Lunes 30 de mayo de 2011
  |  
Paraná
Paraná: reconstruyeron un maxilar mientras extirpaban un tumor
Dos equipos de profesionales trabajaron durante 17 horas en un sanatorio de Paraná para extirpar un tumor de lengua. Mientras un grupo realizaba la cirugía el otro utilizaba parte del peroné para hacer una nueva mandíbula.
cirujanodoctormedico.jpg
La cirugía fue inedita en Entre Ríos.

D

os equipos médicos, uno encabezado por el cirujano Ramiro Ferlatti y otro por el doctor Roque Adan –jefe de cirugía del Hospital Británico de Buenos Aires-, trabajaron durante 17 horas seguidas para extirpar un tumor de lengua que comprometía el maxilar inferior y la piel de un hombre de 50 años y reconstruir el maxilar con parte del peroné del mismo paciente. "Lo que se hizo -explica Ferlatti- fue una resección oncológica de todo el tumor, en bloque, y se sacó todo". Todo quiere decir lengua y maxilar inferior completo. Técnicamente la intervención se denomina "resección oncológica del tumor primario, con vaciamientos ganglionares", explicó el especialista. Se sacan, además, los ganglios del cuello. Mientras Ferlatti se dedicaba con un equipo a extirpar el tumor y los órganos tomados, Adan cortaba parte del peroné "cinco centímetros por encima de la articulación" y otros cinco centímetros con respecto a la rodilla, para comenzar la tarea de crear un maxilar. En resumen, indica el profesional, "una vez que se saca el tumor, con todos los ganglios del cuello, se hace una nueva mandíbula con el hueso del peroné y nuevo maxilar inferior". La lengua, en tanto, se reconstruye con los tejidos blandos del peroné. En este caso, detalla, "se utilizaron dos colgajos: el colgajo del pectoral y un colgado del peroné". Ramiro Ferlatti es cirujano oncológico de cabeza y cuello. Se recibió en la Universidad de Córdoba, se especializó en Buenos Aires y trabajó durante dos años en el prestigioso Instituto Roffo de Buenos Aires. Desde 2003 se desempeña en Paraná y hace poco menos de dos años ya había sido destacado a raíz de una operación inédita - realizada en el Hospital San Martín- en ese caso por una intervención quirúrgica en la cual quitó cuatro anillos de la tráquea para extirpar un tumor y luego volver a unirlos. Esta vez, Ferlatti trabajó con su profesor de Buenos Aires el doctor Adan, pero también con un importante equipo de profesionales locales: los doctores Sebastián Carnevale, Federico Secchi, Osvaldo Hernández, el anestesiólogo Marcelo Giraudo y las instrumentadoras Zulma Corona y Pamela Penco. Inédito en Entre Ríos Es la primera vez que esta operación de altísima complejidad se realiza en un instituto de la provincia. El valor del procedimiento, subraya Ferlatti, es que en este caso se efectúa "una reconstrucción con colgajo microvascularizado del peroné". Esto qué quiere decir: no se trata sólo de cortar una parte del hueso y realizar las oportunas "osteotomías" -cortes- para moldear un hueso recto y reconvertirlo en una mandíbula. La tarea más compleja es la microanastomosis o el procedimiento por el cual ese hueso que se implanta puede mantener su forma y su función a través del tiempo. "Es como un autotrasplante: se hace una microanastomosis de los vasos del peroné a los vasos faciales, de dos milímetros, se utilizan agujas e hilo como un pelito, son casi invisibles al ojo humano", detalla y expresa que de esta manera "se hace esa unión entre las arterias del colgajo y las que le van a dar la irrigación desde el cuello". Este procedimiento quirúrgico reconstructivo, explica Ferlatti, "es gold standard en todo el mundo, no hay mejor procedimiento para reconstruir un maxilar inferior que usar peroné como lo hicimos acá, perfectamente bien en el sanatorio La Entrerriana". Hasta hace poco tiempo para reconstruir un maxilar lo que se utilizaba era huesos de la cadera pero "no vascularizados". Es decir, no se realizaba la microanastomosis y esos pequeños vasos que nutren al hueso no cumplían su función. Como resultado, con el tiempo, "esos huesos se iban reabsorbiendo, se iban desintegrando y el maxilar se caía, la boca se torcía y el paciente tenía problemas serios". Ferlatti resalta que "el hecho de hacer una nueva mandíbula con peroné es la primera vez que se hace acá en Entre Ríos". Y en esa dirección destaca el valor de la intervención, en cuanto a que el maxilar inferior no sólo tiene una función estética, "porque nos moldea la cara", sino también una cuestión funcional clave: "es lo que nos permite masticar y morder". Esta operación, que en este caso se realizó con total éxito a un paciente de 50 años, "garantiza que pueda después tener una reconstrucción no sólo cosmética sino también funcional, inclusive en el hueso nuevo se pueden hacer implantes dentarios", especifica.
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Libertad productora SRL no tiene responsabilidad alguna por comentarios de terceros.Los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente.
INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina. Reglamento
Comentarios