Miércoles 07 de noviembre de 2007
  |  
Política
El Estado provincial rechazó la petición de la ex ministra de Salud y Acción Social
Graciela Degani pretendía cobrar sueldos caídos por la ley 9235. El Gobierno rechazó el pedido. El gobierno argumentó que no corresponde pagar por funciones no desempeñadas.
degani.jpg
Degani intentó percibir los haberes caídos entre los años 2000 y 2005

E

l gobierno rechazó la pretensión de la ex – ministra de Salud y Acción Social, Graciela Degani, de percibir los haberes caídos entre los años 2000 y 2005 por efectos de la ley 9.235. Dos razones sustentaron la negativa: que entre fines de 2003 y 2005 Degani ocupó el Ministerio y que “no corresponde el pago de salarios caídos por funciones no desempeñadas a los agentes públicos dados ilegítimamente de baja”. La ex titular de Salud, quien se desempeña como Instructora de Residentes en la Especialidad Tocoginecología en los Hospitales "San Martín" y Materno Infantil "San Roque", reclamó los daños y perjuicios consecuentes de resultar afectada por la aplicación de la Ley 9235 en el período comprendido entre el mes de enero de 2000 (fecha de su cesantía) y el mes de agosto de 2005 (fecha de su reincorporación a la Administración Pública mediante el dictado del Decreto Nº 5064/05), más intereses legales conforme la tasa activa del Banco Nación calculados hasta el pago efectivo y que se le abone en concepto de daño moral, sesenta por ciento (60 por ciento) del monto total peticionado. La negativa del Estado está contenida en el decreto 1522 del 11 de abril pasado, pero publicado en el Boletín Oficial del martes. Lo curioso es que en el reclamo por haber sido afectada por la ley 9235, está comprendido el lapso en el cual se desempeñó como ministra de Salud. Este es el primer punto que se cuestiona de su presentación: “Si bien la reclamante no efectúa referencia alguna a ello en su presentación, durante el período comprendido entre el mes de diciembre de 2003 y el mes de julio de 2005, se desempeño como Ministra de Salud y Acción Social de la Provincia, percibiendo los haberes correspondientes por la prestación de tales servicios”, remarca el decreto en su primer considerando. “La Dra. López de Degani permaneció separada de las filas de la administración pública y, consecuentemente, no percibió haberes durante el período comprendido entre el mes de junio de 2000 (considerando que el período enero a mayo de 2000 le ha sido abonado) y el 11.12.03, fecha en que fue designada Ministra de Salud y Acción Social, cargo en el que se desempeño hasta el 09.7.05 (en que fue aceptada su renuncia), siendo reincorporada a la Administración Pública en fecha 16.8.05, en igual situación de revista a la que detentaba al 31.12.99”, detalla la norma. El gobierno consideró que el reclamo debe considerarse circunscrito al período junio de 2000 a noviembre de 2003 inclusive, lapso en el cual la cesantía dispuesta por la ley 9235 sí causó efectos en su vinculación con el Estado. Sin embargo, para esta petición también surgió una negativa: “Cabe manifestar que, como ha venido sosteniendo la Fiscalía de Estado en reclamos análogos al presente y como regla o principio general sentado jurisprudencialmente por la CSJN (Corte Suprema de Justicia de la Nación), tribunales inferiores y por nuestro Superior Tribunal de Justicia, no corresponde el pago por períodos en los que no se prestaron servicios”, señala el decreto, recopilando citas doctrinales en el mismo sentido. “En síntesis – remata la argumentación – el pago de los salarios caídos no procede: a) Porque en ese lapso no desempeño funciones, careciendo de causa jurídica su pretendido cobro, y b) b) Porque no existe norma expresa que así lo disponga”, reseña. (APF)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Libertad productora SRL no tiene responsabilidad alguna por comentarios de terceros.Los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente.
INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina. Reglamento
Comentarios