Jueves 08 de noviembre de 2007
  |  
Policiales
Mató a tres personas, entre ellas una jueza, para vengar la muerte de su hijo
El padre de un adolescente asesinado hace dos año mató a balazos a la madre del homicida, a su actual pareja y a la jueza de paz de Santa Isabel, e hirió a la mujer del padre del acusado. Luego se suicidó frente a la tumba de su hijo.

E

l padre de un adolescente muerto de un escopetazo hace dos años mató a balazos en la noche del miércoles a tres personas e hirió a una cuarta como venganza y luego se suicidó en un pueblo del sur de Santa Fe, informaron este jueves fuentes policiales. Dos de los crímenes fueron en Villa Cañás, el pueblo donde nació Mirtha Legrand, y el tercero en la vecina comuna de Santa Isabel, a unos 160 kilómetros al sudoeste de Rosario y 350 al oeste de Buenos Aires. La masacre coincidió con el aniversario de la muerte de Pedro Rafael Lemos, de 19 años, ocurrida en 2005 por un disparo de escopeta, por la que otro varón de edad similar, Héctor Arangel, fue en su momento condenado y encarcelado. Los muertos son la madre del homicida condenado y su actual pareja, y la jueza de paz de Santa Isabel, mientras que la herida es la actual mujer del padre del acusado, según reportó el canal de noticias TN. En el primer episodio, los crímenes fueron cometidos en presencia del hijo de 10 años de las víctimas, quien huyó horrorizado de su casa para pedir auxilio de sus vecinos. El autor de la masacre fue, según testigos citados por el canal Crónica TV, Pedro Lemos, quien en el segundo aniversario de la muerte de su hijo la emprendió con los progenitores del matador, quienes ahora integraban familias diferentes. Se desconoce por el momento qué vinculación con el fallecimiento de su hijo atribuyó el homicida a la jueza de paz. La funcionaria muerta es Olga Cuminetti de Sylvester, la jueza comunal y jefa del Registro Civil de Santa Isabel, quien según una reconstrucción preliminar del crimen, fue herida en la puerta de su casa y luego rematada con dos tiros en una farmacia en la que buscó refugio. Tras el triple crimen, Lemos, quien se desplazaba en una motoneta Gilera 125, fue al cementerio de Santa Isabel y se disparó al corazón frente a la tumba de su hijo. Fuentes policiales calculan que entre el primer disparo, ocurrido cerca de las 20.35 del miércoles, y el del suicidio transcurrió menos de una hora.(Télam)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Libertad productora SRL no tiene responsabilidad alguna por comentarios de terceros.Los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente.
INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina. Reglamento
Comentarios