Viernes 27 de diciembre de 2019
  |  
Política
Piden que se revise la inocencia de un funcionario de Bordet
El flamante titular de la Unidad Ejecutora Provincial, Cristian Treppo, fue sobreseído en un causa por supuesto falso testimonio, pero la Fiscalía pide que se revoque la resolución. Un juez debe resolver sobre el asunto.
treppoanalisis
Treppo quiere que se confirme el sobreseimiento.

L

a situación judicial del ex intendente de Seguí y actual titular de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP), Cristian Álvaro Treppo, quedó en espera de la resolución que adoptará el juez de juicio Pablo Vírgala que, después de escuchar este jueves al fiscal Franco Bongiovanni y al defensor Germán Treppo, deberá resolver si confirma o tuerce la resolución que adoptó el último 20 de noviembre la jueza de Garantías Elisa Zilli. La magistrada dispuso entonces el sobreseimiento de Treppo.

Ahora, deberá resolver Vírgala, pero dijo que se tomará tiempo para analizar el caso, y oportunamente dará a conocer su decisión.

Treepo está acusado del delito de falso testimonio. La Fiscalía entiende que el exintendente de Seguí  “mintió” cuando declaró como testigo en 2018 en el juicio que se le siguió al exvicegobernador Héctor Alanis (PJ) y al exsenador radical Humberto Re por el desvío de unos 6 millones de dólares de las cuentas del Senado de Entre Ríos, proceso al cabo del cual ambos terminaron condenados. La defensa sostiene que Treppo nunca debió ser llamado como testigo porque estuvo investigado en esa causa y se le dictó el sobreseimiento por prescripción en 2007.

Lo que dice el archivo


“Venimos a pedir la revocatoria del sobreseimiento”, planteó el fiscal Bongiovanni ante el juez Vírgala. Argumentó la petición en el hecho de que el exintendente de Seguí “fue testigo” en el marco de la causa Alanis/Re, y en esa calidad contestó por escrito un pliego de 41 preguntas.  “Treppo fue testigo en base a una requisitoria fiscal. No solo su declaración fue interesada por la Fiscalía, sino que fue autorizada por el tribunal. Pero además, Treppo ocupó ese rol de testigo sin manifestar ningún tipo de oposición, y amparándose en la facultad propia del cargo que ocupaba, en ese momento intendente de Seguí, y lo hizo por escrito. Fue testigo porque no pesaba sobre él ningún impedimento legal. Sostenemos que no solo fue testigo, sino que mintió y mintió de forma deliberada”.

El fiscal explicó que “ante la contundencia de la evidencia que acredita de modo tan fuerte que Treppo fue testigo, la jueza Zilli sostiene la atipicidad, diciendo que Treppo fue testigo no debiendo serlo. Y que si lo fue, debió avisarse de la posibilidad de abstenerse de declarar”. Bongiovanni sostuvo que el exintendente de Seguí nunca estuvo imputado en la causa, y que además le fue dictado el sobreseimiento por prescripción en 2007.

En función de esos argumentos, pidió que se revoque el sobreseimiento y así permitir la continuidad del proceso que, de ese modo, debería desembocar en el pedido de remisión de la causa a juicio oral, informó Entre Ríos Ahora.

En oposición, el defensor Germán Coronel aseveró que la sentencia de la jueza Zilli fue “ejemplar”. Al respecto, abundó. “El fallo es muy rico desde el punto de vista dogmático y práctico. Lo ha hecho en base a su competencia como jueza de Garantías. El juez de garantías es una pieza importante para tutelar los intereses de la gente. Hay que decir que hay jueces de Garantías que todavía están muy tibios en asumir su rol”.

Lo que dice el archivo


Coronel señaló que el tribunal que juzgó a Alanis y a Re y que leyó la declaración por escrito de Treppo en ningún momento ordenó la instrucción de una causa por falso testimonio. “Es una denuncia de oficio de la Fiscalía contra Treppo, pero no surge de un mandato del tribunal de juicio que sentenció a Alanis y a Re. En esa causa, Treppo fue imputado y sobreseído por prescripción. Y con ese sobreseimiento, Treppo nunca pudo haber sido testigo creíble para ningún actor, ni para Fiscalía ni para los jueces.  Treppo nunca debió haber sido testigo. A ninguno le hubiera servido, aún cuando dijera la verdad, que dijo la verdad. Pero además, decir que Treppo mintió en ese juicio no deja de ser una expresión. No reúne elementos básicos de un agravio. No ha probado la Fiscalía que haya habido arbitrariedad de la jueza Zilli en su sentencia”, afirmó el defensor.

A criterio de Coronel, Treppo fue llevado a declarar en causa propia:  fue parte del juicio y sobreseído en esa causa. “Treppo nunca hubiera sido creíble. Era un sujeto absolutamente inhabilitado para ser testigo”, planteó.  Pero de igual modo, recordó, se lo llamó a declarar. Entonces, planteó una duda de modo mordaz: “No digo que se lo llamó para hacerle pisar el palito para iniciarle esta causa por falso testimonio, porque se les escapó de la causa principal. No digo eso”.

“El fallo no es arbitrario”, sostuvo, y planteó que “la Fiscalía no ha podido conmover los argumentos de la jueza. Es absurdo suponer que Treppo haya mentido”. En función de eso, pidió que se rechace la apelación, que el juez Vírgala confirme el fallo de Zilli, aunque en caso de que ello no fuera así, hizo reserva del caso Federal.

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema 
#Justicia
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Libertad productora SRL no tiene responsabilidad alguna por comentarios de terceros.Los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente.
INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina. Reglamento
Comentarios