz, dulces, condimentos, infusiones). La compra de harinas fue del 11% de los productos, arroz 1,3%, gaseosas 2,2%, jugos en polvo 3,4%.

La tarjeta alimentaria es automática para todas las personas que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH), a partir del cruce de la base de datos de ANSES. No se tramita en ningún lado, ni con gestores u organizaciones sociales.

En esta primera etapa, la recibirán las madres y padres con hijas e hijos de hasta 6 años que al momento estén percibiendo la AUH. La entrega se hará por etapas en cada una de las provincias de la Argentina, según el ministerio de Desarrollo Social.

Anses va notificando al titular que está en condiciones de retirar su tarjeta por el banco que determine cada provincia. Esa es la única entidad autorizada a emitir la tarjeta. Las notificaciones se realizarán vía telefónica o por SMS, al número registrado en la base de ANSES.

Con la tarjeta, no se puede extraer dinero en efectivo. Solo sirve para comprar alimentos y no bebidas alcohólicas.