Viernes 09 de noviembre de 2007
  |  
Policiales
Se inició juicio a la firma Sagemüller por evasión fiscal
Son varias causas acumuladas durante el período 2001-2004. La AFIP la denunció por no pagar aportes sociales y gravámenes fiscales por 5,3 millones de pesos.
Sagemuller.jpg
AL CENTRO. Sagemüller
Sagemuller.jpg
AL CENTRO. Sagemüller
Sagemuller.jpg
AL CENTRO. Sagemüller
Sagemuller.jpg
AL CENTRO. Sagemüller

C

omenzó en el Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Paraná el juicio contra tres directivos de la firma Sagemüller SA radicada en Crespo. La causa que se sustanció bajo la carátula Sagemüller Francisco Eduardo y otros sobre infracción al artículo Nº 9 de la Ley 24.769 comprende dos situaciones: la apropiación indebida de aportes del sistema de seguridad social de los empleados de la firma y evasión fiscal en grado de tentativa inidónea mediante la retención de fondos originados por el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y Ganancias por una suma cercana total a los 5.300.000 pesos. Ayer, ante el tribunal presidido por Lilia Carnero, a la que secundaron en carácter de jueces ad hoc Roberto Lerena y Javier Beltrame, comparecieron además de Francisco Sagemüller como presidente de la firma, Fernando Mendonça, gerente de Administración y Finanzas y apoderado ante la Dirección General de Rentas (DGR), y Rubén Medina, apoderado ante la AFIP, que fueron representados por Guillermo Federik y Leandro Ríos; en tanto que por el Ministerio Público Fiscal se desempeñó Marina Herbel de Pajares. Así, a la causa principal Nº 1.185 de 2004 por un monto de 526.342,01 pesos se le acumuló la Nº 1.510 de 2006, que comprende infracciones a los artículos 6, 1 y 9 de la Ley 24.769 por la suma de 4.252.171,90 pesos, 255.927,27 pesos y por 312.446.41 pesos respectivamente alcanzando un total de 5.346.887,59 pesos. El debate con la recepción de más pruebas para arribar al esclarecimiento de la causa y los alegatos se realizará el lunes a partir de las 9. “Soy inocente” Prestaron testimonio los tres imputados, entre los que se destacó el de Sagemüller, que en el inicio de su alocución que se extendió por más de una hora sostuvo: “Me declaro y me siento inocente” de los cargos que enfrenta. En el mismo sentido se expidieron Mendoza y Medina. Sagemüller, en carácter de presidente ejecutivo del Directorio de la firma hizo un pormenorizado análisis de las situaciones que pasó la empresa para intentar demostrar que no disponían del dinero para hacer frente a las obligaciones fiscales que se les reclamó tal como se sostiene desde la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP). El empresario destacó que la empresa que preside tiene una trayectoria de 112 años, que nunca tuvo atrasos en el pago de sus obligaciones fiscales, que siempre aportó a la producción y que se vieron en serias dificultades para obtener financiamiento cuando cayó la convertibilidad a finales de 2001 y comienzos de 2002. En ese punto tuvo párrafos muy críticos para con el Nuevo Banco de Entre Ríos (Bersa) que en aquel entonces estaba en manos del banco francés Crédit Agricole y del sistema financiero que regía en aquellos años. Así, que el banco francés se retiró del país en medio de la crisis financiera y expresó que en ese momento “los bancos no quebraron, quebraron los que producíamos”, y agregó que “el escenario de fines de 2001 comienzos de 2002 fue sumamente complejo, el Bersa y el sistema nos hicieron un daño enorme”. El empresario crespense informó que por esa situación inició el año pasado una demanda contra el Bersa por usura ante el Juzgado de Instrucción Nº 6 a cargo del Ricardo Maldonado. Finalmente, después de insistir en varios pasajes en la fuerte identificación de los ciudadanos de Crespo con la centenaria empresa, Sagemüller sostuvo que “el plan estratégico” para sostener la empresa fue un mandato de su padre, el fundador de la firma, que le dijo cuando comenzó a trabajar: “Hacé lo que quieras con la empresa pero no la vendas. Por eso la estamos peleando”. Por su parte Mendonça realizó un análisis de las condiciones económicas y sociales de comienzo de la década similar al de Sagemüller, y requerido para que aporte a resolver la controversia que motivó el juicio, si la empresa tenía fondos como sostiene la AFIP, informó: “No, la firma no tenía fondos libres” para hacer frente a esas erogaciones. Además amplió recordando que “los saldos de los fondos propios más los sobregiros del Bersa y de otros bancos no alcanzaban para cubrir esos compromisos”. En la jornada de ayer expusieron cinco peritos, que coincidieron en destacar la predisposición de los distintos empleados de Sagemüller ante el requerimiento de documentación para realizar las pericias. Los técnicos señalaron que los saldos disponibles en caja de la empresa eran ínfimos y en algunas circunstancias eran negativos. ¿Quién les dijo? Sagemüller se encontraba tranquilo sentado escuchando la lectura de la elevación a juicio cuando imprevistamente en el salón ingresó la prensa. Su rostro cambió y su gran cuerpo se echó hacia adelante para tratar de saber qué pasaba. En voz baja consultó a Federik por la cobertura periodista. ¿Quién les dijo. Por qué lo cubren?, preguntó un tanto molesto y la respuesta del letrado fue tajante: “El juicio es oral y público. Está todo bien”. El hombre de Crespo informó en varias oportunidades que su empresa se encuentra concursada. “También estoy concursado personalmente”, aclaró moviendo el pie izquierdo, y dejando ver que la media de color azul se encontraba un tanto deshilachada. Un momento de color fue cuando la presidenta del tribunal consultó a las personas cuánto ganan por su tarea. Medina informó que eran 2.700 pesos, en tanto que la magistrada tras consultar al resto dijo que no era necesaria la respuesta por entender que se encontraba frente a empresarios. (Fuente: UNO)
Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema 
#Juzgado federal
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Libertad productora SRL no tiene responsabilidad alguna por comentarios de terceros.Los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente.
INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina. Reglamento
Comentarios